Illinois eliminará el impuesto a los comestibles por un año para combatir la inflación a partir del 1 de julio

El gobierno de Illinois, estado que tienen un impuesto sobre los comestibles del 1%, eliminará esta carga fiscal para tratar de ayudar a sus residentes contra la inflación, a partir del 1 de julio de este año

Illinois es uno de los pocos estados de EE.UU. que tienen un impuestos sobre los comestibles, que ahora eliminarán temporalmente.
Illinois es uno de los pocos estados de EE.UU. que tienen un impuestos sobre los comestibles, que ahora eliminarán temporalmente.
Foto: Shutterstock

Pasan los meses con una inflación histórica y el estrés financiero familiar aumenta cada vez más. Ir a comprar tus necesidades sólo provoca más angustia conforme pasan los días. Darte cuenta de que el mismo producto es más caro de un momento a otro, no es lindo para nadie. Los gobiernos locales hacen sus propios esfuerzos y ahora es Illinois el que lleva la delantera para reducir las facturas de comestibles de sus residentes, con la eliminación del impuesto de estos productos esenciales a partir del 1 de julio.

El gobierno del estado de Illinois, donde se encuentra Chicago, una de las ciudades más grandes de EE.UU., evalúa dar un poco de alivio a sus residentes con la eliminación temporal del impuesto sobre los comestibles.

Te preguntarás: ¿se cobran impuestos sobre los comestibles? Recuerda que la disposición tributaria de cada estado es única, incluso puede ser distinta a las obligaciones fiscales federales. La mayoría de los estados no cobran este impuesto, ya que los consideran como una necesidad para la supervivencia.

En cambio, estados como Illinois sí tienen una carga fiscal para estos productos. El estado cobra un impuesto del 1% sobre comestibles, medicinas, otros artículos de drogas y productos de higiene. Otras compras se cargan a una tasa de impuesto a las ventas más alta de 6.25%.

De aquí que la disposición del estado es importante para los residentes que ven que sus facturas de alimentación se elevan sin parar. A partir del 1 de julio de 2022 y hasta el 30 de junio de 2023, Illinois suspenderá el impuesto del 1% sobre las ventas minoristas de comestibles.

El cambio temporal de impuestos se aplica únicamente a los alimentos de consumo humano que se ingieran fuera de los locales. Esto quiere decir que si compras comestibles y artículos de abarrotes diarios para llevar a casa, no estarán sujetos al impuesto estatal del 1% durante un año.

Las comidas preparadas en restaurantes se mantienen con sus cargas fiscales regulares. No obstante, al reducirse el precio de las facturas de comestibles, es posible que los precios de los alimentos preparados también disminuyan. Aunque esto no es obligatorio y podría no generalizarse.

Los alimentos envasados ​​para consumo inmediato, los refrescos, los dulces y las bebidas alcohólicas seguirán sujetos a impuestos a la tasa estatal del impuesto sobre las ventas del 6.25% más cualquier impuesto local, si corresponde.

Los medicamentos, artículos de conveniencia y productos de higiene, que también pudieran vender en establecimientos de comestible, seguirán gravados a la tasa del 1%.

Illinois no es el único estado con un impuesto a los comestibles y propuestas temporales para ayudar a sus residentes. La legislación reciente de Kansas eliminará gradualmente el impuesto estatal a los comestibles del 6.5%. A partir del 1 de enero de 2023, el impuesto a los comestibles se reducirá al 4%. En 2024, el impuesto se reducirá al 2% y, finalmente, llegará al 0% el 1 de enero de 2025.

Entre otras medidas, hay estados como Maine, Colorado y Massuchusetts que han aprobado sus propios cheques de estímulo contra la inflación.

También te puede interesar:

Por qué la inflación afecta más a los padres y madres solteras en EE.UU.
Cuáles son las industrias que han mejorado y empeorado con la inflación y una posible recesión en EE.UU.
• Con los altos precios de la gasolina y la inflación, cómo saber si te conviene salir de vacaciones o quedarte en casa