Cuáles son los pasos para aplicar a la Licencia por Maternidad en Nueva York y qué beneficios otorga

Este plan puede ser accesible no solo en el caso de tener un bebé, sino también funciona si lo pides para cuidar a un pariente enfermo y otros casos.

La licencia por maternidad se puede tomar no necesariamente en el caso de tener un bebé.
La licencia por maternidad se puede tomar no necesariamente en el caso de tener un bebé.
Foto: Pexels

Una de las ilusiones más grandes en la vida de una mujer puede ser convertirse en mamá, pero al mismo tiempo es algo que puede causar estrés, incertidumbre y provocar ciertos temores.

Pensar qué puede pasar y qué va a cambiar en el ámbito laboral es parte de las preocupaciones que abruman a las mujeres que tienen el papel de ser mamás y empleadas activas.

Sin embargo, la ley da protección a estas mujeres con la Licencia por Maternidad, la cual aplica de distinta manera en los diferentes estados del país, así que en este artículo nos centraremos en explicar cómo funciona en Nueva York.

Cuando se toma esta licencia en el estado, obtienes ciertos beneficios, uno de ellos es que se te reemplace parte de tu sueldo a través del programa llamado “Permiso Familiar Pagado de Nueva York” (NYPFL, por sus siglas en inglés).

Este plan puede ser accesible no solo en el caso de tener un bebé, sino también funciona si lo pides para cuidar a un pariente enfermo o si debes de cuidar a tu familia mientras uno de tus parientes es integrante activo del ejército, incluso sí tu estás enfermo y estás incapacitado para trabajar.

Según la ley que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2018, la licencia de maternidad se otorga hasta por 10 semanas, parcialmente pagadas, si trabajas para un empleador privado. Para el período del año 2021, las semanas pueden aumentar hasta 12.

En este caso, quien se encarga de hacer los pagos es la compañía de seguros de la NYPFL, pero también se dan los casos en los que el empleador se ofrece a pagar por esta licencia, en ese caso se tiene derecho a recibir ambos beneficios, ya que uno no se topa con el otro. Lo único que implicará es que te tomes ambas licencias al mismo tiempo.

Es importante aclarar que el pago será determinado por la empresa en donde se trabaja y por las políticas que se establezcan en ésta. Hay casos en los que los paquetes por maternidad son más altos en la compañía que los que se incluyen en el NYPFL. Sin embargo, también puede ocurrir el caso contrario.

Según las tasas que se aplicaron para el 2020, el NYPFL especificó el pago del 60% del salario semanal promedio del empleado. Para el 2021, se espera que el beneficio salarial sea del 67%. Pero, cabe aclarar que existen ciertos topes: por ejemplo, para el año en curso los beneficios se han limitado al 60% del salario semanal promedio del estado de Nueva York.

¿Cuándo puedo tomar mi licencia?

Hay que esperar hasta el nacimiento del bebé, incluso, en el caso de que por cuestiones médicas tengas que dejar de trabajar durante el embarazo, no puedes aplicar para el beneficio de NYPFL.

Solo puedes aplicarla en el caso de que adoptes a un menor o decidas ser hogar temporal de algún niño y debas de ausentarte por un tiempo para realizar ciertos trámites, según el sitio WorkingMother.

Es importante aclarar que uno de los beneficios que esta legislación te permite es que puedes tomar estos tiempos no necesariamente después de que nazca el bebé, sino en el momento en el que desees estrechar lazos sentimentales, siempre y cuando esto ocurra durante el primer año del nacimiento.

También se específica que en el caso de que quieras volver al trabajo antes de que se terminen las semanas otorgadas, puedes hacerlo y tomar solo cierta parte del beneficio. Entonces, el tiempo que quedó sin tomar, puedes usarlo después, siempre y cuando sea dentro de los primeros 12 meses del nacimiento del pequeño.

Asimismo, la licencia también puede tomarse en tiempos cortos, como, por ejemplo, un día.

Pasos para tramitar el beneficio

Si tienes por lo menos 26 semanas como empleado de tu más reciente trabajo y laboras por lo menos 20 horas a la semana, cubres los requisitos básicos para hacerte elegible para este beneficio.

Los avisos, siempre y cuando sean predecibles, se deben hacer al empleador con al menos 30 días de anticipación, y cualquier cambio se debe de notificar tanto al NYPFL como al empleador. Estos deben de ser por escrito y acompañarse una nota médica.

En esta constancia, el doctor debe de especificar el estado de salud de la paciente, la fecha estimada de parto, así como el tiempo necesario para la recuperación.

Una vez que hayas decidido que es hora de volver a trabajar, es posible que tu empleador te pida una certificación que avale que estás aptar para retomar sus funciones.

***

Te puede interesar:

-¿Qué pasa con la cuenta bancaria de una persona que falleció?

-Medicare Advantage vs Original Medicare: compara y descubre sus beneficios

-Abrió la inscripción para Medicare: qué derechos tienes y cómo aplicar