Tesla: buenas, malas y peores noticias; los premios, la competencia y… ¿la quiebra?

A medida que los fabricantes de autos tradicionales aceleran la producción y entrega de sus vehículos eléctricos, el liderazgo de Tesla empieza a ceder y podría desaparecer mucho antes de lo que se esperaría ante sus crecientes problemas financieros, según reveló esta semana el propio Elon Musk

El Tesla Model Y es el "Auto Más Americano 2022" según Cars.com.
El Tesla Model Y es el "Auto Más Americano 2022" según Cars.com.
Foto: Cars.com / Cortesía

El reporte anual del “Auto Más Americano 2022” del sitio especializado Cars.com le dio un par de buenas noticias a Tesla esta semana, con el anuncio de que el SUV compacto Model Y ocupó el puesto número 1 entre 379 modelos por sus contribuciones a la economía de Estados Unidos y como el “Mejor Vehículo Eléctrico” del mercado.

Pero fuera de eso, todo fueron malas noticias para Tesla, muchas de ellas confirmadas por el propio Elon Musk.

Primero lo positivo: Según Cars.com, Tesla es por ahora el único fabricante de automóviles importante que produce en Estrados Unidos todos los autos que vende aquí, pero incluso en este punto empezará a perder terreno a partir de 2023 cuando las nuevas marcas Lucid y Rivian alcancen su máximo potencial de producción.

Otros datos interesantes del estudio de Cars.con revelaron entre otras cosas que, contrario a lo que muchos consumidores podrían creer, 45.1% de todos los vehículos importados a Estados Unidos para 2022 incluyen modelos consideraron realmente “americanos”.

Quizás el ejemplo más destacado es la popular Ford Maverick -ganadora del Premio NACTOY a Mejor Pickup 2022-, que es fabricada en México, al igual que el SUV 100% eléctrico Ford Mustang Mach-E, que ocupó el puesto nº26 en el estudio.

Ford no es el único fabricante entre los Tres de Detroit que ofrece modelos que no son totalmente estadounidenses como la Buick, que con excepción de la SUV Enclave, importa toda su línea de modelos desde China o Corea del Sur, mientras que Dodge, del Grupo Stellantis, fabrica los muscle cars Challenger y Charger en Canadá.

Autos americanos NOT Made in the US.
Para sorpresa de muchos consumidores, algunos de los modelos más populares de marcas de Estados Unidos no son fabricados en Estados Unidos. / Foto: Cortesía Cars.com

Tesla Model Y, Mejor Vehículo Eléctrico 2022 para Cars.com

En cuanto al premio al Mejor Vehículo Eléctrico 2022, Cars.com destacó que el Tesla Model Y es un EV fácil de usar, además de ser un SUV espacioso con capacidad de remolque de hasta 3,500 libras. Es uno de los más efectivos para aliviar la “ansiedad de rango” gracias a su autonomía de hasta 326 millas en la versión de largo alcance con tracción en todas las ruedas.

Otras de las ventajas del Tesla Model Y sobre la competencia es que ofrece “información fácil de procesar sobre cómo maximizar el alcance restante” y la red de cargadores rápidos Supercharger DC de Tesla, que es más grande y ha sido más confiable.

Pero también aquí se aclara que la competencia está avanzando rápidamente y que el nº1 del Model Y en esta primera edición del Premio al Mejor Vehículo Eléctrico se logró debido a que los modelos de otras marcas (Hyundai Ioniq 5, Kia EV6, Genesis GV60, Lucid Air y Rivian R1T entre otros) salieron al mercado, muy poco tiempo después del proceso de selección y que docenas de modelos más están a punto de salir a la venta.

Ese es el caso del Cadillac Lyric 2023, el primer modelo 100% eléctrico de la marca de lujo de General Motors, que en su Debut Edition con tracción en el eje trasero ofrecerá un alcance estimado por la EPA de 312 millas con una carga completa del paquete de baterías, 340 caballos de fuerza y un precio base de sólo $59,990, comparado con los $120,900 de la Tesla Model X, que tiene rango de entre 331 y 351 millas, con potencia desde los 670 hasta los 1,020 caballos de fuerza.

