La planificación financiera que sí o sí debes hacer para que tu dinero y patrimonio se quede con tu familia

Tu dinero y patrimonio podría tener gravámenes fiscales que podrías evitar

La planificación financiera que sí o sí debes hacer para que tu dinero y patrimonio se quede con tu familia
Para llevar a cabo un testamento justo y consciente es necesario que realices una buena planificación financiera.
Foto: Melinda Gimpel / Unsplash

Para ninguna persona es fácil asimilar que la carrera de la vida se termina con el fallecimiento. Pero cuando tienes dinero y activos patrimoniales es necesario que contemples este hecho irrefutable para que realices una planificación financiera correspondiente y puedas asegurarte de que tus bienes llegarán a las manos que deseas.

Un individuo puede tener hasta $5.45 millones en activos antes de que sus herederos deban preocuparse por pagar impuestos sobre la herencia; pero aun cuando no manejes esas cifras es necesario que te prepares.

Estas son las estrategias para llevar a cabo una planificación financiera exitosa para que tu dinero y patrimonio se quede con tu familia sin inconvenientes.

1. Redactar un testamento

Aunque es el más obvio de los pasos de estos consejos, no se vuelve tan lógico cuando muchos no lo hacen. Una encuesta de Rocket Lawyer, el 57% de los estadounidenses no tiene un testamento. Sin un testamento, tu patrimonio deberá dividirse en un tribunal de sucesiones, un proceso que podría dejar a sus beneficiarios pagando gran dinero por adquirir tus bienes, sin mencionar las disputas familiares que podrían surgir.

2. Verifica a tus beneficiarios

No todos los activos caben en un testamento. Algunas cuentas como los fondos de jubilación o pólizas de seguro de vida pueden tener sus propios beneficiarios desde el momento en el que se realizó el trámite. Pero debes estar al pendiente de quienes son tus beneficiarios, debido a que en el transcurso de tu vida pudiste haber tenido grandes cambios (divorcios, nuevas parejas o el nacimiento de un hijo) que no pudieran estar contemplados y que quizás consideras que deberían estarlo.

3. Establece un fideicomiso

Tal como lo menciona U.S. News, si tienes un patrimonio considerable o te preocupa que tus herederos no sean prudentes con el que fuera tu dinero, puedes establecer un fideicomiso o designar a un fideicomisario para distribuir tu patrimonio.

Hay distintas maneras de establecer uno, pero los fideicomisos irrevocables o permanentes pueden ofrecer la mayoría de los beneficios fiscales. Cuando pones dinero en uno de estos servicios, los activos ya no te pertenecen, sino que pertenecer a la propia confianza, de esta manera, el dinero no puede estar sujeto a impuestos sucesorios. Si bien existe la imagen del fideicomisario sobre tu dinero, tú puedes crear estipulaciones sobre su uso o cómo deberá distribuirse, incluso mientras estás vivo.

Un fideicomiso tiene que pagar impuestos sobre tus ingresos de dividendos, intereses y otras fuentes, y las tasas impositivas para los fideicomisos pueden ser más altas para las personas.

Los fideicomisos son servicios complejos, por lo que es recomendable consultar con un abogado de sucesiones para determinar la mejor manera de crear uno que cumpla con tus objetivos.

4. Convierte tus cuentas de jubilación tradicionales a Roth

Las cuentas IRA y 401(k) tradicionales están sujetas al impuesto sobre la renta si se transfieren a un beneficiario que no es tu cónyuge, por lo que el dinero que haya quedado cuando fallezcas, no será la cantidad exacta para quien lo recibe porque se deberá pagar impuestos de ahí.

Si mientras estás en vida puedes realizar una conversión gradual de estas cuentas por opciones Roth, entonces dejarás el dinero libre de impuestos para aquella persona a la que deseas apoyar.

5. Da tu dinero en vida

Una de las mejores formas de garantizar que tu dinero quede en tu familia, es dándolo a tus herederos mientras vives. Sin embargo, tu patrimonio tampoco puede ser regalado libremente sin contemplar gravámenes fiscales. El IRS permite que las personas entreguen hasta $14,000 dólares por persona por año en regalos, por lo que se te recomienda reducir el valor de tus obsequios. El dinero también está libre de impuestos para los destinatarios.

Acércate con un abogado de sucesiones y un asesor financiero para llevar a cabo una mejor planificación patrimonial mientras en excelentes capacidades de salud y mentales para tomar las mejores decisiones y poder tu dinero y tu patrimonio en las manos en las que deseas: tus seres queridos.

También te puede interesar: