Invertir en oro en EE.UU.: por qué no es la mejor decisión en estos momentos

En SoloDInero te explicamos por qué invertir en oro en estos momentos en EE.UU. no es la mejor decisión, y qué prefieren los inversionistas actualmente para protegerse de la inflación

Invertir en oro en EE.UU. siempre ha sido lo usual en épocas de inflación. Pero en estos momentos, no es lo más recomendable, pues su precio ha bajado progresivamente desde marzo de este año.
Invertir en oro en EE.UU. siempre ha sido lo usual en épocas de inflación. Pero en estos momentos, no es lo más recomendable, pues su precio ha bajado progresivamente desde marzo de este año.
Foto: Shutterstock

En teoría, este es el momento perfecto para invertir en oro en Estados Unidos, pues se trata de un activo cuyo precio suele subir en épocas de la inflación como la que se vive actualmente. Pero, por extraño que parezca, los precios del oro en estos momentos no solo no han subido, sino que se encuentran casi 20% por debajo de su pico registrado en el mes de marzo de este año.

En otras palabras, invertir en oro en estos momentos no es la mejor decisión si estás en EE.UU., dado que casi se podría decir que el oro ha entrado oficialmente en una tendencia bajista.

Warren Patterson, jefe de estrategia de commodities en IGN, indicó para CNN Business que la razón de este declive general de los precios del oro se debe a que los inversionistas no tienen “apetito” por obtener oro en el escenario actual.

Pero… ¿Por qué ocurre esto? Si el oro históricamente ha sido considerado como un activo con propiedades de “refugio seguro” (o safe haven) ante situaciones geopolíticas como la que se vive actualmente con la invasión de Rusia a Ucrania (y la consecuente disrupción de la estabilidad de los mercados en Europa).

La respuesta a esto parece encontrarse en el llamado “Efecto Fed” (Efecto Reserva Federal).

¿Qué es el “Efecto Fed y por qué ha hecho que invertir en oro en Estados Unidos no sea lo más recomendable en estos momentos?

De acuerdo con un reportaje de CNN Business, el que el oro en estos momentos no sea atractivo para los inversionistas se debe, en parte, a la política monetaria llevada a cabo por la Reserva Federal, es decir, por los incrementos de las tasas de interés que ha llevado a cabo para frenar la inflación, que en el mes de agosto fue de 8.3%.

Y es que estos aumentos tienen muchos efectos colaterales, como, por ejemplo, la sobre-apreciación del dólar, que se ha vuelto sumamente fuerte al compararlas con otras divisas extranjeras. Esto ha hecho que las transacciones para la compra de oro (las cuales usualmente se hacen en dólares) sean mucho más costosas para los inversionistas foráneos, lo que probablemente ha reducido la demanda de oro.

Pero el oro no solo posee este problema, sino que debe competir con otro instrumento de inversión muy confiable: los bonos del Departamento del Tesoro de EE.UU.

Debido al alza de las tasas de interés por parte de la Fed, el rendimiento de los bonos del Tesoro fijados a 10 años subió 1.5% desde el principio del año 2020, convirtiéndose en un activo de mucho atractivo para los inversionistas, quienes pueden obtener mejores retornos de estos bonos que de las inversiones en oro.

Y las perspectivas futuras no parecen indicar que los bancos centrales del mundo, incluyendo la Reserva Federal, vayan a disminuir sus tipos de interés, lo que hará que este ciclo de preferencia de los bonos del Tesoro sobre el oro se mantenga, de acuerdo con especialistas.

También te puede interesar:

Qué inversiones son las más riesgosas y pueden hacerte perder tu dinero
Cómo comprar oro en una cuenta de jubilación individual (IRA)
Inversiones en EE.UU.: por qué es conveniente invertir en metales preciosos en épocas de inflación