Cuáles son los cambios más representativos para la presentación de impuestos del 2021

El coronavirus tuvo mucha relación para los actuales cambios fiscales para el 2021

Cuáles son los cambios más representativos para la presentación de impuestos del 2021
La pandemia de COVID-19 en 2020 se verá reflejada en la forma de declarar impuestos en el 2021.
Foto: Steve Buissinne / Pixabay

Cada año, el Servicio de Rentas Internas de Estados Unidos realiza ajustes en sus formularios para las próximas declaraciones de impuestos. El 2021 no es la excepción y con tantos movimientos en el transcurso del 2020 por la contingencia sanitaria del COVID-19, el IRS hizo cambios que se reflejarán en el Formulario 1040. Revisa cuáles son los rubros en los que debes estar atento para que no tengas errores en tu próxima presentación fiscal.

Impuestos pagados

En años pasados, cuando reportabas el impuesto federal retenido, sólo tenías que señalar la cifra y listo, ya que el impuesto sobre la renta pagado se mostraba en tu formulario W-2 y en cualquier formulario 1099. Ahora, las cantidades se informan por separado, es decir, posiblemente tendrás que centrarte en el formulario 1099 para que estos pagos previos se reflejen efectivamente en tus impuestos y no tengas que pagar doble.

Crédito fiscal que complementa los pagos de impacto económico

La línea 30 para este año podría estar reservada para algo que el gobierno llama crédito de reembolso por recuperación. Este tipo de crédito adicional podría estar disponible para ti si tu declaración de impuestos de 2020 tiene un AGI menor que el usado para calcular la verificación del pago de estímulo que recibiste o si tienes dependientes adicionales. En pocas palabras, puedes complementar tu cheque recibido por el coronavirus con un crédito que podría completar tu pago.

Necesitas tener a la mano el Aviso 1444 (Notice 1444), que es la carta del IRS que indica cuánto recibiste del paquete de estímulo económico CARES, a la hora de presentar tu declaración de impuestos.

Aplazamiento de impuestos sobre pagos de nómina que haces

Éste es uno de los cambios más complejos que sólo aplican para aquellas personas que tuvo empleados domésticos o si trabajas por cuenta propia durante 2020 y que informarías en el Anexo H y el Anexo SE, respectivamente.

Usualmente, el cálculo es una simple suma de los impuestos adeudados menos los pagos y créditos que tuviste, pero ahora no será tan fácil. Tal como lo menciona U.S. News, el proyecto de ley de alivio del coronavirus permite a los empleadores diferir el depósito y el pago de la parte del empleador de los impuestos del Seguro Social.

Si por razones del coronavirus durante el periodo entre el 27 de marzo y el 31 de diciembre de 2020 tuviste algún impuesto sobre la nómina adeudado, puedes diferirlo para el próximo año siempre y cuando pagues el 50% antes del 31 de diciembre de 2021 y el saldo pendiente antes del 31 de diciembre de 2022. Ojo, debes contemplar que estos pagos diferidos se sumarán a tus correspondientes declaraciones de impuestos del 2021, por lo que podrías estar cargando saldos por pagar hasta el 2022.

Si eres un contribuyente del tipo Anexo C, también aplica para ti.

Ajustes sobre planes de jubilación para afectados por COVID-19

Debido a la Ley CARES hubo ciertas adecuaciones sobre el manejo y la disposición del dinero dentro de las cuentas de jubilación IRA o 401(k), por lo que también afectaría la forma en la presentación fiscal de este rubro.

Si fuiste afectado por la presencia de la pandemia de COVID-19 ya sea puesto en cuarentena, suspendido, despedido o se te redujeron horas de trabajo, también si no pudiste trabajar por falta de cuidado infantil relacionado por la misma situación sanitaria, calificaste para disponer efectivo de tu plan de jubilación.

Si ocupaste este apoyo, no habrás pagado la multa del 10% y el reembolso lo puedes distribuir en el lapso de tres años para evitar impuestos por acceder a este dinero. Es decir, si tomaste hasta $100,000 dólares, la cantidad máxima que se podía disponer durante este tiempo, este dinero lo puedes regresar en el periodo de los próximos tres años para evitar pagar impuestos por utilizar este dinero antes de tu retiro.

Debes guardar toda la documentación correspondiente tanto del retiro como de los depósitos así como de aquellos que sirvan para certificar que fue debido por afectaciones del coronavirus, tal como son facturas médicas, avisos de empleadores o cualquier nota que pueda justificar el problema que viviste.

Ingresos a través de la caridad

Si en comparación con muchos otros contribuyentes que fueron afectados por el coronavirus, fuiste de aquellos que pudieron realizar contribuciones caritativas, entonces puedes reducir tus ingresos hasta en $300 dólares por tu apoyo económico, todo como parte de lo estipulado por la Ley CARES.

Debes tener la documentación pertinente que avale que tu aportación en efectivo, cheques o incluso pago con tarjeta de crédito fue para estos fines. No se contabilizan donaciones en especia de artículos usados como puede ser la ropa.

Este ajuste hasta por esta cantidad reduce tu ingreso bruto ajustado (AGI) que sirve para identificar tu elegibilidad para ciertos programas estatales como las primas de las partes B y D de Medicare.

Recuerda mantener todos tus recibos o documentos que justifiquen este rubro.

Hasta el desarrollo de este artículo, estos son los cambios más representativos a tomar en cuenta para tu registro en el Formulario 1040 personal. Sin embargo, a pesar de estar un poco más controlada la pandemia, continúa la presencia del coronavirus de manera intensa, el Congreso aún revisa ciertas propuestas republicanas y demócratas para ampliar el apoyo a los estadounidenses y, al ser un año de elecciones, podría haber más ajustes dentro del IRS de los que estaremos pendiente.

También te puede interesar: