Con los altos precios de la gasolina y la inflación, cómo saber si te conviene salir de vacaciones o quedarte en casa

Todos merecemos vacaciones, especialmente de las angustias financieras actuales entre la alta inflación y los elevados precios de la gasolina, pero son estos factores los que deberíamos considerar para adaptar un posible viaje de verano

vacaciones

Con la inflación y los altos precios de la gasolina, deberías adaptar tus vacaciones de verano 2022. Crédito: Shutterstock

Todos nos merecemos unas tranquilas vacaciones de verano. Dejar de pensar en el estrés cotidiano del trabajo, la presión de la alta inflación y los elevados precios de la gasolina. Son estos dos últimos aspectos los que definitivamente deberíamos contemplar antes de apartar un paquete vacacional. Quizás no es lo que quisieras, pero debes hacer matemáticas para saber si te conviene salir de vacaciones en este contexto o si mejor te quedas en casa.

Luego de que en abril la inflación se redujo en 2 puntos porcentuales, en mayo, el índice de precios al consumidor (CPI) volvió a subir a 8.6% interanual. Los alimentos, como el huevo; la energía, especialmente la gasolina; y hasta los boletos de avión encabezan la lista de aumento de precios.

Como cualquier persona, estos temas angustian a cualquiera y suponen una razón más para querer desconectar la mente y despreocuparse en unas bien merecidas vacaciones de verano. El problema es que son precisamente estos los factores que deberías considerar antes de hacer cualquier plan. Tan altos son los precios y alejados de tu bolsillo podrían estar, que te recomendamos pensarlo dos veces, no desenfundar la tarjeta de crédito y valorar si sería mejor mantenerte en casa, sólo por esta ocasión.

De acuerdo con NerdWallet, los costos de alquiler de autos, alojamiento, comida en restaurantes y entretenimiento han aumentado. En pocas palabras, todas las actividades divertidas de verano que desearías hacer son más caras. Sólo por mencionar algo, las tarifas aéreas nacionales han aumentado un 47% desde enero.

Todos queremos salir a despejarnos de esta realidad abrumadora. Y aunque la decisión es personal, desde acá te recomendamos que te detengas un poco y valores si un viaje grande de una semana o más será relajante esos días, pero sólo abonará más a la presión financiera de tu bolsillo a corto plazo.

Retoma tu presupuesto y valora realmente si te alcanza. Revisa precio de boletos de avión o costos de gasolina, si realizas un viaje en auto. Podrías pensar que la tarjeta de crédito te salvará, pero si no tienes alguna recompensa a utilizar, los altos intereses podrían consumir más rápido tus dólares mes con mes. Me atrevo a decir que hasta podrías estar pagando en meses, y quizás más allá del siguiente año, tu viaje de unos días de ahora.

Según una encuesta reciente de ValuePenguin, alrededor del 29% de los estadounidenses dicen que se endeudarán para tomarse unas vacaciones este verano. Christopher Elliott, experto en la industria de viajes, considera preocupante este indicio de deuda.

“A la industria de viajes le gusta presentar sus productos como ‘imprescindibles'”, escribió Elliott en su página de internet. “Ofrecen recorridos únicos en la vida y cruceros de lista de deseos. Eso es bombo promocional. Sí, viajar es importante, pero no es esencial“.

No te decimos que no salgas o disfrutes de tus vacaciones, pero podrías hacer unos ajustes valiosos para tu bolsillo. Quizás en esta ocasión no es factible ir a una playa costosa, con altos precios en viaje de avión, hotel y comida. Por el contrario, tal vez convendría ir a la ciudad cercana un par de días y disfrutar de los atractivos turísticos cercanos. Incluso en el propio lugar donde vives: visitar algún museo o simplemente tener una relajante salida al parque más cercano a disfrutar del contacto con la naturaleza.

Según un estudio de la Universidad de Nueva York de 2020, el simple hecho de salir por carretera un par de días y generar un cambio de escenario, que no sea el cotidiano, puede abonar a la felicidad y la relajación.

“Los resultados mostraron que en los días en que las personas tenían más variabilidad en su ubicación física, visitando más ubicaciones en un día y pasando el tiempo proporcionalmente equitativo en estas ubicaciones, informaron sentirse más positivos: ‘felices’, ’emocionados’, ‘fuertes’, ‘relajados’ y/o ‘atentos'”, escribieron los investigadores, que siguieron a personas con rastreadores GPS y a quienes se les pidió que calificaran su estado de ánimo.

También te puede interesar:

• 4 formas de ahorrar en boletos aéreos incluso cuando suben las tarifas
• Seis compañías que ofrecen jugosos bonos de vacaciones como beneficio en EE.UU.
• Cómo saber si me conviene o no contratar un seguro de viaje en mis próximas vacaciones

En esta nota

precio del combustible

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain