Las 5 mejores formas de hacer una exitosa consolidación de deuda

Paga lo que debes a todos tus acreedores sin necesidad de quedarte sin fondos

Las 5 mejores formas de hacer una exitosa consolidación de deuda
Cuando tienes muchas deudas, debes saber qué tipo de consolidación te puede convenir.
Foto: Mike Cohen / Wunderstock

La consolidación de deuda es una forma en la que personas que deben mucho dinero a diferentes acreedores juntan sus deudas en una sola cuenta, con un interés preferencial.

Cuando cargas con muchas deudas, una manera de salir de ese problema es utilizando los recursos financieros que te ofrecen algunas instituciones. Te vamos a mostrar las 5 mejores formas de hacer una exitosa consolidación de deuda.

1. Tarjeta de crédito de transferencia de saldo

La mayoría de las tarjetas de crédito especializadas para la transferencia de saldo suelen tener cero interés promocional por un periodo introductorio de hasta 18 meses.

Debes encontrar aquella tarjeta con un límite de crédito lo suficientemente alto para acomodar el mayor número de saldos de otras deudas. También te recomendamos liquidar el saldo completo antes de que expire la tasa introductoria, ya que posteriormente las tasas de interés que manejan estas tarjetas suelen ser altas.

2. Préstamo o línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC)

El valor acumulado de la vivienda es la diferencia entre el valor de tasación de tu vivienda y la cantidad que debes de tu hipoteca. Si eres propietario de una vivienda con suficiente capital y un buen historial crediticio, puedes pedir prestado parte de ese capital a una tasa asequible para consolidar sus deudas.

La ventaja de los préstamos con garantía hipotecaria es que tienen una tasa fija y un pago mensual fijo, mientras las HELOC tienen una tasa variable. Además los plazos pueden oscilar entre cinco y 30 años.

Sólo debes cuidar con ser puntual en tus pagos, ya que tus retrasos podrían provocar que te quedes sin casa mediante una ejecución hipotecaria.

3. Préstamo de consolidación de deuda

De acuerdo con Bankrate, un préstamo de consolidación de deuda puedes ser una forma inteligente de salir de deudas si calificas para una tasa de interés baja, fondos suficientes para cubrir lo que debes y un plazo de pago cómodo. Estos tipos de préstamos no tienen garantía, por lo que tu tasa y el límite de endeudamiento dependen de tu perfil crediticio.

Precisamente, este último punto es el que lo hace poco accesible, ya que requieres de un excelente puntaje de crédito para aspirar a la cantidad suficiente que te permita pagar todas tus deudas.

4. Préstamos entre pares

Upstart, Prosper, LendingClub y SoFi son plataformas de préstamos de igual a igual que emparejan prestatarios e inversores individuales para préstamos sin garantía que generalmente oscilan entre $25,000 y $50,000 dólares.

Los también conocidos como préstamos P2P no tienen garantía, es decir, requieres de calificar por tu historial crediticio para determinar las tasas, los plazos, los límites de endeudamiento y las tarifas que tendrá tu solicitud. Y aunque son accesibles con personas de crédito bajo, podrías tener una tasa del 35% por tu préstamo, es decir, una tasa de interés demasiado alta como para arriesgarte a fallar en tus pagos.

5. Plan de gestión de la deuda

Un plan de gestión de deuda es una alternativa a la quiebra que trabaja con una agencia de asesoría crediticia sin fines de lucro para negociar con los acreedores y redactar un plan de pago. Con ella, cierras todas las cuentas de tarjetas de crédito y haces un pago mensual a la agencia, que paga los acreedores.

Si quieres asegurarte de tener una buena agencia para gestionar tu deuda, revisa las opciones que la Fundación Nacional de Asesoramiento Crediticio (NFCC) o la Asociación de Asesoramiento Financiero de América (FCAA) pueden tener para ti, con la seguridad de organismos verídicos.

También te puede interesar: