Alquiler en Nueva York: aumentan los precios de las rentas a niveles no vistos desde 2008

La constante baja en los precios del alquiler de meses anteriores están quedando en el olvido, y la falta de inventario los pone por las nubes: muchos no pueden pagarlo

Los precios de los alquileres han subido tanto, que ahora la preocupación de los neoyorkinos es cómo podrán pagarlo
Los precios de los alquileres han subido tanto, que ahora la preocupación de los neoyorkinos es cómo podrán pagarlo
Foto: Daryan-Shamkhali / Wunderstock

Nueva York, una de las ciudades más grandes de Estados Unidos y el mundo, fue muy golpeada por la pandemia. Miles de escaparates cerraron temporalmente, otros incluso de forma permanente, y con ello muchos empleos no se han podido restablecer. Para millones de familias los apoyos que se dieron en torno al alquiler fueron una bendición, incluso los precios se redujeron. Ahora se ha quedado atrás y han aumentado a niveles que no se habían visto desde 2008.

Pese a que no hay un retorno generalizado a las oficinas y diversas fuentes de empleo, los precios de las rentas residenciales en Nueva York volvieron a dispararse. El avance de las vacunas, el levantamiento de restricciones y la relativa vuelta a la normalidad en el ocio están devolviendo a la Gran Manzana su estatus como una de las ciudades más atractivas del mundo para vivir, pero también han retornado las rentas elevadas, que llegaron a caer por los suelos para estándares neoyorquinos.

“El mercado giró en abril y cada mes se ha vuelto más ajustado, mucho más rápido de lo que se anticipaba”, señala a Hal Gavzie, director ejecutivo de arrendamientos de la inmobiliaria Douglas Elliman, a la agencia EFE. “Hay muy poco inventario para alquilar en la mayoría de distritos y está suponiendo un reto”.

De acuerdo con el último reporte de agosto de Douglas Elliman, los nuevos contratos de alquiler residencial en Manhattan, Brooklyn y Queens se han disparado a su mayor nivel desde 2008, con lo que desaparecieron las suculentas “promociones pandémicas” en las que se llegaron a ofrecer hasta ocho meses de renta gratuitos, en algunos casos.

“Está complicado encontrar algo si buscas rentar, en algunos casos hemos visto a agentes anunciar un apartamento de una habitación en torno a tres mil dólares y recibir un centenar de solicitudes en un día: es una guerra de pujas”, apunta Gavzie.

Según los últimos datos de StreetEasy, a finales de septiembre había unos 15 mil 500 departamentos disponibles, menos que antes de que comenzara la pandemia, con precios aproximándose a cifras previas a marzo de 2020, con los más altos en Manhattan (una media de $3,100 dólares) seguidos por Brooklyn ($2,650 dólares) y Queens ($2,250 dólares).

El problema es que la falta de inventario y el aumento de los precios no viene acompañada de mejores ingresos. Muchos sectores de la sociedad siguen sin poder tener un empleo que les permita vivir en una de las ciudades más caras del mundo.

También te puede interesar:

• En Los Ángeles te ayudan a pagar el alquiler: quién califica y cómo hacerlo
• Hay 30 ciudades de Estados Unidos donde el alquiler con dos habitaciones es más barato que un espacio con una habitación
• Renta en Estados Unidos: qué hacer si el propietario aumenta tu alquiler por tener o adoptar un hijo