Impuestos 2021: cómo declarar dinero ganado en apuestas de juegos de azar y deducir tus pérdidas

Aunque las pérdidas en juegos de azar se pueden deducir de tus impuestos, jamás puedes combinarla con tus ganancias; todo debe ser detallado en tu declaración por separado

Las ganancias en juegos de azar, como loterías, casinos y otros, se deben declarar en tus impuestos.
Las ganancias en juegos de azar, como loterías, casinos y otros, se deben declarar en tus impuestos.
Foto: Frazer Harrison / Getty Images

Dependiendo de la cantidad, ganar dinero en el casino o realizando apuestas puede significar el mejor día de tu vida. Sólo no te apresures en festejar tanto porque deberás declarar impuestos federales de esas ganancias. Algunos estados también gravan tu buena suerte. La buena noticia es que si tienes mala suerte, puedes deducir tus pérdidas ante el IRS. Aquí te explicamos ambos casos.

Cómo declarar tus ganancias en juegos de azar

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) tiene una guía que explica que las ganancias en juegos de azar, como loterías, rifas, carreras de caballos y casinos, deben declararse como ingresos en tu presentación de impuestos, sin importar el año fiscal. Por ejemplo, si obtuviste alguno de estos premios económicos durante 2021, es momento de declararlas durante la actual temporada fiscal.

Aunque las reglas son más claras cuando se obtienen ganancias en efectivo, también se declaran los premios de sorteos en especie, tales como automóviles, viajes y casas.

Las loterías, sorteos y casinos deben estar reglamentados ante el IRS. De ser así, el pagador deberá emitir un Formulario W-2G, Ciertas ganancias de juegos de azar, que te servirá a la hora de presentar tu declaración de impuestos. En dicho documento, se detalla la cantidad económica de tu premio y si tienes ganancias de juegos de azar sujetas a la retención de impuestos federales sobre los ingresos.

Usualmente, se expide este formulario para ganancias superiores a los $600 dólares o 300 veces el monto de tu apuesta. Te recomendamos que todos los ingresos por juegos de azar, así sean de $1 dólar, las reportes al IRS, aun cuando no te hayan expedido un Formulario W-2G. Si bien no es algo grave con cifras pequeñas, es importante que todas estas ganancias las reportes para evitar algún problema si tienes una auditoría del IRS.

Estas ganancias se deben declarar como “otro ingreso” dentro del Anexo 1 de tu Formulario 1040 o tu Formulario 140-SR. En él debes incluir las ganancias obtenidas que no se declaren en tu Formulario W-2G.

Generalmente, si ganas más de $5,000 dólares en una apuesta y el pago es al menos 300 veces el monto de tu apuesta, el IRS requiere que el pagador retenga el 24% de tus ganancias para impuestos sobre la renta. El monto retenido se indicará en el cuadro 4 del formulario W-2G que recibirás.

Si no pagas tus impuestos a través de retenciones o incluso aunque lo hayas hecho, seguramente tendrás que presentar una declaración de impuestos estimados, que se realizan cada trimestre del año. El impuesto estimado se utiliza para pagar no solo el impuesto sobre la renta, sino también otros impuestos, como el impuesto sobre el trabajo por cuenta propia y el impuesto mínimo alternativo.

Cómo deducir tus pérdidas en juegos de azar

Perder dinero en una apuesta o un juego de azar puede no ser algo muy grato y con diferentes niveles de molestia dependiendo de la cantidad. La buena noticia es que puedes deducir esa pérdida en tu declaración de impuestos. Para hacerlo, debes detallar tus deducciones en el Anexo A del Formulario 1040 y tener un registro de tus ganancias y pérdidas.

El monto de pérdidas que deduzcas no puede exceder del monto de ingreso de juegos de azar que señalas en tu declaración de impuestos. Reclama tus pérdidas de juegos de azar hasta el monto de tus ganancias como “Otras deducciones detalladas”.

Las pérdidas de juego incluyen el costo real de las apuestas más los gastos relacionados, como el viaje hacia y desde un casino u otro establecimiento de juego. Por eso es primordial que mantengas un registro preciso o un comprobante similar de tus ganancias y pérdidas de juegos de azar y tienes que presentar recibos, boletos, declaraciones u otros comprobantes que muestren los montos de tus ganancias y de tus pérdidas.

Otra aclaración: no puedes deducir pérdidas de juego que superen las ganancias que declaras en tu declaración. Por ejemplo, si ganaste $100 en una apuesta, pero perdiste $300 en algunas otras, solo puedes deducir los primeros $100 dólares de pérdidas. Si tuviste tan mala suerte que no obtuviste ninguna ganancia de juego durante el año, no puedes deducir ninguna de tus pérdidas.

Las ganancias y pérdidas de juegos de azar deben informarse por separado. Por ejemplo, si ganas $500 y pierdes $400, no puedes reportar la diferencia de $100 dólares como ingreso. Tienes que detallar cada ganancia obtenida y pérdida de juego como deducción de forma independiente.

También te puede interesar:

• La maldición de ganar la lotería: por qué es lo peor que te puede pasar
• Lotería en Estados Unidos: qué pasa cuando un inmigrante gana el premio mayor
• ¿Cómo afectaría tu declaración de impuestos si ganaras el millonario premio de Powerball y Megamillions?