Cómo hacer una reclamación del seguro de vivienda y en qué situaciones es válido

No todos los accidentes sobre tu vivienda pueden reclamarse dentro de la cobertura de tu póliza de seguro de hogar, por eso debes estar informado al respecto para hacer tu reclamación

Cómo hacer una reclamación del seguro de vivienda y en qué situaciones es válido
El seguro de vivienda protege tu casa y el dinero que has invertido en ella, pero debes confirmar la cobertura de tu póliza.
Foto: Gabby K / Pexels

Comprar una casa es muy costoso, es la adquisición más cara que tendrás, por ello lo mejor siempre es protegerla al igual que tus finanzas puestas en ella. El seguro de vivienda es la póliza que va a proteger tu hogar de cualquier daño que esté previamente establecido en el producto. Sin embargo, debes tener en claro cuál es su cobertura y cómo debes hacer una reclamación válida para que realmente adquieras la protección que deseas.

¿Qué tipo de eventos cubren los seguros de vivienda?

Cada producto es diferente y pueden variar de estado a estado y de compañía a compañía, pero hay ciertas generalidades que se presentan en la cobertura de los seguros de vivienda. Los riesgos usuales que suelen cubrir las pólizas son:

Robo y vandalismo. El seguro de hogar estándar incluye protecciones en caso de que tu casa o tus pertenencias sean objeto de vandalismo o robo. Incluso puede proteger tu vehículo estacionado fuera de tu hogar.

Fuego. Por lo general, se cubren muchas causas de incendios domésticos como se especifique en tu póliza.

Granizo y viento. La póliza estándar generalmente proporciona protecciones razonables contra el granizo y las tormentas de viento, pero es posible que necesites cobertura adicional si vives en un área de alto riesgo, por ejemplo, en zonas de tornados.

Explosión. Si hay una explosión dentro o alrededor de tu casa, la póliza promedio cubre cualquier daño resultante de la explosión inicial.

Objetos caídos. Esto se refiere a cosas que caigan del cielo como satélites, asteroides, meteoros y desechos espaciales generalmente están cubiertos por la póliza de seguro estándar para propietarios de viviendas.

Hay otro tipo de accidentes o desastres naturales que no suelen cubrirse con una póliza de seguro de vivienda regular, sino que requieres de una póliza especializada en el tema. Estos son los problemas para los que debes contratar otro tipo de seguro:

Inundación. Las inundaciones se manejan de manera diferente a los daños causados ​​por el agua y, a menudo, requieren una cobertura separada.

Huracán. Si vives en un área propensa a huracanes, es posible que necesites un seguro adicional contra huracanes para cubrir el riesgo de inundaciones y otros daños que normalmente no están cubiertos por la póliza de seguro de hogar estándar.

Moho. Por lo general, el moho sólo está cubierto si es causado por un peligro cubierto por tu póliza, por lo que es posible que debas considerar una cobertura adicional si vives en un área o propiedad propensa al moho.

Tal como lo ves con la información anterior, los daños por agua suelen ser un tema delicado porque no todas las pólizas los cubre. Desde las tuberías dañadas hasta los desastres naturales que inunden tu casa es muy posible que requerirá un seguro especial.

¿Cómo hacer un reclamo?

Después de que suceda una urgencia dentro de tu hogar, es necesario que lo más pronto posible solicites un reclamo de tu seguro de vivienda.

1. Comunícate con la aseguradora

Tan pronto como ocurra un accidente que dañe tu vivienda, no pierdas tiempo y llama a la compañía de seguros. En ese contacto, resuelve todas tus dudas acerca del daño que has padecido para confirmar que lo cubre tu póliza. No te olvides de tomar los datos del agente que te atienda, para sustentar la información que te brinde.

2. Completa el formulario de reclamaciones

Después de presentar el reclamo, tu proveedor de seguros generalmente puede enviar una mitigación de emergencia. Para hacerlo, es posible que tu compañía de seguros desee conocer varios detalles específicos en tu formulario de reclamaciones para poder enviar la ayuda adecuada. Esto generalmente incluye:

• Información personal
• Número de póliza
• Ubicación de la pérdida
• Fecha del incidente
• Causa de la perdida
• Monto estimado de la pérdida

La mayoría de los expertos en seguros también recomiendan enviar evidencia fotográfica y en video para respaldar tu reclamo siempre que sea posible, ya que podría ser de gran ayuda para proporcionar pruebas para tu reclamo.

3. Permite la inspección

Al enviar tu reclamo, la compañía de seguros generalmente enviará un ajustador de reclamos para evaluar la situación y presentar un informe oficial para la aprobación del reclamo.

Es importante que estés presente cuando el ajustador inspeccione la propiedad. Si hay detalles que sientes que se están escapando, es necesario que le hagas ver al ajustador todos los daños, por muy mínimos que parezcan.

4. Esperar y reparar

Después de la cita con un ajustador de seguros, es posible que debas esperar los cheques de pago del reclamo de tu compañía de seguros para poder completar tus reparaciones. Tu pago puede emitirse a través de múltiples pagos parciales, lo que te permite trabajar en etapas mientras realizas reparaciones temporales, reemplaza tus pertenencias y completa las reparaciones más permanentes.

¿Qué hacer cuando se rechaza tu reclamo de seguro?

El hecho de que presentes una reclamación de seguro no significa que será aprobada. Tu compañía de seguros generalmente te notificará su decisión sobre el reclamo con una carta de explicación enviada por correo.

Es posible que no siempre puedas disputar un reclamo de seguro denegado, especialmente si la pérdida no fue un peligro que cubra tu póliza. Si crees que el daño debe estar cubierto, puedes presentar una apelación formal dentro de un plazo específico o consultar a un tasador público para obtener asesoramiento sobre los próximos pasos. Sin embargo, no hay garantía de que se apruebe la reclamación.

También te puede interesar:

• La increíble póliza de seguro que podría pagarte dinero aunque tu propiedad no se dañe
• Seguro de Vivienda vs Seguro para Inquilinos: en qué se diferencian y cuál me conviene más
• Si alquilas un departamento, ¿realmente se necesita un seguro para inquilinos?