La inflación en EE.UU. comienza a ceder: se reporta 7.7% interanual en octubre

La Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos reportó que la inflación interanual durante el mes de octubre fue de 7.7%

La inflación en Estados Unidos no logra ceder como esperan los expertos.
La inflación en Estados Unidos no logra ceder como esperan los expertos.
Foto: Shutterstock

Este jueves, la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos (BLS, por sus siglas en inglés) dio a conocer su reporte sobre la inflación, como lo hace cada mes. En esta ocasión tocó dar los resultados de octubre, los cuales reportan que se llegó a una inflación del  7.7% interanual, lo que es un indicador que el índice de precios al consumidor comienza a ceder.

“El índice de vivienda contribuyó con más de la mitad del aumento mensual de todos los artículos, con los índices de la gasolina y los alimentos también aumentan. El índice de energía aumentó un 1.8% durante el mes a medida que el índice de gasolina y el índice de electricidad aumentaron, pero el índice de gas natural disminuyó. El índice de alimentos aumentó un 0.6% durante el mes y el índice de alimentos en el hogar aumentó un 0.4%”, reportó BLS en su informe.

Los indicadores también muestran que el índice de todos los artículos menos alimentos y energía subió un 0.3% octubre, después de subir un 0.6% en septiembre. Los índices de vivienda, seguro de vehículos motorizados, recreación, vehículos nuevos y el cuidado personal estuvo entre los que aumentaron durante el mes. Los índices que cayeron en octubre son el de los automóviles y camiones usados, la atención médica, la indumentaria y las tarifas aéreas.

Estos resultados llegan un mes después de que el mismo organismo reportara que durante el mes de septiembre, Estados Unidos se enfrentó a una inflación interanual del 8.2%, un porcentaje aún elevado. 

Desde el miércoles, las expectativas sobre lo que sería reportado por BLS comenzaron a salir. Las proyecciones hablaban de una probable moderación para los datos de octubre, sin embargo, apuntaban a que no sería lo suficientemente relevante como para hacer que la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés) desestimara hacer un nuevo ajuste de tasas federales antes de que acabe el 2022.

Los economistas proyectaban que el índice de precios al consumidor y la medida central que excluye los alimentos y la energía se enfriaron anualmente, pero a tasas aún consistentes con una inflación elevada y persistente, se preveía que el IPC  (Índice de Precios al Consumidor) general suba más que el mes anterior desde junio, reportaba Bloomberg.

Durante finales del 2021 y todo el 2022, los estadounidenses se han enfrentado a una de las inflaciones más elevadas de los últimos tiempos, y que de hecho, ha sido catalogada por varios expertos como histórica.

Las áreas más afectadas han sido la energía, el combustible y los alimentos. De acuerdo a diversos economistas, la guerra entre Rusia y Ucrania, los problemas en la cadena de suministro, y la falta de personal en ciertas áreas han conducido a que los estadounidenses se estén enfrentando a precios elevados en diferentes productos y servicios.

Todo este panorama ha hecho pensar a varios analistas que Estados Unidos estaría cercano a enfrentar su próxima recesión económica en el 2023. También se ha previsto que la inflación será menor para el año venidero, aunque no se espera que la gente encuentre productos baratos.

***

También te puede interesar:

-Qué pasará con la inflación en el 2023
-¿Los cheques de estímulo por la inflación están sujetos a impuestos?
-Septiembre fue para Wall Street el peor mes del año: por qué es peligroso para tu bolsillo que la inflación también afecta la Bolsa
-Inflación en EE.UU. se podría combatir con más inmigración, según la propuesta de un multimillonario