La negativa del presidente Trump a firmar legislación por el paquete de estímulo divide a los congresistas republicanos

La avalancha de movimientos de último momento de Trump causa estragos entre los legisladores conservadores

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, enfrenta una tormenta entre sus filas.
El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, enfrenta una tormenta entre sus filas.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

Las últimas semanas en el cargo del presidente Donald Trump han sido caóticas para el Congreso, sobre todo para los republicanos, que se dividen en los que apoyan la exigencia del mandatario de aumentar el monto del segundo cheque estímulo, de $600 a $2000 dólares, y los que dudan en hacerlo.

El Congreso regresará a sesiones el próximo lunes para evitar un posible cierre del gobierno y anular el veto del presidente a un proyecto de ley anual de defensa.

La sorprendente oposición de Trump al paquete presupuestal del próximo año y de estímulo económico para enfrentar al COVID-19, significa que el gobierno podría cerrar el martes, días antes de las elecciones de segunda vuelta en Georgia que determinarán la mayoría en el Senado.

La avalancha de movimientos de Trump ha dividido al Partido Republicano, al igual que su serie de polémicos indultos, que los demócratas critican como un flagrante abuso de autoridad.

Los líderes republicanos en ambas cámaras han luchado por lograr que un paquete bipartidista de estímulos para enfrentar al coronavirus y el financiamiento del gobierno llegue a la meta.

El senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, uno de los aliados más cercanos de Trump en el Senado, y el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, están tratando de salvar el paquete de $2.3 trillones de dólares, que aprobó el Congreso el martes.

Graham presiona para que se vote sobre los cheques de estímulo de $2,000 dólares, en lugar de los pagos directos de $600, además de una extinción de la Sección 230 en la Ley de Decencia en las Comunicaciones que protege a las plataformas de redes sociales como Facebook y Twitter de demandas por contenido publicado en sus sitios.

Trump ha desahogado su frustración con el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell y el segundo de la mayoría, John Thune, por no luchar más para anular los resultados de las elecciones presidenciales.

El senador Roy Blunt, miembro del liderazgo republicano, advirtió el jueves que la demanda del presidente Trump de cheques de estímulo de $2,000 no puede ser aprobada por el Senado y lo instó a firmar un acuerdo antes de fin de año, informó el portal de noticias The Hill.

Blunt, reconoció que “no tiene idea” de lo que Trump hará en última instancia, dijo que sería un “error” tratar de renegociar el proyecto de ley, que vincula $1.4 trillones de dólares para financiar al gobierno con el paquete de estímulo para hacer frente al coronavirus.

“Nos tomó mucho tiempo llegar a donde estamos. Creo que reabrir ese proyecto de ley sería un error”, dijo Blunt. “La mejor manera de salir de esto es que el presidente firme el proyecto y espero que eso sea lo que decida”.

Por su parte el representante republicano Tom Reed dijo a CNBC el jueves que la oposición de último minuto del presidente Trump a los acuerdos del Congreso está perjudicando a los estadounidenses más necesitados.

“Cuando planteas estos problemas en el último minuto, de esta manera, es muy preocupante”, dijo Reed en Squawk Box. “Entiendo la frustración del presidente, pero para mí, hacer esto en el último segundo, no es propicio porque el pueblo estadounidense es el que pierde en esta lucha”.

También te puede interesar:

Republicanos de la Cámara de Representantes bloquean propuesta de Trump de dar cheque estímulo de $2000 dólares