Cuáles son los típicos errores de inversión que cometen los novatos

Debes tener una estrategia y mente fría para mantener tus inversiones sanas

Cuáles son los típicos errores de inversión que cometen los novatos
El mundo de las inversiones es emocionante y te puede dar dinero, pero debes tener un plan claro para no padecerlo.
Foto: Markus Spiske / Unsplash

Es posible que tengas un capital ahorrado y quieras hacer que te dé más. La inversión es una de las formas que mayor rendimiento te puede dar cuando lo metes en el mercado de las acciones. La realidad es que este universo financiero es complejo y son muchas las personas que entran sin gran conocimiento (igual no lo requieres) y pueden perder más dinero del que ganan al cometer los típicos errores de novatos. Conócelos antes de invertir para que tu dinero te dé más efectivo de vuelta.

6. Exije transparencia a tu asesor

Entrar en la inversión en el mercado de valores requiere de que te apoyes de un asesor financiero. El pago por sus servicios puede realizarse con los productos financieros que venden, mientras otros tienen sus propias tarifas. Como sea, es importante que el asesor sea claro con la forma en la que cobrará sus honorarios.

Además del pago del asesor, también debes saber su forma de trabajo. El profesional en inversiones debe saberte explicar cuál es la estrategia que debes seguir al momento de entrar en la bolsa.

5. Invertir genera tarifas

Hablando del pago de servicios, los fondos cotizados en la bolsa han revolucionado el costo de invertir en una variedad de diferentes clases de activos. U.S. News señala que los inversionistas novatos suelen ignorar los índices de gastos que genera el propio proceso de inversión. Muchos fondos disponibles tienen un índice de gasto del 0.20%, por ejemplo, se pagaría anualmente $20 por cada $10,000 dólares invertidos.

Tal vez el porcentaje no es tan alto, pero es bueno que lo sepas para que no creas que estás teniendo perdidas irreconocibles. Pregunta a tu asesor más sobre los costos que pueden generar tus inversiones.

4. No te guíes por los rendimientos

Cuando algo está funcionando, es común (y un error) que los inversores miren hacia esa dirección, queriendo simular las ganancias que otros tuvieron el año pasado u otros anteriores. Sin embargo, el mercado es volátil y si te sumaste al barco cuando éste ya zarpó, puede que ya no te genere las ganancias de antes. El boom en los mercados de un día, puede ser su debacle en el siguiente.

3. Diversifica

Uno de los grandes y más comunes errores de los inversionistas primerizos y sin asesores que los guíen, es poner todo su capital en una sola inversión. Un dicho popular lo ejemplificaría bastante bien: no pongas todos tus huevos en una canasta. En el mundo de las inversiones, donde corres el riesgo de sufrir pérdidas, las máximizas si todo tu capital estaba invertido en un único activo. La diversificación de activos te va a permitir a reducir los riesgos de pérdida.

2. No intentes cronometrar el mercado

Ni los más grandes y expertos inversores pueden predecir el mercado, tratando de vender caro y comprar barato. La inversión es un proceso para hacer crecer tu dinero a largo plazo, por lo que el trabajo el fruto de sus ganancias las verás a largo plazo. Durante ese periodo, es claro que tendrás o querrás realizar movimientos, pero jamás debes suponer que le atinarás a todas tus transacciones.

1. Las emociones no deben jugar

Ya sea por miedo o por codicia, realizar transacciones de compra o venta motivadas por las emociones no suelen tener buenos resultados en la mayoría de los casos. Siempre debes tener en mente lo mencionado con anterioridad, la inversión es a largo plazo y siempre cabe la posibilidad de que el mercado retome su rumbo.

Si vendes cuando tus acciones están en caída, por temor de que sigan desplomándose y no recuperes ni siquiera lo invertido, puede que a largo plazo te pierdas de ganancias cuando el activo se recupere. Si compras en un activo que está en constante subida, toma en cuenta que por querer ganar más, podrías incluso perder dinero cuando vaya perdiendo valor en la bolsa.

En cualquiera de los casos que te lleven a tomar decisiones basadas en emociones, lo que mejor te va a surtir efecto es tener un plan a largo plazo. Escribe tus metas y objetivos para determinados tiempos o cifras, sin preocupaciones constantes. La carrera de la inversión no es de velocidad, es como un maratón donde la resistencia es lo importante.

También te puede interesar: