Las 3 señales de que deberías revisar cómo administras tu dinero

Hay acciones que puedes pensar que son normales hacer, pero te darás cuenta que sólo afectan a tu dinero

Hay muchas personas que consideran que llegar mes a mes de cheque en cheque es lo mejor que pueden hacer, que administran bien su dinero y son los masters de las finanzas personales. Tememos decirte que no es así. Hacer un presupuesto puede complicarse más de lo pensado. No vamos a juzgar lo que haces. En Solo Dinero tienes muchas opciones para aprender sobre cómo crear un presupuesto para que tus ganancias te rindan mejor y sobre todo logres metas de ahorro más grandes, pero en esta ocasión nos vamos a enfocar en las 3 señales que indicarían que debes revisar cómo administras tu efectivo.

1. Vives de cheque en cheque

Ésta es una de las señales más preocupantes sobre temas de presupuesto que, no te vamos a negar, viven la gran mayoría de las personas, considerando como algo normal, pero el que sea el común denominador de la gente no es sinónimo de que esté bien. Y todo se complica si tus facturas aumentan sin previo aviso o simplemente tienes una urgencia inesperada, por lo que recurrir a las tarjetas de crédito se vuelven en tu única opción. Comenzando una bola de nieve de deuda de la que no sabrás cómo salir, si sigues viviendo de cheque en cheque.

¿Cómo solucionarlo? Debes tener la meta de crear un fondo de emergencia. Un buen presupuesto debe considerar una suma a los ahorros, aunque sea mínima. Expertos señalan que este apoyo financiero debe servirte para cubrir de tres a seis meses de gastos de manutención. Pero tampoco te presiones por ello, lo importante es que cada mes siempre haya dinero destinado al ahorro, sin importar la cantidad.

2. Pagas tarde tus facturas

The Ascent señala que pagar tus facturas con retraso podría dañar seriamente tu puntaje de crédito, ya que tu historial de pagos es el factor más importante para calcular ese número. También gastarás dinero innecesariamente en tarifas y cargos si te atrasas con tus pagos.

¿Cómo solucionarlo? Para evitar el retraso, deberías optar por el pago automático de tus facturas. Muchos emisores de servicios te permiten configurar pagos automáticos para que no te arriesgues a olvidarlo. En el peor de los casos, algunos otros tienen el servicio de alertas para recordarte que estás en las fechas límite para solventar tu factura.

3. No sabes cuánto cuestan tus facturas

No nos referimos sólo a aquellos gastos regulares que ya conoces como el pago de la telefonía, de los servicios públicos, renta, mantenimiento, entre otros, sino de aquellos que también son necesarios, pero de pronto es complicado darles seguimiento como la compra de alimentos.

¿Cómo solucionarlo? Una manera es revisar tus notas de compras previas o registrar tus gastos por diferentes conceptos que suelas solventar durante el mes y darles un seguimiento. USA Today recomienda enumerar tus gastos mensuales utilizando cifras precisas en una hoja de cálculo o en una aplicación de presupuesto que te guste. Si descubres que necesitas más espacio para gastar en categorías específicas, tendrás que reducir en otras para permitirlo. Lo importante es que no sigas ignorando cuánto gastas en tus facturas de todo tipo.

En muchas situaciones, entre expertos psicólogos o motivadores, mencionan que el primer paso del cambio, es la aceptación. Si entiendes que estás fallando en algo sobre tu dinero y lo asumes, más fácil te será mejorarlo.

También te puede interesar:

• Cómo prever un presupuesto por si quedas desempleado largo tiempo
• Cumple tus metas financieras este 2021: todo lo que tienes que saber para crear un presupuesto efectivo
• 5 formas de relajarte con poco presupuesto y sin salir de casa