Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, recomienda aprobar paquete de estímulo de Biden

El Congreso debe aprobar la propuesta de Biden o arriesgarse a una recuperación anémica y devastadoramente incompleta, señaló

Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, recomienda aprobar paquete de estímulo de Biden
Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía en 2001.
Foto: Polito di Torino / Getty Images

En su columna publicada este miércoles en CNN Business, el Premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, consideró que no aprobar el paquete de ayuda del presidente Joe Biden sería irresponsable e imprudente.

Stiglitz señaló que mientras las negociaciones para sacar adelante el proyecto de Biden avanzan, “algunas de las voces habituales de la derecha están preocupadas de que el gobierno federal pueda caer demasiado, especialmente para ayudar a los desempleados, los estados y los trabajadores de clase media”.

“A algunos demócratas, incluso, les preocupa que tengamos una recuperación en forma de ‘V’ y que el gasto excesivo pueda desencadenar la inflación”, apuntó.

El Nobel unió su voz a la de la ex presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien la semana pasada manifestó que, incluso cuando las grandes economías comiencen su recuperación, los gobiernos no deberían retirar prematuramente sus programas de estímulo.

Contrario a las principales críticas de los republicanos al paquete, Stiglitz consideró que “gran parte de los $1.9 trillones en el plan Biden aborda la pandemia y sus consecuencias económicas directamente: proporcionando vacunas, abriendo escuelas de manera segura, enviando asistencia a los estadounidenses vulnerables y ayudando a los estados y localidades que han visto caer sus ingresos. Con marcos de presupuesto equilibrado, los estados y las localidades tendrán que recortar el gasto en educación y salud en el momento en que más se necesitan. Gran parte de este gasto compensaría lo que debería haberse hecho antes en la pandemia”.

Stiglitz puso como ejemplo la Gran Recesión de 2008, cuando algunos economistas, incluido él, recomendaron un paquete de ayuda de al menos un trillón de dólares, pero el entonces presidente Barack Obama firmó finalmente un proyecto de estímulo de 787 billones de dólares, que produjo una recuperación fue débil y desequilibrada.

El ex vicepresidente del Banco Mundial se manifestó a favor de “focalizar” los cheques de estímulo de $1,400 dólares a los hogares con ingresos más bajos y criticó a los republicanos que se oponen al envío de ayuda directa, cuando votaron a favor de una reducción de impuestos para las corporaciones ricas y los ricos en la ley fiscal de 2017.

El profesor de la Universidad de Columbia consideró que los programas contenidos en el plan de Biden son estabilizadores automáticos y conducen a un mejor desempeño macro de la economía.

“Proporcionan gastos cuando los necesitamos. Sin estabilizadores automáticos, el presidente tiene que volver repetidamente al Congreso para pedir dinero cuando la recesión dura más de lo esperado. Desafortunadamente, obtener la aprobación legislativa es un proceso lento y contencioso”.

“No podemos pronosticar con precisión hacia dónde irá la economía y la dosis precisa de ‘medicina’ que la economía necesita para recuperarse. La administración de Biden ha equilibrado los riesgos y apoyo su receta de todo corazón. Como cualquier buen médico, controlas al paciente con atención. El país puede estar bien con el paquete propuesto por Biden o podría requerir más medicamento. Pueden ser necesarios ajustes de impuestos y tasas de interés, pero hacer algo menos de lo que ha propuesto Biden sería irresponsable e imprudente“.

También te podría interesar:

La expresidenta del FMI recomienda mantener el cheque de estímulo para recuperar la economía