Cómo identificar un cheque alterado y protegerte contra este tipo de fraude

No debe confundirse con cheques falsos, descubre la diferencia entre ambos

Cómo identificar un cheque alterado y protegerte contra este tipo de fraude
Cheque alterado usualmente es un tipo de fraude efectuado por el beneficiario y no por el emisor.
Foto: Startup Stock Photos / Pexels

Después de los cheques falsos, los cuales suelen ser la forma más común de fraude, existen los cheques alterados los cuales, aunque son originales, tienen cambios en el llenado de datos casi imperceptibles, por lo que pueden ser rechazados por cualquier institución bancaria, haciendo imposible su cobro.

Este método de engaño es sólo uno de los cuatro más comunes: firma falsificada, cheque falso y cheques remotos. Según la Sección 3-407 del Código Comercial Uniforme (UCC), para ser considerado como cheques alterado, éste debe haber sido manipulado con:

  • Un cambio no autorizado en una sección que pretenda modificar en cualquier aspecto la obligación de una de las partes.
  • La adición no autorizada de palabras, números u otro cambio a un instrumento incompleto relacionado con la obligación de alguna parte.

La responsabilidad de un cheque alterado puede residir en las diversas partes involucradas, incluido el cliente, el banco en el que se gira y el banco que presenta el cheque, dependiendo de la negligencia evidente, según la UCC. En algunas ocasiones, la responsabilidad de un cheque alterado recae en el tenedor del cheque y otras veces en el banco librado.

Un banco librado, que es la institución que emite el pago del cheque, puede negarse a aceptar la pérdida en determinadas circunstancias, como puede ser argumentando la negligencia del cliente o si el fraude fue perpetrado por una persona reincidente o un posible estafador.

Cabe señalar, que este tipo de fraude afecta más a los emisores dueños de la chequera, debido a que se sustraen fondos de sus cuentas, que a los beneficiarios.

Precauciones sobre un cheque alterado

La Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos emitió algunas sugerencias para protegerte contra este tipo de fraude.

Cuando suscribes un cheque, debes evitar a toda costa dejar grandes espacios en blanco en las líneas donde van los números o cantidades cuando escribes el instrumento. Por otro lado, también debes informar de manera inmediata a la institución financiera librada cuando tu chequera ha sido robada o está extraviada.

La alteración usual de la cantidad resulta cuando añaden o sobreponen, casi imperceptiblemente, una cifra distinta a la que se emitió el cheque. También el cambio de beneficiario es posible de suscitarse, aunque es menos común, según Investopedia.

Para aquellas personas que trabajan dentro de una institución financiera, es importante asegurarse de que la escritura a mano de letras o números sea consistente y no tenga signos de borrado o alteración.

Cualquier banco está en su derecho de negarse a pagar un cheque si considera que ha sido alterado.

También te puede interesar: