Efecto coronavirus: 1 de cada 4 mujeres en EE.UU. considera dejar de trabajar debido al exceso de tareas domésticas a su cargo

Efecto coronavirus: 1 de cada 4 mujeres en EE.UU. considera dejar de trabajar debido al exceso de tareas domésticas a su cargo
Las mujeres se han cargado de trabajo extra durante la pandemia.
Foto: Pexels

Las mujeres han recibido y siguen recibiendo el impacto que ha traído la pandemia del coronavirus, sin embargo, un reciente estudio realizado por las firmas Lean In y McKinsey & Company demuestran que esté sexo está siendo afectado de manera desproporcional por la actual situación.

En el informe que titulado “Mujeres en el lugar de trabajo” se suscribe que 1 de cada 4 mujeres está considerando cambiar de carrera o incluso, dejar a un lado su empleo y su profesión debido a la carga que les ha traído el Covid-19: son amas de casa con un sin fin de labores domésticas, madres y esposas en varios de los casos, suplen a las maestras durante las clases en línea y además, tienen sus propios empleos.

“Este es el informe más alarmante que hemos visto”, dijo la directora de operaciones de Facebook y fundadora de Lean In, Sheryl Sandberg, en una entrevista con CNBC Make It.

“Creo que lo que está sucediendo es que este informe confirma lo que la gente sospecha, pero realmente no tenemos los datos, que es que el coronavirus está golpeando a las mujeres increíblemente duro y realmente corre el riesgo de deshacer el progreso que hemos logrado para las mujeres en la fuerza laboral”, admitió.

A lo largo de la historia, el camino para las mujeres, laboralmente hablando, no ha sido fácil. Apenas hace unos años, para ser más específicos, del periodo que abarca de inicios del 2015 a comienzos del 2020, la proporción de mujeres en puestos de vicepresidente senior aumentó del 23% al 28%.

Además, resalta CNBC Make It, la proporción general de mujeres en la alta dirección aumentó del 17% al 21% en ese mismo tiempo.

Aunque los avances han sido lentos pero contundentes, para Sandberg, el impacto del coronavirus es una amenaza real para este progreso.

“Por primera vez en los seis años que se realizó el informe, los investigadores de Lean In y McKinsey & Company están viendo evidencia de que las mujeres abandonan la fuerza laboral en tasas más altas que los hombres. En los seis años anteriores de este estudio, los datos han mostrado que las mujeres y los hombres abandonan sus empresas a tasas similares”, cita CNBC Make It.

La situación se agrava por la falta de guarderías o el cierre de centros escolares. Así que las mujeres ahora tienen que asumir ese papel.

Según el informe, las madres tienen tres veces más probabilidades que los padres de ser responsables de la mayor parte de las tareas domésticas y el cuidado de los niños durante la pandemia. Y resaltan que ellas también se preocupan el doble que los padres de familia por el hecho de que su desempeño laboral sea juzgado de manera negativa debido a las responsabilidades laborales y personales que deben manejar al mismo tiempo en esta época de crisis.

¿El resultado? Las mujeres se sienten agotadas y abrumadas por las constantes demandas.

“Las madres pasan 20 horas más a la semana en las tareas del hogar y el cuidado de los niños durante el coronavirus que los padres. Veinte horas más a la semana es la mitad de un trabajo de tiempo completo”, especificó Sandberg.

La experta también agregó que es un hecho el que las mujeres suelen tener un estándar de desempeño más alto que los hombres y, por lo general, “ascienden en base a demostrando lo que ya han probado y los hombres son promovidos según su potencial ”.

Es decir, según el reporte, por cada 100 hombres ascendidos a gerentes, solo 85 mujeres ascienden al mismo ritmo, según datos de Lean In y McKinsey & Company.

Y si se trata de raíces, las mujeres latinas y las afroamericanas la disparidad es aún mayor: solo 58 mujeres negras y 71 latinas son ascendidas a gerentes por cada 100 hombres.

“Tenemos que abordar el racismo explícito. Tenemos que abordar el sexismo explícito. Y luego, tenemos que asegurarnos de brindar la tutoría, el patrocinio y las oportunidades de promoción ”, dijo Sandberg.

¿Qué es lo que queda por hacer?

Sandberg insiste en que los líderes no sólo deben de promover, asesorar y empujar a las mujeres para que avancen profesionalmente, sino también deben de entender todas las presiones que están enfrentando en este época inusual.

“Tenemos que reconocer que lo que era posible cuando sus hijos iban a la escuela fuera de casa no es posible cuando sus hijos están en la escuela en casa”, comentó.

***

Te puede interesar:

-Por qué las mujeres en el mundo de la tecnología dejan sus empleos antes de los 35 años

-Empresas amigables para que las mujeres puedan trabajar en Estados Unidos