Es la era de los sindicatos: por qué hay tanto movimiento laboral en Estados Unidos

Enfermeras, maestros, trabajadores ferroviarios, de mensajería e incluso de grandes compañías como Amazon, Starbucks y Apple; toda esta fuerza laboral se ha manifestado con apoyo de los sindicatos en busca de mejores condiciones laborales

sindicatos de amazon y starbucks

Desde 2021 y durante este 2022, han habido diversos movimientos de trabajadores de Amazon y Starbucks en sus esfuerzos por sindicalizarse. Crédito: Michael M. Santiago | Getty Images

Tal pareciera que la pausa forzada por la pandemia de covid-19 provocó que los trabajadores reflexionaran sobre las condiciones laborales en Estados Unidos. Desde 2021, se han gestado diferentes movimientos entre la mano de obra del país, donde los sindicatos han adquirido mayor presencia nacional. ¿Qué sucede?

Este lunes, alrededor de 15,000 enfermeras de Minnesota abandonaron su empleo, como parte de una huelga de tres días para demandar a la gerencia mayor personal, entre otras peticiones.

Manifestaciones de enfermeras y maestros; amenazas de huelga de los trabajadores ferroviarios y de envío de paquetería en empresas como UPS; más todos los esfuerzos de sindicalización en grandes compañías como Amazon, Starbucks, Apple, entre otros, hay infinidad de trabajadores inquietos en Estados Unidos.

Los efectos de las huelgas afectarían a muchos consumidores estadounidenses. De hecho, ése es el tipo de presión que intentan generar en las empresas para que cedan a sus peticiones, o por lo menos haya negociaciones.

Por ejemplo, en la millonaria industria de los ferrocarriles de carga de EE.UU., que obtuvieron ganancias récord durante la pandemia de Covid-19, los sindicatos que representan a más de 60,000 trabajadores están en camino de declararse en huelga el 16 de septiembre, a menos de que intervenga el Congreso. Esta manifestación podría detener casi el 30% del transporte de carga de todo el país, eso significaría un nuevo problema a la apenas subsanada cadena de suministro.

El presidente Joe Biden ha agotado sus opciones para prevenir la huelga ferroviaria después de ordenar un período de reflexión y nombrar una junta especial para resolver el estancamiento a principios de este año. De acuerdo con información de CNN, la junta de emergencia designada por Biden ideó un camino intermedio que les daría a los trabajadores ferroviarios un aumento salarial del 24% durante cinco años, pero muchos de los sindicatos aún no se han registrado.

Sin embargo, no todo se trata de dinero. Tal como pasa actualmente con las enfermeras, los maestros en Columbus, Ohio, se declararon en huelga para comenzar el año escolar, donde la exigencia va encaminada más a un mejor trato que a un mejor salario. Cabe recordar que los profesores del país tuvieron que pasar por enormes desafíos durante la pandemia, adaptando sus clases en línea, regresando a sus labores con los temores de contagios, entre otras circunstancias que nada tuvieron que ver con su sueldo.

La aprobación sindical ha crecido dramáticamente. En 2009, menos de la mitad de los estadounidenses, el 48%, dijo que aprobaba los sindicatos en una encuesta anual de Gallup. Este año, más de dos tercios de los estadounidenses, el 71%, aprueban los sindicatos, el mayor apoyo que han visto los sindicatos desde 1965.

No obstante, a pesar de esos resultados, la encuesta de Gallup también mostró que la mayoría de los trabajadores no sindicalizados en los EE.UU. tienen poco interés en afiliarse a un sindicato, lo que dificultará el crecimiento de los sindicatos.

Lamentablemente, también existen los casos de contención, que desmotivan a los trabajadores. Starbucks ha cerrado tiendas donde ocurrieron o se planearon votaciones sindicales. Despidió a empleados en una ubicación de Memphis por hablar de sus esfuerzos sindicales en una estación de televisión local. La Junta Nacional de Relaciones Laborales, que supervisa la organización de votos en la mayoría de las empresas de EE.UU., ganó un fallo judicial que dictaminó que los empleados habían sido despedidos por su actividad sindical, pero Starbucks está apelando, según CNN.

Este tipo de consecuencias son las que provocan que los trabajadores teman a manifestarse. El número de estadounidenses que pertenecen a un sindicato se ha reducido considerablemente. En 1983, cuando la Oficina de Estadísticas Laborales comenzó a recopilar información sobre la afiliación sindical, alrededor del 20% de los trabajadores estadounidenses pertenecían a un sindicato. En 2021, esa cifra fue de poco más del 10%. La afiliación sindical disminuyó en 241,000 el año pasado.

Los trabajadores públicos son los que más se sindicalizan, el 33.9%, pertenecía a un sindicato en 2021. Eso incluye a muchos trabajadores que van desde maestros hasta bomberos y policías. Por su parte, muchos menos trabajadores del sector privado, 6.1%, pertenecían a un sindicato.

También te puede interesar:

• Se vota la creación del primer sindicato de Apple en una tienda de Maryland
• Sindicalización en EE.UU.: por qué los trabajadores están pujando tanto por organizarse
• Teamsters Union, uno de los sindicatos más poderosos en EE.UU., armará una unidad especial para monitorear a Amazon

En esta nota

sindicatos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain