Inflación en Estados Unidos: los precios aumentaron más de lo esperado en septiembre

Los precios de alimentos y energía fueron los que más aumentaron durante septiembre, lo que comienza a preocupar a analistas de que la inflación realmente sea transitoria

Cuando los productos básicos para las familias estadounidenses como son los alimentos no dejan de aumentar, comienza la preocupación.
Cuando los productos básicos para las familias estadounidenses como son los alimentos no dejan de aumentar, comienza la preocupación.
Foto: Steve Buissinne / Pixabay

La inflación en Estados Unidos continúa. Los precios al consumidor siguieron con su aumento, sólo que en esta ocasión el incremento reflejado en septiembre fue un poco más de lo que analistas esperaban.

El Departamento del Trabajo informó que el índice de precios al consumidor (IPC) para todos los artículos subió un 0.4% durante septiembre, en comparación con el 0.3% que estimaba el Dow Jones. Año tras año, los precios aumentaron un 5.4% en comparación con la estimación del 5.3% y el más alto desde enero de 1991.

Los precios de los alimentos y la energía fueron de los que más aumentaron durante este mes, mismos que se vieron compensados por la reducción en los automóviles usados. Excluyendo los costos de los alimentos y la energía, el IPC aumentó un 0.2% mensual y un 4% interanual, frente las estimaciones respectivas del 0.3% y el 4%.

Un vivo reflejo del aumento en el último mes se nota en la gasolina, misma que subió otro 1.2% en el mes, cargando un incremento anual de 42.1%. El aceite combustible se disparó un 3.9%, para un incremento interanual de 42.6%. Y mientras el combustible aumente, casi todo por añadidura lo hará.

Los precios de los alimentos también mostraron ganancias notables durante el mes, con los alimentos en el hogar subiendo un 1.2%. Los precios de la carne subieron un 3.3% solo en septiembre y aumentaron un 12.6% interanual.

“Los alimentos y la energía son más variables, pero ahí es donde está el problema”, aseguró Bob Doll, director de inversiones de Crossmark Global Investments, para CNBC. “Con suerte, comenzamos a resolver nuestro problema de escasez de suministro. Pero cuando el polvo se asiente, la inflación no volverá de cero a 2 [por ciento] donde estaba durante la última década”.

Por el contrario, los precios de los automóviles usados, que han estado en el centro de gran parte de las presiones inflacionarias en los últimos meses, cayeron un 0.7% en el mes, lo que redujo el aumento de 12 meses al 24.4%.

De acuerdo con el análisis de CNBC, el continuo aumento de los precios, incluso con la caída de los costos de los vehículos, “podría dar crédito a la idea de que la inflación es más persistente de lo que piensan los responsables de la formulación de políticas”.

Entre otros incrementos y disminuciones del mes:

Las tarifas de las aerolíneas cayeron un 6.4% durante el mes después de caer un 9.1% en julio.

Los precios de las viviendas, que representan alrededor de un tercio del IPC, aumentaron un 0.4% en el mes y un 3.2% en el periodo de 12 meses.

El alquiler equivalente de los propietarios o cuánto tendría que pagar un propietario de una propiedad para alquilarla, también aumentó 0.4%, su mayor ganancia mensual desde junio de 2006.

Los precios de la ropa también disminuyeron un 1.1% en septiembre. Mantiene una ganancia anual de 3.4% luego de varias alzas anteriores.

Los servicios de transporte cayeron 0.5%. Junto con la ropa, había tenido aumentos constantes y muestra una ganancia anual de 4.4%.

Aunque la Fed ha mencionado constantemente que la inflación actual es transitoria, expertos comienzan a cuestionar esa aseveración.

El martes, el Fondo Monetario Internacional advirtió que la Fed y sus pares globales deberían estar preparando planes de contingencia en caso de que la inflación sea persistente. Eso significaría subir las tasas de interés antes de lo esperado para controlar las ganancias de precios.

“Este es un dato más para decir: ‘Fed, su intento de convencernos de que la inflación es transitoria no es creíble'”, rebatió Doll. “Si conoces a alguien que no tiene que vivir en algún lugar, no come ningún alimento y no usa energía, entonces la inflación tal vez no sea un problema particular. Pero vamos”.

También te puede interesar:

• Seguro Social: aumenta el COLA pero muchos ni lo verán por el incremento de Medicare
• Inflación en Estados Unidos: Costco vuelve a limitar las compras de papel higiénico y otros artículos esenciales
• Inflación en Estados Unidos: cómo hacerle frente al alza de precios para que no afecte a tu bolsillo