Invertir en la tercera edad: tres opciones para comenzar

Para diversos expertos, invertir en la tercera edad puede ser una buena opción, y al igual que en cualquier otro momento, hay ciertas cuestiones que deben considerarse. En Solo Dinero te lo contamos

Las personas de la tercera edad tienen ventajas a la hora de invertir.
Las personas de la tercera edad tienen ventajas a la hora de invertir.
Foto: Shutterstock

¿Cuál es el mejor momento para invertir? La respuesta seguramente tendrá diversas aristas. Algunos tendrán sus opiniones que entre más temprano lo hagan será mejor, otros más pensarán que cuando se esté en la cima del éxito, económicamente hablando y otros, pueden argumentar que cualquier momento es ideal. El punto ideal puede llegar en diferentes momentos para cada persona y esto no exenta a las personas de la tercera edad.

Algunos economistas tienen la fiel creencia que comenzar a invertir cuando se está en los años de jubilación puede ser un gran acierto, ya que las personas pueden encontrarse en sus años de ingresos máximos. Si es tu caso y tienes la cosquillita, no debes dejar que nadie te diga lo contrario y hazlo. En Solo Dinero te vamos a ayudar a identificar cuáles pueden ser esos primeros pasos a tomar en cuanta para comenzar a invertir. ¡Toma nota!

Analiza tu horizonte, hacia dónde quieres ir y tu contexto

Lo más importante es poder identificar en dónde estás parado y hacia dónde quieres ir. Tu horizonte temporal y tu tolerancia al riesgo son dos factores fundamentales.

“Para los inversionistas que están comenzando su viaje de inversión más tarde en la vida, es importante tener en cuenta su horizonte de tiempo”, dijo Colby McFadden, fundador y director ejecutivo de Quiver Financial, en un entrevista con Go Banking Rates.

“Es posible que su horizonte de tiempo no sea lo suficientemente largo para que pueda permitirse correr los mismos riesgos que alguien que comenzó su viaje de inversión a una edad más temprana”, añadió el experto.

También explica que al momento de invertir, los adultos mayores deben tomarse más tiempo para poder analizar de manera detallada su tolerancia al riesgo. En este punto, lo más recomendable es consultar a un asesor financiero que sea experto en modelar la sensibilidad de varias combinaciones de inversión. Según McFadden, esto le ayudará a las personas a encontrar una asignación de cartera que se ajuste bien a su tolerancia de volatilidad en los saldos de sus cuentas debido a los constantes cambios del mercado.

Haz contribuciones a tu plan 401 (k)

Los planes 401 (k) te permiten tener ahorros para la jubilación y una de sus ventajas, es que son patrocinados por las empresas. Entonces un acierto será que tú mismo hagas tus propias aportaciones, independientes a las que hace tu empleador, para maximizar tus ahorros y tus ingresos en este sentido. 

Algunos planes 401 (k) te permiten que especifiques determinados aumentos en tus contribuciones, que sean automáticos y periódicos y otra de las formas es que algunos empleadores inscriben automáticamente a sus empleados en planes con aumentos automáticos.

El Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés) establece cierto límite a las contribuciones cada año. Para el 2022, la cantidad que puedes contribuir es de hasta $20,500 dólares, (hasta $27,000 dólares si cumplirás 50 años o más en cualquier momento durante el año calendario), siempre y cuando tu contribución no exceda tus ingresos del año.

Toma en cuenta que las contribuciones que haga tu  empleador no cuentan hacia el límite establecido por el organismo fiscal.

Contribuir en una cuenta IRA Roth

Si tu empresa no te ofrece un plan 401, entonces tienes la opción de hacer contribuciones a una cuenta IRA Roth, ya que, a decir de los expertos, éstas son muy flexibles y te ofrecen el potencial de ganancias con impuestos diferidos y retiros sin tener que pagar taxes. Paga impuestos cuando aportas y, a cambio, podrás realizar retiros, calificados con exención fiscal, de ganancias potenciales por tus contribuciones.

“Estos fondos mutuos pueden diversificar su cartera y los impuestos se diferirán hasta que retire el dinero. Al no gravar las ganancias cada año, esencialmente construirá un nido de ahorros más grande”, dijo a Go Banking Rates, fundador y propietario de Tallou Financial Services. El experto agregó que una IRA puede ser un gran comienzo para los inversionistas porque les dará acceso a diferentes fondos mutuos. 

Mira las posibilidades de una cuenta de corretaje

Una cuenta de corretaje es aquella que te permite comprar y vender acciones, bonos, fondos mutuos, fondos negociables en el mercado y depósitos corrientes, entre otro tipo de inversiones. Con la decisión más reciente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed, por sus siglas en inglés) de aumentar las tasas de interés, los inversores que también se verán beneficiados.

Las cuentas de corretaje se abren con una empresa de inversión y la diferencia que tienen con las cuentas bancarias, comunes y corrientes, es que las de corretaje te ofrecen acceso a una variedad de inversiones, como las que mencionamos anteriormente. A estas cuentas también se les conoce como cuentas imponibles, ya que los ingresos se gravan como ganancias de capital y por tanto, debes pagar los impuestos correspondientes.