Cómo la inflación impactará en tu bolsillo en 2021

Lo bueno y lo malo de la inflación para Estados Unidos en 2021

Cómo la inflación impactará en tu bolsillo en 2021
Muchos estadounidenses podrían ganar menos dinero y tener menor poder adquisitivo
Foto: Kevin Schneider / Wunderstock

Tanto se ha hablado de la inflación en Estados Unidos a causa del coronavirus durante prácticamente todo el 2020, que podríamos no tener tan claro su impacto en el próximo año. El encierro al que fuimos sometidos, por necesidades de salud, generó el cierre de muchas empresas y la falta de empleo, también un cambio drástico en la forma de consumo. El cheque de estímulo y los beneficios de desempleo ampliado amortiguaron un poco el golpe económico en el país y de varias familias. Pero cuando culmine este año, con muchos de estos programas expirados y sin un nuevo paquete de estímulo a la vista, es claro que para 2021 tu bolsillo podría verse más afectado.

¿Qué significa la inflación para tu bolsillo en 2021?

La inflación, en términos llanos, es la alza en los niveles de precios. Desde la última crisis económica de 2008, Estados Unidos había experimentado una baja, casi nula, inflación e incluso, en algunos sectores, hubo hasta deflación (disminución en los niveles de precios).

Para 2021, tal como lo explican en Bloomberg, es probable que los estadounidenses vean que los precios se disparan en una variedad de sectores el próximo año, gracias en parte a las vacunas Covid-19 que potencialmente impulsarán la demanda de bajas por pandemias como los viajes.

De acuerdo con GOBankingRates, la naturaleza de inflación que se está considerando que sucederá en EE.UU. en 2021 es del 2% al 4%, relativamente moderada. Sin embargo, el golpe puede resentirse aún más fuerte cuando los millones de empleos perdidos no se recuperan.

La característica primordial de la inflación radica en el poder adquisitivo. Surge cuando, por ejemplo, con $10 dólares podías comprar diversos comestibles como pueden ser leche, cereal, verduras y hasta carne, y ahora con la misma cantidad de dinero, supongamos, sólo puedes comprar leche y cereal.

El poder adquisitivo se afecta, pero es más grave cuando ahora tienes $10 dólares, pero ante la falta de empleo, no sabes cuándo volverás a tenerlos.

Después de lo acontecido en el 2020 con el coronavirus, las empresas de cualquier tamaño (micro, pequeñas, medianas y hasta las grandes), a pesar de que aumenten sus precios en productos y servicios, la falta de poder adquisitivo podría generar pocas ventas en comparación con un alto precio de producción. Y como suele pasar, en 2021, aunque se recuperaran todos los empleos perdidos, muchos de estos tendrían ajustes salariales a la baja, por lo que los ingresos ajustados seguirían manteniéndose un largo tiempo. Es decir, si antes te garantizabas tener $10 dólares en la bolsa cada mes, ahora podrías sólo obtener $9 u $8 dólares e igual te alcanzaría para muy poco.

Hay un punto positivo de la inflación

Como en muchos niveles de la economía mundial: lo que es la desgracia de muchos, puede ser la ventaja de pocos. Una inflación no afecta a todos los sectores productivos de un país de la misma manera. Podría haber ciertas empresas que podrían beneficiarse de este momento, que generarían empleos y equilibrarían la economía.

Por ejemplo, durante este 2020 y muy posiblemente el 2021, los servicios digitales, el manejo de software, alta tecnología, envíos por paquetería, entre otros, aumentaron su nivel de producción, se han expandido y, al hacerlo, las empresas invierten más y generan nuevos empleos.

Otro punto tiene que ver con la cuestión de préstamos y ahorro. Si bien con la inflación las tasas de interés suben, lo que podría generar una crisis de deuda, para los ahorradores significa una posibilidad de crecimiento, porque los bancos comienzan a pagar intereses nuevamente en las cuentas corrientes.

Y aquellos que tienen la fortuna de ganar salarios altos en tiempos de inflación, mantienen la economía social a flote, porque se ven más motivados a gastar dinero. Todo finalmente, aunque pudiera ser un proceso tardado, vuelve a su equilibrio y con esos $10 dólares, posiblemente, volverías a comprar la misma cantidad de productos que antes.

También te puede interesar: