El Congreso retoma actividades con el Programa de Infraestructura en el centro del debate

En las nuevas conversaciones para sacar adelante su ambicioso paquete de infraestructura, el presidente Biden quiere el voto de los republicanos antes que llegar a una reconciliación presupuestaria

Esta semana reinician las actividades en Capitol Hill.
Esta semana reinician las actividades en Capitol Hill.
Foto: Louis Velázquez / Unsplash

El Congreso regresa a Washington esta semana con la mira en el plan de infraestructura de $2.3 trillones de dólares propuesto por el presidente Biden. Los legisladores, sobre todo los demócratas, saben que tendrán por delante negociaciones complicadas.

Biden, quien promulgó un programa de estímulo de $1.9 trillones de dólares sin el apoyo del Partido Republicano, se reunirá con los líderes conservadores a partir de este lunes, ya que le interesa que el proyecto tenga el apoyo bipartidista. Los senadoes de su partido mantienen abierta la opción de aprobar otra vez el proyecto de ley a través de la reconciliación presupuestaria y sólo 51 votos en la Cámara Alta.

“No tengo ninguna duda de que tendremos un gran proyecto de ley en la Cámara. Espero que sea bipartidista. He estado en el Congreso el tiempo suficiente para recordar cuando el bipartidismo no era inusual. En realidad, la construcción de infraestructura nunca ha sido un tema partidista ”, dijo Nancy Pelosi en “Face the Nation”, de la cadena CBS. “La necesidad es tan obvia, que con suerte ahora los republicanos la votarán”. La dirigente demócrata manifestó su esperanza la semana pasada de que el proyecto de ley se apruebe antes del receso de agosto.

El programa de infraestructura de la administración Biden dominó los programas de entrevistas del domingo. El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, y la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, hablaron de sus ventajas. Buttigieg dijo que la Casa Blanca está abierta a hacer ajustes, pero que es poco probable que se sugieran cambios al por mayor.

“Creo que el presidente tiene una mente abierta”, dijo Buttigieg sobre los encuentros con los legisladores. “Por supuesto, un plan mejora cuando recibe la mejor información de nuestro grupo”.

El ex alcalde de South Bend, Indiana, rechazó una sugerencia de volver a la mesa con un plan más pequeño que pueda atraer suficientes votos. Biden quiere aprobar una medida para el Memorial Day (31 de mayo), agregó Buttigieg. Los demócratas de la Cámara de Representantes habían fijado como objetivo el 4 de julio.

Con el inicio de las conversaciones, las facciones que compiten dentro del caucus Demócrata de la Cámara de Representantes estarán bajo más presión para alinearse con las próximas prioridades legislativas, encabezadas por el proyecto de ley de infraestructura.

Con el margen de 218-212 que se avecina en la Cámara los progresistas, que generalmente han respaldado proyectos de ley incluso si no obtienen todo lo que quieren, tendrán aún menos espacio para manifestarse. Los líderes demócratas, conscientes de proteger a los centristas que representan a los distritos indecisos que son esenciales para mantener su mayoría en las elecciones del próximo año, tienen una capacidad limitada para permitir que la legislación se desvíe demasiado hacia la izquierda.