Gobernadora de Nueva York promulga una ley que protege de extorsiones y estafas a inmigrantes indocumentados

La gobernadora Kathy Hocul firmó la iniciativa de "Ley para prevenir la extorsión de inmigrantes" para evitar que los indocumentados teman a coerciones, extorsiones y chantajes por su estado migratorio

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, firmó una ley que brindará más protección a los inmigrantes indocumentados sobre abusos de poder sobre ellos.
La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, firmó una ley que brindará más protección a los inmigrantes indocumentados sobre abusos de poder sobre ellos.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

Desde este lunes, el estado de Nueva York aprobó una ley que protege a inmigrantes indocumentados de caer en coacciones y extorsiones por carecer documentos que comprueben su estadía legal en Estados Unidos. La iniciativa (S.343-A / A.3412-A), aprobada por ambas cámaras de la Asamblea, fue firmada por la gobernadora Kathy Hochul.

“Aplica al estándar legal de extorsión o coerción a una persona que amenaza con denunciar el estado migratorio de otra persona”, indica un comunicado de gobernación. “Las amenazas de denunciar el estado migratorio de una persona pueden actualmente ser tratadas como un delito en casos de trata laboral y trata sexual”.

Anteriormente, los indocumentados se encontraban desprotegidos ante hechos de coerción que ni siquiera se consideraban como delitos, por lo que tenían que enfrentarse y permitir abusos de poder o cualquier otro tipo de circunstancias desagradables por su situación migratoria.

Pero la ciudad de Nueva York es una de las más beneficiadas por la fuerza laboral indocumentada, por ello el gobierno no está ajeno al apoyo de los inmigrantes del estado.

“Nueva York se basa en el arduo trabajo y la determinación de generaciones de inmigrantes, y necesitamos apoyar a las personas que están tratando de construir una vida mejor para ellos y sus familias”, mencionó la gobernadora Hochul al promulgar la ley. “Esta legislación protegerá a los neoyorquinos de los malos actores que utilizan la extorsión o la coacción debido a su estado migratorio, y hará que nuestro estado sea más seguro contra amenazas e intimidación viles”.

La iniciativa de ley promulgada por Hochul explica que la extorsión y la coerción implican obligar a una persona a entregar una propiedad, participar o abstenerse de participar en otras conductas mediante la intimidación, incluida la amenaza de presentar cargos penales contra ellos.

En este sentido, la nueva ley modificó las definiciones de “extorsión” y “coerción” para incluir también “la realización de amenazas con tales fines para causar procedimientos de deportación que se entablarán contra una persona”. Los cambios establecen grados de gravedad del delito de coerción y extorsión, de tal manera de que la justicia pueda condenar al responsable de cometer estos actos y proteger a las víctimas. También se evita el chantaje, poniéndose en el grado de extorsión.

Con la ley, los fiscales de Nueva York pueden “procesar los esfuerzos para chantajear a una persona amenazando con provocar un proceso de deportación, incluso cuando no esté relacionado con el tráfico laboral o sexual”, explicó gobernación del estado.

California, Colorado, Maryland y Virginia son algunos de los estados con medidas similares a la recién aprobada en Nueva York. El modelo de la legislación del gobierno de Hochul fue con base en una recomendación realizada por el Instituto de Liderazgo Público titulada “Ley para prevenir la extorsión de inmigrantes”.

También te puede interesar:

• Alquiler en Nueva York: aumentan los precios de las rentas a niveles no vistos desde 2008
• Uber Eats, DoorDash y Grubhub demandan a la ciudad de Nueva York por imponer límites en tarifas de entrega
• Cheque de estímulo: Nueva York enviará hasta $5,000 dólares a artistas, taxistas y personas sin hogar