Esta Navidad no tomes dinero tirado en la calle, podrías caer en una estafa

Hay dos formas de generar esta estafa, en la una puedes perder más dinero que en la otra

Te puedes quedar con la billetera vacía al encontrarte con dinero en la calle; irónico, pero cierto.
Te puedes quedar con la billetera vacía al encontrarte con dinero en la calle; irónico, pero cierto.
Foto: Andrew Khoroshavin / Pixabay

Encontrar efectivo tirado podría parecer todo un milagro navideño, pero si el dinero en la calle te lo encuentras con alguien más, podría convertirse más en toda una pesadilla de Navidad, porque muy posiblemente estarías cayendo en un fraude. La estafa Money Drop Trap o la trampa del dinero tirado, provocaría no sólo que pierdas dólares en épocas en las que más lo necesitas sino que pasarías un mal momento.

De acuerdo con scam detector, este tipo de estafa es muy frecuente en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia. Usualmente se efectúa en lugares concurridos como centros comerciales, estacionamientos o en el área más céntrica y hasta turística de la ciudad en la que vivas. Es muy posible que surja durante tus compras navideñas. Además, este robo se aplica entre las personas con el mismo género, es decir, las mujeres estafan a mujeres y hombres a hombres.

Money Drop Trap tienes dos variantes:

1. La estafa de unos cuántos dólares

Caminas por la calle en un lugar concurrido, al lado de alguna persona, como cualquier otra. Alguien pasa corriendo entre ustedes dos y “accidentalmente” deja caer su efectivo, supongamos $400 dólares. Él otro, que es parte de la estafa, como ve que tú estás al pendiente, se ofrece a dividirlo 50-50. Caes y recibes $200 dólares. ¡Qué buen día! Pero apenas comienza la estafa

Algunos minutos más tarde, sin perderte de vista, el dueño del dinero te encuentra con otros dos tipos mal encarados y te solicita la cantidad total de su dinero. No lo tienes e intentas explicar. No hay vuelta atrás, te exige el monto completo y, en vez de ganar $200 extras, pierdes otros $200 dólares.

2. La estafa más grande de Money Drop Trap

El esquema presentado en el video es un poco más estratégica, donde se busca una buena ubicación, el plan perfecto y que la víctima muerda el anzuelo.

Dos hombres, los estafadores, caminan en direcciones opuestas y uno de ellos encuentra una billetera con mucho dinero a la vista de los otros dos, cómplice y próxima víctima. La cantidad que se encuentra en esta jugarreta pueden pasar los miles de dólares, la intención es hacer un robo más grande. Lo importante es que los tres, en apariencia, tengan la oportunidad de reclamar el efectivo.

Por ley, nadie puede guardar legalmente grandes cantidades de efectivo encontrado, por lo que uno de los estafadores sugiere legalizarlo en partes iguales. El cómplice que no agarró el dinero afirma trabajar en un banco cercano, por eso mucho de estos lugares de encuentro suceden en un estacionamiento. Supuestamente con apoyo de su supervisor podría ayudarse de un papeleo rápido. Cuando la víctima acepta, ya sea apoyado por el primer estafador o su cómplice, el supuesto empleado va a su trabajo.

Al regresar, diciendo que para obtener la aprobación del papeleo, los tres buscadores deben mostrar respaldo financiero, para evitar ser señalados de haber robado el dinero. Para hacerlo rápido, el supuesto supervisor ficticio les recomienda que retiren una cantidad de dinero de un cajero automático en lugar de proporcionar extractos bancarios. Esto puede significar retirar miles de dólares para justificar el ingreso, en el caso expuesto por el video, la víctima retiro $2,000 dólares para ganar algo similar.

Cuando todos le dan el dinero al empleado del banco, éste entra con el “supervisor”, mientras los otros dos esperan afuera. Cuando sale, les dice que está todo listo y sale con su dinero. El primer estafador, entra y sale con su parte del dinero. Cuando la víctima entra al último, nadie en el banco sabe sobre lo que habla, ya que los estafadores nunca fueron a la caja.

De alguna manera se esconden de las cámaras, situación que estudiaron previamente, esperaron un rato y se fueron. Cuando el estafado sale, evidentemente no encuentra a ninguno de los dos ni mucho menos sus $2,000 dólares.

También te puede interesar: