Golpe a la recuperación económica: 37,000 estadounidenses más solicitaron ayuda por desempleo en la última semana

Cuando los economistas esperaban otra disminución en los reclamos, estos subieron de manera inesperada; se frenó una racha de seis semanas con indicadores a la baja

Golpe a la recuperación económica: 37,000 estadounidenses más solicitaron ayuda por desempleo en la última semana
El aumento fue un duro golpe a la credibilidad de los economistas, que habían previsto otro descenso.
Foto: John Sommers II / Getty Images

Después de caer durante seis semanas seguidas, 37,000 estadounidenses presentaron solicitudes iniciales por desempleo en la semana que finalizó el 12 de junio, lo que indica que el mercado laboral aún enfrenta un largo camino a la recuperación.

Los nuevos reclamos por desempleo pasaron de 375,000 la semana pasada (el nivel más bajo desde el inicio de la pandemia) a 412,000. Lo que resultó mucho peor fue que superó, con mucho, que las 360,000 solicitudes esperadas por los economistas.

La cantidad de estadounidenses que presentaron solicitudes al programa de Asistencia por Desempleo Pandémico, que extiende los beneficios a los trabajadores independientes que no son elegibles para los programas estatales tradicionales, también aumentó y se elevó a 118,025, según los datos publicados el jueves.

A pesar del aumento en las nuevas reclamaciones semanales, el número total de estadounidenses que recibieron cualquier forma de beneficio se redujo drásticamente a 14.8 millones en la semana que finalizó el 29 de mayo, una disminución de 560,000 personas menos que la semana anterior y mucho más bajo que los 30.2 millones de reclamos semanales presentadas la misma semana del año pasado.

“La información sobre las solicitudes iniciales no nos dice cuándo se recuperará el mercado laboral o dónde se alcanzará el llamado pleno empleo, porque los datos más recientes cuentan que hay más de 9 millones de vacantes y un número igual de desempleados”, escribió el analista económico senior de Bankrate, Mark Hamrick, refiriéndose al objetivo de pleno empleo de la Reserva Federal, lo que significaría que las únicas personas desempleadas serían las que no pueden trabajar.

La tasa de desempleo fue de 5.8% en mayo, según el informe mensual del Departamento de Trabajo, por debajo del 6,1% en abril.

El miércoles, la Reserva Federal /Fed) dijo que quiere ver más avances en el mercado laboral antes de tomar medidas para subir las tasas de interés y endurecer su política. La Fed ha insistido durante mucho tiempo en que la economía sigue frágil y necesita asistencia debido a la pandemia en curso, pero es probable que el banco central cambie su mensaje a la luz del crecimiento del empleo esperado para finales de este año. Las autoridades dijeron el miércoles que esperan dos aumentos en las tasas de interés para fines de 2023, antes de lo esperado.

Al menos 26 estados, incluidos Alabama, Mississippi y Carolina del Sur, han anunciado que dejarán de participar en el programa de beneficios de desempleo complementario del gobierno federal, que proporciona $300 dólares adicionales por semana a los estadounidenses desempleados.

Algunos funcionarios afirman que los pagos desincentivan trabajadores para encontrar trabajo, pero en una nota a los clientes a fines del mes pasado, los economistas de JPMorgan dijeron que la finalización anticipada del seguro de desempleo, que expirará en septiembre, parece “vinculado a la política, no a la economía”.