Cómo la inflación puede afectar tu declaración de impuestos de 2022 el próximo año

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) realiza ajustes cada año con base en la inflación que podrían beneficiar a los contribuyentes a pagar menos impuestos para su declaración de 2022

Aunque a nadie le gusta a la inflación, te favorece más en lo que se refiere a tu declaración de impuestos.
Aunque a nadie le gusta a la inflación, te favorece más en lo que se refiere a tu declaración de impuestos.
Foto: Shutterstock

Desde ahora, podríamos afirmar que cuando se vea al 2022 en la historia se le va a describir como el año de la inflación en Estados Unidos. Pero hasta que eso pase, nos tenemos que preocupar por el ahora, y en este presente todo está carísimo. Mucho se habla de los precios, pero ¿te has puesto a pensar qué pasará con tus impuestos cuando los declares en 2023?

Junio significó el mes con la inflación más alta en lo que va del 2022 y no vista en hace 40 años, con un 9.1% interanual. Julio fue un periodo de estabilización y reducción del índice de precios al consumidor de la Oficina de Estadísticas Laborales al 8.5%. A pesar de ello, sigue siendo muy elevada. Todo parece adverso. Te tenemos una buena noticia: en tu declaración de impuestos la inflación puede beneficiarte.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) hace ajustes anuales a algunas de sus disposiciones fiscales. Cuando la inflación es alta, la agencia puede aumentar efectivamente el valor de algunos créditos y deducciones fiscales federales. Incluso el margen de ingresos de las tasas impositivas cambian, por lo que este año podrías ganar lo mismo que el anterior y posiblemente pagar menos impuestos.

Aun con la alta inflación, las siete tasas del impuesto federal sobre la renta no cambian de un año a otro. Eso quiere decir que se mantienen las tasas impositivas del 10%, 12%, 22%, 24%, 32%, 35% y 37%, con base en los ingresos que reportes en tu próxima declaración de impuestos. No así los tramos vinculados a esas tasas, ya que esos sí sufren ajustes con base en la inflación anual.

Para ser más claros, el IRS puede ampliar los tramos de ingresos para cada una de las tasas de impuestos, por lo que puede darse el caso que, aun cuando tus ingresos no varíen de un año a otro, puedas pagar menos impuestos.

Por ejemplo, la tasa impositiva sobre la renta del 22% se aplicó a contribuyentes individuales con ingresos imponibles de $40,526 a $86,375 dólares durante 2021. En cambio, para 2022, la tasa del 22% se aplicará a contribuyentes individuales con ingresos de $41,776 a $89,075 dólares. Si durante ambos años ganaste $41,000 dólares, pasarás de pagar el 22% a sólo el 12% cuando presentes tu declaración de impuestos del siguiente año, ya que esta tasa se aplica para contribuyentes individuales que ganaron entre $10,276 y $41,775 dólares durante 2022.

Esta tendencia podría repetirse si la alta inflación persiste durante buena parte del 2023, por lo que eso podría beneficiar a cada vez más personas que se encuentren en los límites de los tramos de ingresos de las tasas impositivas.

No sólo eso, la deducción estándar utilizada por muchos contribuyentes también se ajusta, tomando en cuenta la inflación. Para 2022, el IRS aumentó la deducción estándar para diferentes estados de presentación (por ejemplo, soltero, cabeza de familia, casado que presenta una declaración conjunta, etc.) en un poco más del 3%.

Eso significa que, cuando presentes tu declaración de impuestos el próximo año, tendrás una deducción estándar de $12,950 dólares si eres soltero. Eso es significativamente más alto que la tasa de aumento para los montos de deducción estándar de 2021, que fue de $450 dólares menos. Para una pareja casada que presenta una declaración conjunta, la deducción estándar de 2021 fue de $25,100; en 2022, aumentó a $25,900 dólares.

También te puede interesar:

• Si tienes una deuda estudiantil y la puedes cancelar, ¿debes pagar impuestos sobre ella en EE.UU.?
El IRS podría cambiar próximamente la forma en la que los estadounidenses declaran sus impuestos
• Impuestos en EE.UU.: cómo es el proyecto que permitiría que todos declaren gratis y fácil sin intermediarios