La inflación se aferra en Estados Unidos: queda en 3.1% en enero de 2024

La Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) dio a conocer que el Índice de Precios al Consumidor (CPI) aumentó 3.1% en enero del 2024, donde los precios de la vivienda y los alimentos la mantienen por encima de lo esperado

Inflación de enero 2024 en Estados Unidos

La inflación de enero superó las perspectivas del 2.9% que tenían los expertos en Estados Unidos. Crédito: Shutterstock

Cuando se esperaba que la inflación ya estaría dominada, el primer mes del año nos demuestra que no es así. A pesar de los pronósticos esperanzadores de algunos expertos que incluso la situaban por debajo del 3%, el primer reporte del 2024 nos dice que los precios aumentaron un 3.1% interanual en enero.

La Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) dio a conocer que el Índice de Precios al Consumidor (CPI) aumentó 3.1% en enero del 2024 respecto al año anterior. De un mes a otro, los precios incrementaron un 0.3%, ligeramente mayor del 0.2% intermensual que se registró en diciembre.

Ambas mediciones fueron más altas en comparación con las previsiones de los economistas. Datos de Bloomberg tenían perspectivas más optimistas, con un aumento intermensual del 0.2% y un aumento anual del 2.9%.

A pesar de que los resultados sobre la inflación no reflejaron lo esperado, mejoró con respecto a diciembre, cuando la inflación llegó a un 3.4% interanual, después de un 3.1% en noviembre del 2023.

Los precios más altos siguen siendo rígidos y no ceden. Al igual que con los datos de la inflación de diciembre, los mayores precios de la vivienda y los alimentos fueron los principales responsables de que la cifra siga superando los parámetros objetivos de la Reserva Federal (Fed). De hecho, los precios de los comestibles aumentaron bruscamente en enero, un 2.6% en enero con respecto al año pasado y un 0.4% de diciembre a enero. El índice de alimentos se convierte en un serio problema para cubrir las necesidades de los consumidores.

En el índice de vivienda, se observa un aumento del 6% anual sin ajustar y un 0.6% mes a mes. Esta fue una tasa particularmente alta después de que el índice subiera un 0.4% mensual en diciembre.

Recientemente, los funcionarios de la Fed pausaron por cuarta vez consecutiva los aumentos de las tasas de interés de referencia. La tasa de los fondos federales se mantiene en un rango de 5.25% a 5.5%. Sin embargo, los datos de la inflación de enero podrían provocar que el banco central retome su campaña de alzas en marzo o que por lo menos no inicie el tan esperado descenso de las tasas federales en marzo.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, aseguró a principios de este mes que el banco central quiere ver más pruebas de que la inflación se está enfriando antes de recortar las tasas.

El comité no espera que sea apropiado reducir el rango objetivo hasta que haya ganado una mayor confianza en que la inflación se está moviendo de manera sostenible hacia el 2%”, señaló el banco central en su comunicado del 31 de enero.

Tal como lo mencionan los expertos, una tasas de inflación más baja no significa que los precios de la mayoría de las cosas caigan; más bien, quiere decir que los precios suben más lentamente. La inflación llegó a un punto máximo en junio de 2022, cuando alcanzó el 9.1% interanual.

Por ejemplo, los precios de los alimentos son un 25% más altos que en enero de 2020, antes de la pandemia, mientras que los alquileres aumentaron un 22% durante el mismo período, señaló.

Las acciones cayeron en las primeras operaciones tras el informe, mientras que el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió unos 10 puntos básicos para cotizar cerca del 4.3%.

También te puede interesar:

En esta nota

Inflación en Estados Unidos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain