Las 4 estafas más comunes en el 2020

Los delincuentes ganan la confianza de sus víctimas hasta obtener lo que quieren: dinero

Las 4 estafas más comunes en el 2020
Los estafadores no aprovechan su anonimato y captan la confianza de sus víctimas para robarles su dinero.
Foto: Luis Villasmil / Unsplash

Desde que comenzó el 2020, los estafadores ya hacían alarde de todas sus habilidades criminales al grado de que el gobierno de Estados Unidos alertó de las 4 estafas más comunes con las que cerraron el año y de las que debes estar atentos siempre para no caer en la trampa.

El portal gubernamental usa.gov resaltó que en buena medida este tipo de delitos resultan altamente complicados de perseguir porque son los propias víctimas las que por voluntad ceden su información personal y sobre sus cuentas financieras (Seguro Social, cuentas bancarias, tarjetas de crédito), a pesar de que caigan por engaños de estos delincuentes que se ganan la confianza de las personas. De hecho, mucha de estas estafas surgen por medio de llamadas telefónicas.

Los fraudes más comunes de este 2020 son:

1. Estafas del Seguro Social

Según la página de internet del gobierno de EE.UU., hay denuncias de llamadas telefónicas de una persona o grabación que asegura que tu número de Seguro Social fue suspendido o que podrías perder tus beneficios, por lo que le solicitan su dígito para supuestamente evitar esta situación.

El Seguro Social nunca va a solicitar que pagues inmediatamente una multa o tarifa, ni te va a prometer un aumento de beneficios a cambio de dinero.

Si consideras que has sido víctima de este tipo de estafas, repórtalo a la línea directa sobre fraude de la Administración del Seguro Social (SSA).

2. Estafas de impuestos

Delincuentes se hacen pasar por agentes del Servicios de Rentas Internas (IRS) en las llamadas telefónicas en las que amenazan a los contribuyentes con enviar a la policía a su casa o arrestarlo por no pagar sus impuestos. De esta manera, le proporcionan un supuesto numero de cuenta en la que puedes depositar los impuestos adeudados.

El IRS no te contactará por correo electrónico ni teléfono para solicitar información personal ni mucho menos pagos para realizar.

Si adeudas impuestos, te van a solicitar que escribas tus cheques a nombre de “United States Treasury”. No te van a pedir realizar ningún depósito ni información de tus cuentas bancarias para extraer el pago.

3. Estafa del amor

Las aplicaciones de citas o las redes sociales son los principales puntos de encuentro entre víctimas y delincuentes.

Aunque parezca increíble, existen personas que, guiadas por el corazón y no la razón, ceden dinero y cierta información a sus supuestos pretendientes, cayendo en una estafa inminente. La Comisión Federal de Comercio (FTC) alerta sobre que muchos de estos delincuentes incluso se hacen pasar por militares en el extranjero o médicos de organizaciones internacionales que, con falsas promesas, solicitan apoyo económico de sus víctimas. Y lo consiguen, quedando no sólo sin dinero sino con el corazón roto.

4. Estafa en la salud

Son un sinfín de productos médicos y medicamentos falsos que venden por internet de forma ilegal que no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y por el que no sólo puedes perder tu dinero sino poner en riesgo tu salud.

Asimismo no creas en soluciones promocionadas como milagrosas que afirman curar enfermedades degenerativas y sin solución comprobada como son el cáncer, el Alzheimer, SIDA, diabetes e incluso hasta aquellos que aseguran garantizarte mejorar tus capacidades cognitivas o bajar de peso de forma rápida y sin esfuerzo.

También te puede interesar: