Las 5 cosas que debes evitar hacer durante una recesión por el bien de tus finanzas

Debes cuidar tu trabajo y tu dinero celosamente

Las 5 cosas que debes evitar hacer durante una recesión por el bien de tus finanzas
El COVID-19 pone a millones de estadounidenses en una situación complicada económicamente
Foto: Engin Akyurt / Unsplash

La pandemia de coronavirus ha planteado un nuevo reto económico para Estados Unidos: pasar por una fuerte recesión. El detenimiento de diversos sectores del país por alrededor de seis meses ha mermado los bolsillos de millones de estadounidenses. Es importante que, para cuidar tus finanzas personales, evites realizar las siguientes acciones mientras el país se recupera de este declive y sus propias arcas se sanan del COVID-19.

1. No seas cosignatario

Firmar un préstamo en conjunto con alguien más es arriesgado siempre, incluso con una economía sana, pero hacerlo en periodos de recesión, podría ser ponerte la soga al cuello y terminar ahorcado en deudas. Cuando eres cofirmante y el beneficiario del préstamo no realiza sus pagos mensuales, tú también eres responsable de que se lleven a cabo.

Si la persona que solicita el préstamo se queda sin trabajo, tienes que solventar la deuda, aún también con el riesgo de quedarte sin fuentes de ingresos.

2. Tener una hipoteca de tasa ajustable

Aunque son cada vez menos populares en el mercado, tener una hipoteca de tasa ajustable (ARM) puede permitirte pagar menos cuando las tasas de interés son bajas como las actuales; pero cuando la economía se recupera, es casi seguro de que las tasas aumentarían y, con ellas, tus pagos mensuales. Comprar una casa en una recesión, si puedes solventarla, es una gran oportunidad siempre y cuando tengas la hipoteca con tasa fija.

3. Generar nuevas deudas

Asumir una nueva deuda como lo es un préstamo para el automóvil, un préstamo hipotecario o una deuda estudiantil, no tiene por qué ser un problema en los buenos tiempos, cuando puedes ganar suficiente dinero para cubrir los pagos mensuales y aún así ahorrar para la jubilación. Pero cuando la economía empeora, los riesgos aumentan, incluido el riesgo de que te despidan, como lo menciona Investopedia.

Si tienes suerte de perder tu empleo, es posible que mantener un trabajo con un recorte de salario o de horas laborales no sea suficiente para que puedas pagarles a tus acreedores y empeoren tus finanzas.

4. Sentir el trabajo seguro

Aún las grandes empresas pueden verse forzadas a realizar recortes de trabajadores para poder solventar sus gastos de operación.

Si la responsabilidad laboral es importante en todo momento, en tiempos de declive económico se hace primordial y podría mantener en tu puesto de trabajo. Y aún así, siempre corres el riesgo de ser despedido.

5. Invertir en acciones

Si tienes un ahorro y consideras que es momento de hacer crecer tu dinero, una recesión es un pésimo momento para considerar invertir en acciones. La desaceleración económica genera que muchas compañías vayan en declive por lo que apostarles a su crecimiento puede hacer que pierdas dinero. Mejor espera a que haya signos de ascenso para ahora sí poner tu dinero a trabajar en la estabilización económica del país.

Asimismo aplica para los negocios o comercios, si piensas que es momento de ampliar debido a las facilidades de préstamos e invertir en nuevos equipos, podrías arriesgar tu dinero en un proyecto que es posible no sobreviva a la recesión.

También te puede interesar: