En qué consiste la estafa del segundo cheque de estímulo falso y cómo prevenir que caigas en la trampa

Los estafadores comunican un supuesto depósito de $1,200 dólares para obtener datos personales

En qué consiste la estafa del segundo cheque de estímulo falso y cómo prevenir que caigas en la trampa
Para este fraude utilizan mensajes de texto para engañar a las personas.
Foto: Fábio Lucas / Pexels

La pandemia por COVID-19 ha trastocado la vida de millones de personas alrededor del mundo impactando con una crisis de salud sin precedente en décadas y con una afectación económica que sigue causando estragos principalmente con la población más vulnerable y que se mantiene a la incertidumbre del desarrollo de la enfermedad que sigue sumando tanto víctimas mortales como colapsos financieros en el patrimonio de las personas.

En Estados Unidos, luego del acuerdo aprobado a finales de marzo para emitir la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES por sus siglas en inglés) que destinó una partida presupuestal de emergencia cercana a los $250,000 millones de dólares reservados en pagos directos a través de cheques hasta $1,200 dólares y que terminó en el verano, la negociación sobre un segundo paquete económico sigue en el aire y se mantiene empantanada aun después de la definición de las campañas presidenciales.

Sin embargo, estafadores aprovechan esta incertidumbre para sacar provecho de la situación, por lo que tanto el Servicio de Impuestos Internos (IRS), como la Comisión Federal de Comercio (FTC), han advertido al respecto.

Te puede interesar:

·Cómo detectar una estafa de cheques falsos

A través de mensajes de texto, los orquestadores del fraude comunican que las personas han recibido un depósito directo de $1,200 dólares de “COVID-19 TREAS FUND”, solicitando más pasos para aceptar dicho estímulo y proporcionando un enlace para continuar con el falso proceso.

En link en cuestión se trata de una URL falsa y dirige a un sitio de imitación del IRS, por lo que se considera una variante de la práctica fraudulenta conocida como phishing, en la cual se piden los datos personales y financieros, entre los que se incluyen la información de la cuenta bancaria.

“Los criminales están usando implacablemente el COVID-19 y los pagos de impacto económico como tapadera para intentar engañar a los contribuyentes con su dinero o sus identidades”, dijo el Comisionado del IRS Chuck Rettig en un comunicado. “Esta estafa es un nuevo giro en los que hemos estado viendo gran parte de este año”, agregó.

El IRS ha reiterado a la población que por ningún motivo envía este tipo de mensajes o correos electrónicos ni mucho menos solicita el pago de impuestos a través de tarjetas de regalo u otros mecanismos que incluyen amenazas a la gente con demandas e incluso la cárcel.

“Si se aprueba otro paquete de estímulo, no tendrás que pagar para recibirlo. Igual que la última vez, nadie te llamará para pedirte tu número de Seguro Social, tu número de cuenta bancaria o de tarjeta de crédito”, alerta la FTC en una publicación de su portal. “La gente que reúna los requisitos recibirá el dinero por medio de un depósito directo, o podría recibir una tarjeta de débito o cheque por correo postal en el mismo domicilio utilizado para fines de impuestos. Si se aprueba la ley, luego se darán a conocer los detalles. Mientras tanto, no pagues para recibir ningún pago de impacto económico, y guárdate tu información”, reiteró.

A quienes reciban esos mensajes de texto fraudulentos, la autoridad les recomienda tomar una captura de pantalla y enviarla por correo electrónico a la dirección phishing@irs.gov, incluyendo la fecha y hora del mensaje, así como los números telefónicos de quien lo envía y recibe.