El plan de infraestructura de Biden podría votarse en agosto, dice Pelosi

Es muy probable que los demócratas tengan que recurrir de nuevo a la reconciliación presupuestaria si no consiguen por lo menos 10 votos republicanos

Nancy Pelosi, espera que el paquete de infraestructura se apruebe con apoyo bipartidista.
Nancy Pelosi, espera que el paquete de infraestructura se apruebe con apoyo bipartidista.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo el jueves que espera un “impulso de verano” de los demócratas para sacar adelante el paquete de infraestructura y empleo, que probablemente se dividirá en dos proyectos de ley separados, con el objetivo de aprobarlos antes del receso de agosto.

El presidente Joe Biden presentó la semana pasada su ambiciosa propuesta de infraestructura, que además de proyectos tradicionales como carreteras, puentes y transporte público, incluirá disposiciones como cuidado de niños, cuidado de ancianos y créditos fiscales familiares.

Pelosi mantiene la esperanzas de obtener apoyo bipartidista en la parte de infraestructura física del paquete y predijo el jueves que los demócratas dividirán la legislación en dos partes: “Si tenemos que ir a la reconciliación, lo haremos, pero espero que no lleguemos a ello”.

Los demócratas, por ahora, tratan de sumar a los republicanos al plan de infraestructura de $2.5 trillones de dólares del presidente Biden, a pesar de que los legisladores conservadores se han opuesto unánimemente a los aumentos de impuestos y su costo.

Se necesitarían 10 senadores republicanos para aprobar el proyecto de ley en lugar de un intento de obstrucción, pero los demócratas aún pueden usar la reconciliación presupuestaria para aprobar una medida con solo 51 votos en el Senado, con la presidenta Kamala Harris con el voto decisivo.

Pero no será fácil. El senador demócrata por West Virginia, Joe Manchin, criticó el uso del proceso de reconciliación presupuestaria para aprobar legislación a través de un artículo de opinión del miércoles, lo que generó dudas sobre hasta dónde llegaría para apoyar la iniciativa presidencial.

“Todos deberíamos estar alarmados por cómo ambas partes están utilizando el proceso de reconciliación presupuestaria para sofocar el debate sobre los principales problemas que enfrenta nuestro país hoy”, escribió Manchin en un artículo de opinión para The Washington Post. “Los demócratas del Senado deben evitar la tentación de abandonar a nuestros colegas republicanos en asuntos nacionales importantes. Los republicanos, sin embargo, tienen la responsabilidad de dejar de decir no y participar en la búsqueda de un compromiso real con los demócratas”.

Inicio complicado

La apuesta del presidente Biden para asegurar el apoyo bipartidista para su paquete de infraestructura ha tenido un comienzo difícil.

El senador Chris Coons, un demócrata de Delaware muy cercano a Biden, dice que solo tienen un mes para llegar a un acuerdo con los republicanos y que en este momento no está ni cerca de suceder. El presidente se ha comenzado a acercar a moderados clave como la senadora Susan Collins, una republicana por Maine.

Algunos posibles aliados republicanos, como los senadores Rob Portman, Ohio, y Shelley Moore Capito, de West Virginia, han criticado la propuesta de Biden de ir “mucho más allá” de la definición tradicional de infraestructura.

No está claro cuánto está realmente enfocado Biden en ganar el apoyo del Partido Republicano. “Está claro que la administración de Biden busca poner puntos en el tablero de inmediato y crear un impulso y un sentido de inevitabilidad con respecto a sus logros legislativos”, dijo Ron Bonjean, estratega republicano y ex asistente del liderazgo de ese partido. “La única forma de hacer eso en este tipo de atmósfera estancada es pasar por el proceso de reconciliación y no incluirlos”.