La solicitudes iniciales por desempleo caen por debajo de los 400,000 por primera vez desde el inicio de la pandemia

La última vez que las peticiones fueron menores fue en la semana del 14 de marzo de 2020, cuando sumaron 256,000, antes de dispararse a más de 6.1 millones un mes después

Solicitantes de empleo hacen fila durante una feria del trabajo en la ciudad de Nueva York.
Solicitantes de empleo hacen fila durante una feria del trabajo en la ciudad de Nueva York.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Desde los primeros días de la pandemia, las solicitudes iniciales por desempleo no se ubicaban por debajo de las 400,000 personas, como arrojan los datos revelados este jueves por el Departamento del Trabajo.

Las solicitudes de beneficios por desempleo totalizaron 385,000 para la semana que terminó el 29 de mayo, una disminución de 20,000 personas con respecto a las 405,000 de la semana anterior y un poco por debajo de las estimaciones de Dow Jones, que era de 393,000.

La última vez que las peticiones fueron menores fue en la semana del 14 de marzo de 2020, cuando sumaron 256,000. El número se disparó a casi tres millones la semana siguiente y alcanzó un máximo de más de 6.1 millones a principios de abril, cuando el gobiernos del expresidente Donald Trump dispuso el cierre de negocios y actividades industriales en un esfuerzo desesperado por frenar la propagación del coronavirus.

A medida que más estadounidenses reciben su vacuna contra el COVID-19 y se ha permitido la reapertura de las empresas, el panorama del mercado laboral ha mejorado considerablemente. Un informe del jueves por la mañana de la agencia ADP mostró que el crecimiento de las nóminas privadas aumentó en 978,000 personas en mayo.

Los datos presentados llegan un día antes del informe de nóminas no agrícolas del Departamento de Trabajo, cuya estimación es de 671,000 nuevos puestos creados, después de los 266,000 de abril que puso en alerta a los economistas, ya que las expectativas eran de un millón.

Aunque los datos sobre empleo son alentadores, persisten grandes brechas en el mercado laboral, particularmente entre los estadounidenses que se encuentran en el extremo inferior del espectro económico.

Existen más de 15.4 millones de estadounidenses que reciben beneficios en virtud de varios programas, incluidos dos implementados específicamente para enfrentar la pandemia. Ese total, que se atrasa dos semanas, es aproximadamente la mitad de lo que era hace un año.

Los programas de desempleo extendidos del gobierno federal expirarán en septiembre y en algunos sectores se les ha culpado de la renuencia de los trabajadores a aceptar nuevos trabajos.

Una encuesta periódica que realiza la Reserva Federal, publicada el miércoles, indicó que empresas de todo el país continúan con dificultades para encontrar trabajadores.

“La falta de candidatos a puestos de trabajo ha impedido que algunas empresas aumentaran la producción y, con menos frecuencia, llevó a algunas compañías a reducir sus horas de operación”, señaló un informe de Beige Book, que también reveló que muchas empresas ofrecen bonificaciones por firmar y salarios más altos para atraer a los trabajadores.