Hay gente que vive sin trabajar en Estados Unidos y no son millonarios: cómo lo hacen

Desde apoyos gubernamentales, pasando por decisiones afortunadas y hasta los actos ilegales forman parte de las razones por las que muchas personas en el país no trabajan

Hay personas que se las ingenian para generar ingresos sin hacer nada.
Hay personas que se las ingenian para generar ingresos sin hacer nada.
Foto: Tamba Budiarsana / Pexels

Desde que se comenzó la reapertura de establecimientos y hubo una creciente oferta de empleo, muchos especialistas se preguntan: ¿por qué la gente no busca trabajo? ¿Cómo le hacen para vivir? Estados Unidos es el país de las oportunidades, en otras naciones la conocen como el “sueño americano”, pero eso se ve, sin duda, en el sinfín de posibilidades financieras que tienen las personas para conseguir dinero sin trabajar. Unas las brinda el propio gobierno y otras requieren de mayor esfuerzo por parte de los individuos, pero estas son algunas opciones para aquellos que no quieren mover un dedo.

Según la tasa de participación de la fuerza laboral de la Reserva Federal, casi un tercio de todos los hombres en edad laboral en Estados Unidos, que se cuenta a partir de los 16 y hasta los 64 años, no tienen trabajo ni tampoco lo buscan. En datos duros, eso significan casi 30 millones de personas.

Si bien la pandemia de Covid-19 empujó el entorno de escasez laboral actual, éste es una situación de hace décadas. La tasa de participación de los hombres alcanzó un máximo del 87.4% en octubre de 1949, cifra en disminución desde entonces. Actualmente se encuentra en el 67.7%, es decir, estamos cerca de la historia.

De acuerdo con un análisis de Andy Serwer y Max Zahn para el Morning Brief de Yahoo! Finance, éstas son algunas de las formas más comunes con las cuales las personas pueden generar ingresos, sin trabajar (formalmente).

1. Seguro de desempleo

Este tema ha sido controversial en las últimas semanas. Varios estados, especialmente republicanos, culminaron el apoyo casi dos meses antes de la expiración oficial. Los pagos extra federales que se brindaron con los diversos paquetes de estímulo fueron, en conjunto, alrededor de $1,200 dólares ($600 dólares, en el primer paquete y $300 dólares en el segundo y tercer paquete) repartidos en varias semanas desde marzo de 2020, con la aprobación de la Ley CARES, y hasta el pasado 6 de septiembre que se entregaron los últimos $300 dólares semanales con la administración de Joe Biden.

Pero esto no significa que los desempleados queden desamparados, ya que cada estado tiene su propio seguro. De acuerdo con los portales del departamento del trabajo de cada estado, el beneficio del seguro de desempleo promedio nacional está entre los $300 y los $500 dólares. Aunque todos los estados cuentan con su beneficio máximo, hay algunos que brindan un dinero extra por carestía de vida, conocido como DA Allowance. Con este subsidio, hay estados como Massachusetts donde podrían obtener hasta $1,220 dólares de ayuda por desempleo cada semana.

2. Jubilación anticipada, pensión e invalidez

Aunque los expertos aclaran que parece una mezcolanza de casos, toma en cuenta la forma en las que personas de menos de 64 años tienen ingresos, desde sus pensiones del Seguro Social hasta sus ingresos por sus cuentas 401(k). Según la Oficina del Censo de EE. UU., hay unos 6,000 sistemas de jubilación del sector público en Estados Unidos. En conjunto, estos planes tienen $4.5 billones de dólares en activos, con 14.7 millones de miembros trabajadores y 11.2 millones de jubilados. Los planes distribuyen $323 mil millones de dólares en beneficios anualmente, y nuevamente, algunos a hombres menores de 64 años.

También hay un seguro por discapacidad de la Administración del Seguro Social que se paga a unos 9 millones de estadounidenses, quienes pueden recibir pagos muchos años antes de la edad de jubilación. La cantidad máxima de beneficio por discapacidad que puede recibir cada mes es actualmente de $3,148 dólares. El beneficio promedio recibe alrededor de $1,277 dólares por mes, según el grupo de abogados Social Security Disability Advocates.

3. Ahorros, inversiones y criptomonedas

Si bien no hay una cifra exacta de cuantas personas viven de sus ahorros, al menos durante la pandemia unos tuvieron que recurrir a ellos y otros incluso lograron aumentarlos. De acuerdo con una encuesta reciente de Northwest Mutual, los ahorros personales promedio han aumentado más del 10% en comparación con el año pasado, de $65,900 dólares del año pasado a $73,100 dólares. Los ahorros para la jubilación promedio aumentaron un 13%, de $87,500 dólares el año pasado a $98,800 dólares en la actualidad.

Asimismo, hay muchas personas que tuvieron la fortuna de invertir su dinero en acciones o criptomonedas, algunas que en estos meses han tenido suerte en la bolsa y aumentado sus ganancias. Por ejemplo, hubo movimientos sociales de inversión que lograron gran escándalo que lograron subir acciones, conocidas como acciones memes, de empresas como GameStop. También el bitcoin ha logrado sumas estratosféricas, pasando de $4,861 dólares el 12 de marzo de 2020 a $47,763 dólares actualmente. Aunque muchos expertos temen a este tipo de inversiones, algunas personas lograron tener grandes dividendos de ellas.

4. Viviendo con miembros de su familia

Con base en datos del Pew Research Center del año pasado, la pandemia “ha empujado a millones de estadounidenses, especialmente a adultos jóvenes, a mudarse con familiares. La proporción de jóvenes de 18 a 29 años que viven con sus padres se ha convertido en una mayoría desde que los casos de coronavirus en EE. UU. Comenzaron a propagarse [a principios de 2020], superando el pico anterior durante la era de la Gran Depresión. En julio, el 52% de los adultos jóvenes vivían con uno o ambos padres, frente al 47% en febrero (del 2020)“. Los datos reflejan el número más alto en los últimos 90 años.

 5. Trabajo ilegal

No se puede considerar como un “trabajo” formal, debido a que los ingresos no se declaran ante el Servicio de Impuestos Internos (IRS), pero hay cifras preocupantes que reflejan su crecimiento. El negocio de la venta ilegal de drogas se puede ver por medio del aumento de muertes por sobredosis. The Washington Post reportó que los fallecimientos por esta situación llegaron a 93,000 durante el año pasado, un 30% más que en 2019. También existen al menos 2 millones de personas encarceladas en Estados Unidos por una cuestión de otros delitos desde el robo, el robo con violencia, la prostitución y el proxenetismo.

También te puede interesar:

• Las solicitudes de desempleo en Estados Unidos aumentaron a 351,000 en la última semana
• Los 10 estados de Estados Unidos con la mayor tasa de desempleo entre los hispanos
• Por qué terminar el seguro federal de desempleo de manera anticipada no impactó tanto la búsqueda de empleo