Escasez de enfermeras: 2/3 de los hospitales están en un punto crítico en Estados Unidos

El agotamiento, el estrés, el trabajo incansable y la situación que ha generado la pandemia del Covid-19 está provocando que cada vez más enfermeras se animen a renunciar a sus empleos

Las enfermeras en Estados Unidos están sufriendo de agotamiento y por eso están abandonando los trabajos.
Las enfermeras en Estados Unidos están sufriendo de agotamiento y por eso están abandonando los trabajos.
Foto: Pexels

La escasez de empleados en Estados Unidos sigue en un punto crítico, y a esta ola se suman aquellas personas que trabajan en las áreas de enfermería, ya que más de un año y medio después de pandemia del coronavirus, el agotamiento está provocando que deserten de las filas médicas.

De acuerdo a un artículo publicado en MarketWatch, la deserción de enfermeras en Estados Unidos va en aumento y si bien no se específica el número de renuncias que se han experimentado a lo largo del país durante las últimas semanas, sí está claro que hay una tasa de vacantes superior al 7.5%, de acuerdo a los datos proporcionados por NSI Nursing Solutions de 2021.

Según los expertos, al agotamiento por la pandemia del covid-19, se han contrapuntado problemas que las enfermeras arrastraban de antes, como el estrés, los problemas de salud y seguridad, depresión e incluso el trastorno postraumático que está relacionado con su área de desempeño y que en algunos casos termina de manera fatal: con suicidios.

Aunado a esto, la carga laboral en horarios crecientes y la falta de personal, mantiene a los grupos de enfermeras en una encrucijada: desafíos que se agravaron con la crisis del Covid-19 y que hoy están repercutiendo en la baja laboral en diversos hospitales del país.

Un texto escrito por Rayna M. Letourneau, una enfermera investigadora y profesora asistente de la Universidad del Sur de Florida, ha evaluado cómo la pandemia ha agravado la situación de estas profesionales, sin las cuales sobrellevar esta pandemia del coronavirus sería peor que imposible.

“Las enfermeras, como muchos trabajadores de la salud, están física y emocionalmente agotadas,  después de trabajar en lo que se ha descrito como una zona de guerra  durante la mayor parte del último año y medio. Una enfermera en el frente informó daños irreversibles por el trauma de cuidar a pacientes extremadamente enfermos. Otros están experimentando escasez de oxígeno,  equipos y otros suministros necesarios para mantenerse a salvo y mantener con vida a sus pacientes”, explica el artículo que salió publicado en MarketWatch.

Reitera que la factura de toda este salida de personas de los empleos de enfermería, la van a pagar los pacientes, ya que si de por si faltan manos para la atención, con las vacantes sin ocupar, las necesidades irán en aumento.

El argumento fue publicado por la misma Rayna M. Letourneau en su cuenta de Twitter:

Qué están haciendo los hospitales para retener o contratar a nuevo personal de enfermería

De acuerdo a Rayna M. Letourneau, varios hospitales ya se encuentran al punto de la desesperación y por ello están otorgando atractivos beneficios. Por ejemplo, un hospital en Dakota del Sur está ofreciendo incentivos de hasta $40,000 dólares en bonos de inscripción para las nuevas vacantes de enfermería.

Otra de las estrategias que algunos están implementando es contratar a las llamadas enfermeras de viaje, las cuales son llamadas por una agencia externa y ésta misma es la que se encarga de acomodarlas en los hospitales que así lo solicitan.

Los salarios de este tipo de enfermeras oscilan en los $2,003 dólares por semana y se calcula que tienen alrededor de  $13,750 dólares anuales por el pago de horas extra.

***

También te puede interesar:

6 industrias desesperadas por mano de obra hispana en Estados Unidos