Inflación en productos al consumidor en Estados Unidos: qué artículos son los que más suben de precio

El aumento de precios está afectando a distintas industrias por igual. Los efectos se están viendo en madera, alitas de pollo, salsa de tomate, cobre, semiconductores, muebles, por mencionar algunos

Inflación en productos al consumidor en Estados Unidos: qué artículos son los que más suben de precio
La inflación está afectando a varios productos básicos.
Foto: Pexels

Si la economía estadounidense ya ha estado golpeada por el Covid-19, la inflación está haciendo ahora de las suyas, generando un impacto negativo en el bolsillo de los estadounidenses. Según los expertos, desde el 2008 no se había registrado un crecimiento tan rápido como el que se ha visto durante las últimas semanas. ¿Cómo repercute en el gasto de los consumidores?

La inflación se disparó 5% en mayo. El efecto es simple de explicar y probablemente difícil de digerir: afecta en el aumento de costos de productos que abarcan diversas industrias, pasando por los precios de la madera, los alimentos y hasta los tickets para tomar vuelos aéreos. Aunado a esto, se suma el aumento en los costos de los insumos y la escasez de materiales y de trabajadores en diversos rubros.

Algunos legisladores han expresado públicamente su preocupación al respecto, ya que temen que en Estados Unidos se viva una hiperinflación, sin embargo, hay economistas que son mucho más optimistas y afirman que este aumento de precios es algo temporal y que se irán ajustando conforme los estadounidenses vayan retomando sus actividades, en pro de los avances en la vacunación contra el coronavirus.

Según un informe reciente del Índice de Precios al Consumidor (IPC, por sus siglas en inglés), perteneciente a la Oficina de Estadísticas Laborales, se estableció que el aumento de los precios en una economía que está reactivando apenas, aunque sigue frágil, continúa erosionando el poder adquisitivo de los consumidores.

Qué productos están al alza en los precios

El aumento de precios está afectando a distintas industrias por igual. Los efectos se están viendo en madera, alitas de pollo, salsa de tomate, cobre, semiconductores, muebles, por mencionar algunos.

Los productos en los supermercados no están exentos. Hace algunas semanas, Procter & Gamble fue una de las empresas que anunció que aumentaría los costos de algunos de sus productos básicos durante los siguientes meses.

Los precios de los vehículos también se han disparado y es que algunas marcas como GM y Ford han disminuido su producción, mientras que otros, como Tesla, la ha aumentado.

El aluminio, el cobre, el acero y el mineral de hierro también cuestan más, al ser insumo básico para muchas industrias, repercute también en los productos finales. Lo mismo ha pasado con las casas y los artículos para el hogar.

Si de alimentos se trata, el maíz, los cereales y la soja están en sus niveles más altos desde el 2012. Según el último reporte, aunque el impacto en los precios de los alimentos no ha sido tan elevado, pero sí han subido alrededor del 1.1% durante los últimos cuatro meses.

Por su parte, la Casa Blanca ha pedido cautela y ha dicho que los efectos de la inflación son “transitorios”.

***

También te puede interesar:

-Según el Índice de Precios al Consumidor, la tasa anual definida en mayo alcanza un aumento del 5%