Demócratas de la Cámara de Representantes presionan de nuevo para sacar adelante ayuda por $1,200 dólares

Durante una audiencia con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, los representantes reiteraron la urgencia de un nuevo acuerdo de estímulo para evitar un colapso de la economía

Demócratas de la Cámara de Representantes presionan de nuevo para sacar adelante ayuda por $1,200 dólares
Al Green (izq.), representante demócrata por Texas, conversa con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

La falta de un acuerdo para un nuevo paquete de ayuda económica para enfrentar la crisis derivada del coronavirus ha dejado a la deriva a a millones de estadounidenses que lo necesitan.

A principios de mes, los republicanos del Senado presentaron un proyecto de ley que no incluía una segunda ronda de cheques de estímulo por $1,200, una medida que ambos partidos habían aprobado y la propuesta no obtuvo los 60 votos que necesitaba para ser aprobada.

Por eso, los demócratas de la Cámara de Representantes rechazaron la exclusión del cheque de estímulo el martes durante una audiencia en el Congreso con el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

“Los pagos deben hacerse porque mucha gente debe pagar el alquiler”, dijo el representante Al Green, un demócrata de Texas. “Si no hacemos esto, pondremos a las personas en riesgo de ser desalojadas en un momento en el que tenemos una pandemia que todavía está cobrando vidas en este país”.

De acuerdo con un reporte de Lorie Konish, para el portal CNBC, Green agregó que un nuevo informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental encontró que el Departamento del Tesoro no tiene datos correctos sobre la cantidad de personas que calificaron para los primeros cheques de estímulo, pero que aún no los han recibido.

El número excluido, incluidos los trabajadores de conciertos, podría ser de millones, dijo Green. El IRS está en proceso de enviar cartas por correo a aproximadamente 9 millones de estadounidenses para notificarles que pueden ser elegibles para el dinero.

La representante Rashida Tlaib, demócrata de Michigan, también habló sobre la posibilidad de una segunda ronda de pagos y le preguntó a Mnuchin si cree que otro cheque de estímulo podría ayudar a estabilizar la economía.

Mnuchin dijo que “la administración Trump apoya otro pago de estímulo”.

La probabilidad y el momento en que se pague ese dinero aún no están claros. Tanto los demócratas de la Cámara de Representantes como los republicanos del Senado habían presentado propuestas que incluían una segunda ronda de pagos directos. Sin embargo, ambas partes no se han puesto de acuerdo.

“Obviamente no podemos aprobar un proyecto de ley en el Senado sin el apoyo de ambos partidos”, dijo Mnuchin. “Nuestro trabajo es continuar trabajando con el Congreso para tratar de obtener ayuda adicional para los estadounidenses”.

Tlaib insistió en que los pagos directos a las personas son fundamentales para prevenir un colapso económico en Estados Unidos.

Algunos expertos han especulado que la muerte de la jueza de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, y la pelea por la nominación para ocupar el escaño vacante, podrían hacer imposible que el Congreso vote en el corto plazo otro acuerdo de estímulo para el coronavirus.

En una entrevista con CNBC el martes, Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional, descartó esa idea. Las dos partes ya estaban en desacuerdo antes de que surgieran los problemas judiciales, dijo.

La Casa Blanca aboga por otro paquete enfocado en los niños y la creación de empleos, agregó Kudlow. Eso incluiría más de $100 mil millones de dólares para ayudar a las escuelas y una cantidad similar para extender los fondos del Programa de Protección de Cheques de Pago a las pequeñas empresas.

“Ojalá pudiéramos romper el estancamiento, aunque creo que la economía está mejorando, podría necesitar ayuda en algunos lugares clave”, dijo Kudlow.