Las ciudades que te pagan $10,000 dólares por vivir ahí: cómo saber si es buena idea mudarte

Alguns ciudades de Oklahoma, Maine y West Virginia ofrecen incentivos para que trabajadores se muden; pero debes leer la letra pequeña para saber si te conviene o no hacerlo

Tulsa, Oklahoma, es un lugar muy atractivo, porque mantiene un estilo de vida muy citadino, sin los enormes ajetreos de las grandes metrópolis.
Tulsa, Oklahoma, es un lugar muy atractivo, porque mantiene un estilo de vida muy citadino, sin los enormes ajetreos de las grandes metrópolis.
Foto: Jerry Waxman / Pixabay

Las nuevas tendencias en el empleo y el estilo de vida generado por la pandemia de Covid-19 provocó, entre otros muchos cambios, que algunos pudieran trabajar desde casa y que algunos gobiernos locales incluso te paguen por mudarte ahí. Tal como lo acabas de leer, algunas ciudades de Estados Unidos te pueden dar una bonificación de alrededor de $10,000 dólares para que vivas en ese lugar y trabajes desde ahí. Pero es importante que prestes atención a los requisitos para que realmente determines si te conviene o no mudarte.

Makemymove.com, un sitio web que publicita oportunidades de trabajo remoto, ha compilado ofertas de 52 ciudades estadounidenses, desde Maine hasta Oregon, que desean aumentar su población y sus bases impositivas locales.

Una de las primeras ciudades de Estados Unidos que ofreció pagos por mudarte fue Tulsa, Oklahoma, que pagaría a cualquier interesado $10,000 dólares por tener un trabajo remoto establecido en este sitio.

West Virginia es otro estado que ofrece este tipo de oportunidades y con mayores beneficios. Ofrece $12,000 dólares y dos años de alquiler gratuito de equipo para actividades al aire libre. Por otra parte, Maine te ayudaría a pagar tu préstamo estudiantil si decidieras mudarte ahí.

Sin embargo, a pesar de que todas estas ofertas son atractivas a primera vista, debes tomar en cuenta más variables así como requisitos para tomar una decisión más consciente y no sólo guiarte por el impulso.

La mayoría de los programas de reubicación remota tienen su propio proceso de solicitud, en donde se realizan varias entrevistas para seleccionar a un puñado de posibles residentes. Por ejemplo, Tulsa Remote aceptó sólo al 3% de sus 30,000 solicitantes en 2021, según Justin Harlan, director gerente de Tulsa Remote.

El Crédito Tributario de Opportunity Maine no limita la participación, pero tiene una serie de otras estipulaciones. Si el crédito fiscal es reembolsable, por ejemplo, depende del año en que te hayas graduado de la escuela y tu campo de estudio.

El programa Ascend West Virginia sólo acepta solicitantes para ciertas ciudades, en ciertas épocas del año.

Los incentivos de reubicación están diseñados para aumentar la base impositiva local, por lo que la mayoría de los programas pagan el beneficio durante uno o dos años.

Otro requisito que tienen algunos programas es la compra de una casa. Por ejemplo, en Tulsa Remote te pagan la suma global de $10,000 dólares, distribuida durante el primer año, si compras una casa. En Topeka, también debes comprar una casa para que te paguen la misma cantidad.

Algo que también debes considerar es que cualquier bono puede estar sujeto a impuestos como ingresos del año fiscal en el que los cobres.

Además, debes contemplar las propias políticas de tu empresa y sus características. Si tu trabajo está en la costa oeste y te mudas a Maine, es posible que tengas que mantener el horario de oficina de tu empresa, aunque eso signifique que trabajes más horas para tu localidad.

Antes de siquiera mudarte, debes considerar revisar si tu empresa ajustará tu salario al costo de vida de tu zona de trabajo. Es decir, mudarte a una ciudad de bajo costo de vida es atractivo para tu actual paga, pero muchas compañías deciden realizar un ajuste que vaya acorde al lugar donde vives y no a tu puesto. En otras palabras, eso significaría una reducción de sueldo.

¿Y qué pasa si pierdes el empleo? Muchos de los programas requieren que tengas un empleo actual, y te pagan por tu mudanza. Si lo perdieras, debes contemplar las opciones laborales de tu nuevo lugar de residencia, para vislumbrar las posibilidades acorde a tu carrera.

También te puede interesar:

• Cómo cumplir verdaderamente tus propósitos financieros de año nuevo
• Solicita un aumento de salario en año nuevo: por qué es muy posible que te lo den
Las fechas importantes del 2022 en Estados Unidos para mejorar tus finanzas: impuestos, seguro médico, compras, ahorro y más