¿Tesla en peligro de la quiebra?

Y ahora las malas noticias

Musk, el CEO de Tesla, reconoció esta semana que la compañía enfrenta pérdidas de miles de millones de dólares en sus nuevas plantas debido a los problemas en la cadena de suministro y bloqueos de Covid en China, por lo que llegó a mencionar la posibilidad de quiebra.

“Los últimos dos años han sido una auténtica pesadilla de interrupciones en la cadena de suministro, una cosa tras otra”, dijo Musk en una entrevista con un grupo de propietarios de Tesla. “Todavía no hemos salido de esto. Nuestra preocupación abrumadora es cómo mantenemos las fábricas en funcionamiento para poder pagarle a la gente y no ir a la bancarrota”.

Musk dijo que la fábrica de Tesla en Shanghai estuvo cerrada durante semanas debido a los bloqueos relacionados con Covid y que las dos fábricas que Tesla abrió en el trimestre, en Alemania y Texas, le están costando a la compañía miles de millones de dólares en pérdidas porque los problemas de la cadena de suministro los han dejado con una producción “insignificante” hasta el momento.

“Tanto las fábricas de Berlín como las de Austin son hornos gigantes quemando dinero en este momento. Hay un rugido gigante que es el sonido del dinero ardiendo. Más grande que un basurero [incendiado]. Un basurero es demasiado pequeño. Berlín y Austin están perdiendo miles de millones de dólares justo ahora. Hay un montón de gastos y casi ningún producto”, dijo Musk.

A todo esto se suma el hecho ya conocido del retraso de la Cybertruck, uno de los modelos más esperados de la marca, que por ahora, no se empezaría a producir sino hasta la segunda parte de 2023, siempre y cuando no haya más aplazamientos.

Problemas para vender Teslas en Texas

Por último, aún si Tesla empieza a producir vehículos en Texas, también podría enfrentar un peculiar obstáculo. Debido a que la Legislatura estatal no ha aprobado un cambio en las leyes que gobiernan las ventas de vehículos en ese estado, deberá trasladar sus vehículos recién fabricados en su nueva planta de Texas para luego tener que venderlos fuera del estado a los residentes de Texas.

Esto se debe a las leyes de franquicia de Texas, que son similares a las de la mayoría de los demás estados. Los fabricantes de autos como Toyota, Ford y General Motors no pueden venderle un vehículo en forma directa a sus clientes, sino que deben hacerlo a empresas independientes (concesionarios) que, a su vez, los venden a los consumidores.

Tal como es la ley actual, los puntos de venta propiedad de la empresa Tesla no pueden vender legalmente un automóvil en Texas, ni la empresa puede “entregar” un auto dentro del estado, incluso si lo compra un residente de Texas.

Para evitar violar esa ley, existen soluciones alternativas, algunas detalladas en los foros dentro del sitio web de Tesla, como las “galerías” donde se pueden ver y describir las características de los autos, pero no los precios.

Para completar el proceso “legalmente”, los clientes pueden conectarse en línea y pedir un Tesla a través del sitio web, pero no se pueden realizar ni procesar pedidos dentro de ninguna instalación de Texas propiedad de Tesla.

En un caso relatado por el sitio The Drive, un consumidor notó que su documentación había sido enviada por FedEx desde y hacia una tienda Tesla en Nevada para que la completara.

Una vez realizado el pedido, el vehículo sería enviado a uno de los ocho centros de servicio de Tesla en Texas. Antes de eso, el comprador debió pagarlo en línea (fuera de los terrenos de las instalaciones) y sólo entonces llevarse el auto, lo que en la práctica resultó en que Tesla en realidad no le había “entregado” el automóvil a un comprador, sino que simplemente lo ha puesto a disposición para que alguien lo recogiera por su cuenta.

Así que entre los problemas de suministro, producción, las pérdidas de dinero, la amenaza de la quiebra y las leyes de los concesionarios, Tesla no tuvo una buena semana, pero…. Felicidades por fabricar el “Auto Más Americano de 2022“, aunque no se pueda vender en Texas.