Cómo puedes aumentar tus contribuciones al Seguro Social para obtener mayores beneficios en la jubilación

Con estos pasos obtendrás el máximo beneficio para tu retiro

Cómo puedes aumentar tus contribuciones al Seguro Social para obtener mayores beneficios en la jubilación
Las declaraciones de impuestos por pareja también pueden ayudarte a obtener un mayor beneficio del Seguro Social para ambos.
Foto: Craig Adderley / Pexels

La aportación del Seguro Social se realiza por dos vías: una contribución tuya del 6.2% de tu salario y otra igualada por tus empleadores. Hasta ahí todo normal, pero si quieres realmente obtener los mayores beneficios de tu seguridad para tu jubilación, es necesario que aumentes tus contribuciones.

El cálculo de tus beneficios se realiza con base en los 35 años en los que más ganaste dinero, vengan de donde provengan pero siempre y cuando se hayan declarado en tus impuestos y se les haya hecho el gravamen correspondiente para ser considerados dentro de tus aportaciones al Seguro Social, por eso es importante que cada año realices tu declaración lo más minuciosamente posible y hayas estado laboralmente activo durante todo ese tiempo.

¿Qué pasa si no trabajaste 35 años? Es un tema importante. Te recomendamos que entre más pronto entres al mundo laboral, mucho mejor para ti, porque más oportunidad tendrás de percibir una buena entrada económica de tu seguridad social para tu jubilación. Si no trabajas durante ese lapso, los ceros también suman en tu cálculo, por lo que provocan que tu beneficio se vea afectado y sea menor al que podrías aspirar.

La mejor manera de aumentar tus contribuciones para el Seguro Social es ganando más dinero. Si tienes un trabajo estable que requiere de un horario y donde tu empleador aporte a este rubro para tu retiro, no te conformes con ello. Busca realizar trabajos como independiente o tener ingresos extras registrados al Servicio de Rentas Internas para que sean avalados dentro de tu 6.2% de contribución. Te recordamos que la cantidad límite de contribución es hasta los $132,900 dólares en 2019 para que se calculen dentro de tu seguridad social para el pago de tu jubilación. En pocas palabras, sólo podrás aportar al Seguro Social hasta alrededor de $8,239.80 dólares en 2019 y podrían ser duplicados por tu empleador.

El reclamo por el Seguro Social es hasta la edad plena de jubilación que es entre los 66 y 67 años de edad, sin embargo, desde los 62 puedes comenzar a disfrutar de este beneficio para el retiro, sólo que será menor. Si quieres obtener la mensualidad más alta a la que puedas aspirar, lo recomendable es cobrar hasta los 70 años, ya que los pagos aumentan alrededor de 8% cada año desde los 62 años hasta ese tiempo, edad en la que se alcanza la cifra máxima para lo que significó tu cálculo.

U.S. News señala que a los beneficiarios del Seguro Social menores de su plena edad de jubilación que ganen más de $17,640 dólares en 2019 se les retendrá $1 por cada $2 dólares que ganen por encima del límite. El año en que cumple su plena edad de jubilación, el límite de ingresos aumenta a $46,920 dólares y la multa disminuye a $1 retenido por cada $3 dólares devengados por encima del límite.

Asimismo, si la suma de tus ingresos brutos ajustados, los intereses no tributables y la mitad de tu beneficio del Seguro Social es más de $25,000 dólares para individuos y $32,000 dólares para parejas, hasta el 50% de tu beneficio del Seguro Social podría estar sujeto a impuestos. Si las fuentes de ingresos superan los $34,000 dólares individuales o $44,000 dólares para parejas, el impuesto sobre la renta podría adeudarse hasta en un 85% de su beneficio del Seguro Social.

Por último, para que sepas de cuánto podría ser tu beneficio, estés al pendiente del registro de tus ingresos y de que tus contribuciones estén registrados satisfactoriamente es indispensable que tengas una cuenta en Mi Seguro Social, donde incluso podrás visualizar de cuánto sería tu beneficio para tu jubilación y si tienes posibilidades de aumentarlo.