¿Jubilarte a los 35 años? 5 cosas en las que deberías dejar de gastar si quieres retirarte temprano

Las pequeñas acciones son las que pueden hacer que te retires más temprano de lo que piensas

¿Jubilarte a los 35 años? 5 cosas en las que deberías dejar de gastar si quieres retirarte temprano
Retirarte a los 35 años puede ser posible disciplinándote en tu forma de gastar.
Foto: Bruce Mars / Unsplash

Si realizar una planificación financiera para tener un retiro digno puede parecer un proceso largo y complicado, pensar acelerar esta situación para la edad de 35 años, pudiera parecer imposible. Pero no, hay personas que lo han logrado con disciplina, enfocada en su meta de jubilación temprana.

CNBC compartió la experiencia de Steve Adcock, un antiguo desarrollador de software, quien se jubiló a los 35 años en 2016 y su esposa, Courtney, quien se retirara del trabajo un año después, a la edad de los 32 años.

Si bien Adcock aclara que tenía un ingreso de seis cifras, compartió una serie de consejos que cualquiera debería implementar. Es probable que si no adquieres una entrada de dinero de similar cantidad, tus sueños de jubilación a los 35 años pueda aplazarse, pero seguro si te enfocas en llevarlos al pie de la letra, no tengas que esperar hasta los 65 años, la edad promedio de todo trabajador retirado, para hacerlo.

1. Salir a comer

En 2019, una encuesta de Hloom a más de 2,000 estadounidenses, un portal de planillas de descarga, encontró que por lo menos el 69% desperdiciaba el dinero cenando fuera. Y aunque muchos lo hacemos, la realidad es que se gasta mucho dinero en ello.

Privarte no es la intención, sino que evites la costumbre hacerlo. A cualquiera le gusta salir a cenar de vez en cuando, pero hacerlo un hábito puede provocar que pierdas miles de dólares al año (o incluso en una misma salida).

2. Ropa

No es que vayas por la vida sin ella, nos referimos a ese frecuente gasto de conseguir el mejor conjunto de moda por cada época del año. El estadounidenses promedio gasta alrededor de $1,866 dólares por año en ropa y prendas de vestir, según un informe de GOBankingRates de 2019, que reunió los 25 gastos comunes y utilizó datos de la Oficina del Censo de EE.UU. y la Federación Nacional de Minoristas.

Un consejo de Marie Kondo que lleva acabo Adcock y recomienda que pueda ser tu propia regla es comprar lo esencial y usarlo hasta que se manche, se rompa o ya no te quede.

3. Actualizar tu teléfono celular

Es cierto que cada vez que Apple, Google y Samsung sacan al mercado un nuevo aparato celular o alguna actualización de sus modelos icónicos, es tentador hacerte de él, pero ¿realmente lo necesitas y le sacarás el mayor provecho?

La realidad es que los cambios de sistemas operativos y espacio suelen ser mínimos, por lo que un celular inteligente, sea cual sea el que tengas, te puede funcionar bastante bien por varios años.

Te recomendamos cambiar de celular cuando padezca de problemas técnicos importantes o deje de funcionar por completo. Y aún en esas circunstancias, llevarlo a un taller de reparación, puede lograr que te funcione por un tiempo aún más largo y hacerte ahorrar cientos de dólares por un cambio que puedes postergar.

4. Billetes de lotería

Algunos dicen: el que no arriesga, no gana. Pero la realidad es que hablando de la lotería, las probabilidades de que ganes están en tu contra. Y ahora, si sueles hacerlo, no sólo no ganas sino que pierdes dinero.

El dinero que piensas gastar en un boleto de lotería, y todo lo que puedes ahorrar en los otros rubros mencionados en este artículo, es mejor que lo metas a cuentas de inversión básicas como pueden ser para la jubilación. No requieres de grandes conocimientos y te van a dar rendimientos a un dinero que de otra manera sería perdido. Eso sí que es ganar el premio mayor a la distancia del tiempo. Incluso puedes lograr ser millonario tal como lo hemos mencionado en Solo Dinero.

5. Compras por impulso

Si eres de las personas que si se sienten tristes, compran; si se sienten felices, compran; si se sienten enojados o frustrados, compran; tal vez deberías plantearte la posibilidad de mejor tener un terapeuta que gastar sólo con base en tus emociones.

También debes controlar los impulsos de querer acaparar cuanta oferta te encuentras en el camino. Son muchas las personas que son capaces de adquirir artículos que jamás van a utilizar sólo porque tenían descuento.

Si quieres realmente jubilarte a los 35 años o al menos hacer tu más grande esfuerzo por lograrlo, como recomendación extra, podrías premiarte con tu dinero. Por cada cantidad que lograste retener al evitar comprar por impulso, la prenda de moda, un billete de lotería que posiblemente no ganarías, aquel celular que tanto querías o hasta la diferencia de una romántica cena en casa en vez de un restaurante, todo ese dinero ponlo en una cuenta de inversión y te darás cuenta cómo podrás jubilarte antes de lo que piensas.

También te puede interesar: