Crédito Tributario por Hijos: cubre las necesidades básicas de las familias y no afecta el mercado de trabajo

Existen algunos críticos del Crédito Tributario por Hijos Permanente que explican que hacerlo algo definitivo traerá problemas económicos y fiscales a largo plazo

El Crédito Tributario por Hijos está en su cuarto pago, le quedan dos pendientes y luego hay que esperar hasta el 2022 para recibir la segunda mitad.
El Crédito Tributario por Hijos está en su cuarto pago, le quedan dos pendientes y luego hay que esperar hasta el 2022 para recibir la segunda mitad.
Foto: Shutterstock

Los pagos del Crédito Tributario por Hijos (CTC, por sus siglas) han resultado de una gran ayuda para las familias estadounidenses de bajos ingresos que han visto en él una opción para cubrir sus necesidades básicas, pero lejos están de repercutir en el mercado laboral, como lo creen algunos.

De acuerdo a los primeros datos oficiales, las primeras proyecciones estarían indicando que el ingreso mensual adicional se ha destinado a cubrir las necesidades inmediatas de las familias, pero su efecto en el mercado laboral ha sido muy bajo.

Es decir, algunos expertos y líderes creen que los beneficios otorgados por el Crédito Tributario por Hijos podrían crear una situación en la que los empleados estén postergando su regreso al trabajo, ya que por ahora cuentan con este sustento, sin embargo, lo mismo se argumentó de los beneficios por desempleo, y la realidad es que finalizarlos antes de tiempo no tuvo el impacto que muchos sectores esperaban, ya que de igual forma hay una importante escasez de empleados a nivel nacional.

Bajo la mesa está la propuesta de hacer que el Crédito Tributario por Hijos sea permanente, o al menos, lo que pide la administración de Joe Biden, es que se extienda hasta el 2025, Sin embargo, sus críticos aseguran que de proceder así, habría dificultades fiscales, económicas y administrativas a largo plazo.

Actualmente, el Crédito Tributario por Hijos le otorga $3,600 dólares a aquellos que tengan hijos menores de los seis años, mientras que le otorga $3,000 dólares a aquellos que tengan dependientes menores de los 18 años. Además, por esta ocasión se especificó que los pagos se harían por adelantado, con el fin de ayudar a las familias a sobrellevar la crisis económica que les dejó el coronavirus.

Siguiendo este formato, las familias han recibido mensualidades de $300 dólares para aquellos que tienen hijos menores de seis años y mensualidades de $250 dólares para los que tienen dependientes menores de los 18 años. La segunda parte del Crédito Tributario por Hijos se entregará luego de que los contribuyentes presenten su declaración de impuestos en el 2022.

Los datos sobre en qué están gastando el dinero del Crédito Tributario por Hijos los contribuyentes, salieron de un censo que realizó la Oficina del Censo de Estados Unidos, quien realizó una encuesta por diversos hogares del país.

De acuerdo a lo recabado, resalta que el 29% de los hogares usaba el dinero extra en alimentos, ropa, servicios públicos, útiles escolares y libros, matrícula o alquiler o el pago de hipoteca. El 10% señaló que destinaban el dinero para pagar vehículos o para finiquitar alguna deuda. 

“Estos pagos les han dado a los padres una sensación de seguridad y alivio financiero. Hay motivos reales para creer que esta asistencia se traducirá en una mayor movilidad social y económica, facilitará la búsqueda de empleo, tanto para los padres como para los niños en el futuro”, explicó en una entrevista con NBC News, Jacob Goldin, profesor de derecho y economista de la Universidad de Stanford.

Los expertos coinciden en que haya preocupación sobre el futuro del Crédito Tributario por Hijos, ya que, por ahora, la ayuda ha servido de mucho.

***

También te puede interesar:

-El cuarto pago del Crédito Tributario por Hijos llega hoy a manos de millones de estadounidenses: cuántos pagos quedan pendientes