Estadounidenses desempleados están a punto de quedarse sin ahorros y ayuda por desempleo es insuficiente

Ya dos tercios de los ahorros acumulados de las familias estadounidenses se han agotado

Estadounidenses desempleados están a punto de quedarse sin ahorros y ayuda por desempleo es insuficiente
Los ahorros de los estadounidenses desempleados se agotan cada vez más rápido debido a la pandemia de coronavirus.
Foto: Michael Longmire / Unsplash

Aunque hay indicios de que septiembre fue uno de los meses con mayor consumo, brindando una perspectiva de alivio ante los diversos problemas económicos que enfrenta Estados Unidos, un nuevo estudio de JP Morgan Chase y la Universidad de Chicago señala que solo pudo haber sido una ilusión momentánea: la gran mayoría de los estadounidenses desempleados necesitan con mayor ahínco un apoyo financiero ante el miedo de quedarse sin ahorros y con una ayuda por desempleo que puede resultar insuficiente para cubrir sus necesidades.

Hace unos días, la Oficina del Censo de Estados Unidos señaló que las ventas de tiendas minoristas en el país aumentaron 1.9%, siendo el quinto mes consecutivo con crecimiento, y con mayor compras en ropa, salidas a comer y hasta autos nuevos, además de cubrir con sus necesidades, con un gasto aproximado de $549.3 mil millones de dólares.

Sin embargo, economistas de la Universidad de Chicago y el Instituto JPMorgan Chase presentaron un informe donde no concuerdan del todo con los datos de la Oficina del Censo, argumentando que es una ilusión de la verdadera perspectiva económica que se vive en el país. Al menos en relación con el gasto de consumo de aquellos estadounidenses que necesitan un nuevo paquete de estímulo ante la falta de empleo.

De acuerdo con el informe del Censo, los niveles de gasto en agosto fueron respaldados por el beneficio de desempleo mejorado semanal de $600 dólares que los estadounidenses sin trabajo recogieron y ahorraron en el transcurso de cuatro meses, así como por los cheques de estímulo únicos de $ 1,200 dólares.

Pero en el análisis de las cuentas corrientes de 80,000 familias y los datos de las tarjetas de crédito de las personas que recibieron beneficios por desempleo en julio y agosto realizado por la Universidad de Chicago y el Instituto JPMorgan Chase, se señala que ya dos tercios de los ahorros acumulados a costa de los beneficios brindados por el gobierno así como por sus propios ingresos antes o durante la pandemia se agotaron.

“Eventualmente, sin más apoyo gubernamental o mejoras significativas en el mercado laboral, los trabajadores desempleados pueden agotar su reserva de ahorro acumulada, dejándolos con la opción de recortar aún más el gasto o retrasarse en los pagos de deuda o alquiler”, indica el informe.

Antes de que expirara el beneficio por desempleo de $600 dólares en julio, los estadounidenses desempleados gastaban un 11% más que los estadounidenses empleados, encontraron los investigadores. En agosto, los estadounidenses desempleados gastaban aproximadamente $590 a la semana. Eso es un 1% menos de lo que gastaron los estadounidenses empleados.

“La caída del gasto en agosto entre los trabajadores desempleados no muestra signos de haberse estancado, lo que sugiere que en los próximos meses, en ausencia de apoyo gubernamental adicional, el gasto entre los desempleados probablemente podría disminuir por debajo de los niveles de agosto”, concluyó el informe.

También te puede interesar: