Cuáles son las cuentas de ahorro que los ricos en Estados Unidos utilizan para evitar pagar impuestos sobre sus intereses

Hay cuentas de inversión que tienen ventajas fiscales que no tienen las cuentas de ahorro y que te pueden ayudar a evitar pagar impuestos o utilizar las ventajas fiscales a tu favor

cuentas de ahorros sin impuestos

Los ricos tienen dinero porque saben cómo ahorrar dinero en impuestos, con las ventajas fiscales que no dan las cuentas de ahorro comunes. Crédito: Shutterstock

Hay una trampa en las cuentas de ahorro que pocos saben: pagas impuestos federales sobre la renta sobre los intereses que ganas en ellas. Pagarás impuestos a tu tasa regular el año en que ganes intereses, ya sea que retires o no de la cuenta. Los ricos son ricos, porque conocen ciertos secretos financieros (claro, muchos de ellos por medio de los asesores profesionales con los que se rodean) para evitar pagar impuestos. Hay algunas cuentas de ahorro en las que deberías meter tu dinero para evitar algunas cargas tributarias y hacerlo crecer como lo harían los más adinerados.

Curiosamente, el secreto de los ricos son cuentas muy populares en Estados Unidos que no son aprovechadas por las personas en general. Puedes evitar el pago de impuestos sobre intereses con la ayuda de ciertas cuentas con ventajas impositivas que se utilizan para financiar los gastos de jubilación, atención médica y educación. Estas cuentas no son adecuadas para ahorros de emergencia, por las cuales se junta dinero en cuentas de ahorro comunes.

Las cuentas de ahorro convencionales, incluso las de alto rendimiento, pagan un interés tan modesto que suele ser insuficiente para mantenerse al día con la inflación. Y si esto no fuera suficiente, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) espera recibir su tajar por medio de la tasa impositiva regular del propietario, que se hace de acuerdo a sus ingresos. Estos impuestos deben pagarse incluso si el interés se mantiene en la cuenta.

Si bien incluso estas características aplican para las cuentas de jubilación, de atención médica y para la educación, hay dos formas en especial para tener ventajas fiscales:

1. Elegir una cuenta que te permita depositar dinero antes de impuestos (no los pagas en el momento que depositas).

2. Elegir una cuenta que te permita que el dinero de la cuenta crezca libre de impuestos (pagas impuestos en estos momentos).

Me dirás: “¿cuál es la ventaja si al final sí debo pagar impuestos elija la cuenta que elija?”. Y aquí es donde viene el secreto de los ricos: la ventaja radica en la decisión de la cuenta que decidas tener, contemplando cuál será la tasa impositiva menor a pagar, ya sea en tu presente o en el futuro, si esperas aumentar tus ingresos en tu jubilación.

¿Cuáles son las cuentas de ahorro con ventajas fiscales?

Cuentas de jubilación individual (IRA) o planes 401(k) tradicionales

Estas cuentas, a diferencia de las cuentas de ahorro regulares, no tienes que pagar impuestos en el año en que ganas el interés. Cuando se retira el interés, se grava como renta ordinaria, a menos de que hagas retiros anticipados, donde deberás pagar una multa del 10%, además de ser gravados como ingresos regulares.

Cuentas IRA Roth y 401(k) Roth

A diferencia de estas cuentas tradicionales, pagas impuestos a la hora del depósito, para que los intereses crezcan libre de cargas fiscales. Salvo que retires dinero antes de los 59 años y medio, por el cual incurrirás en una multa del 10% además de cualquier impuesto sobre la renta adeudado, tus retiros estarán libres de impuesto.

Cuentas de ahorro Coverdell (antes IRA para la educación)

Estas cuentas están diseñadas para ayudar a los padres a pagar los gastos educativos de sus hijos menores. Los intereses devengados sobre los fondos en una cuenta Coverdell se pueden retirar sin impuestos, pero solo si el dinero se usa para pagar gastos de educación elegibles.

Planes de ahorro 529 para la educación universitaria

Un plan 529 permite que los intereses de los depósitos crezcan sin impuestos y también permite retiros libres de impuestos cuando el dinero se usa para gastos de educación elegibles. Además, una nueva ley permite transferir fondos a tu cuenta IRA para la jubilación, si no utilizas ese dinero.

Cuentas de ahorro para la salud (HSA)

Una HSA permite a sus propietarios deducir sus contribuciones de los ingresos actuales y también evitar el pago de impuestos sobre las ganancias y los retiros. Tal como los otros tipos de cuenta, este dinero debe gastarse en gastos médicos calificados para evitar esas cargas fiscales.

Cuentas de gastos flexibles (FSA)

Otra cuenta popular, una FSA, permite a los propietarios deducir contribuciones de los ingresos actuales y también evitar pagar impuestos sobre intereses si el dinero se destina a gastos médicos calificados. Los fondos de la FSA generalmente deben usarse en el año en que se contribuyeron. La ventaja es que, tal como su nombre lo indica, es más flexible, ya que hay productos no médicos que podrían calificar para ser usados antes de que culmine el año.

También te puede interesar:

• 5 trabajos en Estados Unidos sin título universitario que podrían hacerte rico
• Qué es lo más importante que puedo deducir de mis impuestos en Estados Unidos
• Cuál es la cantidad de dinero que se necesita para considerarse rico en Estados Unidos

En esta nota

declaración de impuestos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain