La curiosa estafa del “dinero negro” en el que podrían robarte $1,000 dólares o más

Por si fuera poco, es complicado denunciar esta práctica

La curiosa estafa del “dinero negro” en el que podrían robarte $1,000 dólares o más
Los estafadores se pueden ganar tu confianza al grado de hacerte cometer un posible delito.
Foto: Vojtech Okenka / Pexels

Las grandes capacidades que tienen los estafadores de ganarse la confianza de sus víctimas se ven magnificadas en la denominada estafa del “dinero negro” (black money scam), con la que podrían robarte $1,000 dólares o más con la promesa de que obtendrías casi $8,000 dólares extra.

Tal como si fueras el protagonista de una película o serie de mafiosos, el estafador le muestra a la víctima un maletero de un automóvil con millones de dólares en billetes. Pero este “efectivo” no es normal, está pintado de negro con el argumento de que para que pudiera pasar por la aduana sin ser detectado, fue “maquillado” de esa manera para camuflarse con un abrigo del mismo color. Este dinero pintado podría estar de color negro, por eso mimo así se le conoce a esta estafa, o incluso de color blanco, según Scam Detector.

El supuesto problema radica en la manera adecuada para quitar la pintura. Aquí es donde comienza a surtir efecto la futura estafa en la que podrías caer.

El delincuente te hace creer que te puede dar parte del botín si les ayudas a comprar el removedor. Sin embargo, la cantidad de limpiador es alta, de ahí que requieren de que aportes dinero para comprarlo. Incluso el estafador podría traer una muestra consigo del supuesto químico con el que te hace una prueba de cómo funciona con un billete real, haciendo la prueba delante de tus ojos y revelando el papel moneda de manera mágica. Lo que no sabes es que es de los pocos billetes reales en el montón de papeles que puedes ver.

Suponiendo que aceptas dar los $1,000 dólares por recibir $8,000 o más. Pero como ellos saben que no vas a darles el dinero así sin más, te llevan a la tienda donde lo comprarán. Todavía el vendedor, que es parte del grupo de la estafa, puede hacer una nueva prueba con el “químico” que te van a dar para demostrar que funciona. Las compran y el estafador te da tu líquido y parte del dinero correspondiente por tu ayuda.

Cuando finalmente llegas a tu casa y comienzas a hacer el procedimiento que dos veces viste, y tras varios intentos, comienzas a percatarte de que has sido engañado y lo único que tienes en tu poder es una cúmulo de papeles basura.

Lo complicado de esta estafa es que al ser supuesto dinero ilegal, denunciarlo podría complicarse porque te implicaría de manera consciente en la participación de un presunto delito. Lo que te recomendamos es nunca aceptar ningún tipo de dinero fácil y menos cuando implica dar el propio.

También te puede interesar: