Los 10 consejos que es bueno considerar tempranamente en la vida para evitar problemas financieros futuros

Tu "yo" del futuro vino a hacerme una visita y esto fue lo que nos dijo
Los 10 consejos que es bueno considerar tempranamente en la vida para evitar problemas financieros futuros
Haz un viaje en el tiempo, ¿qué te dirías de joven?; pero más importante, recibe los consejos que vienen del futuro.
Foto: Kevin Ku / Unsplash

Juguemos con la imaginación como cuando éramos niños. Para este ejercicio, sin importar qué edad tengas, revisa tu actualidad y piensa qué es lo que te recomendarías años antes para mejorar tu presente. Con base en esa misma idea, ahora imagina qué consejo podrías recibir de ti si tuvieras a los 60, 65, 70 o cualquier otra edad para que, en un futuro, no tengas que lamentar financieramente por lo que haces o dejes de hacer en este momento.

Te vamos a ayudar al respecto y te damos 10 consejos recabados por U.S. News de diferentes personas, con distintas necesidades y diversas edades que les encantaría decirle su “yo” más joven. Para que no te pase igual, revisa cuáles te pueden ayudar a mejorar tu futuro.

1. Para un joven de 17 años

Ahorra. Si no aprendiste este hábito desde niño, estás a tiempo. Procura gastar menos y solicita todas las becas posibles. No sabes lo difícil que es cargar con la deuda de un préstamo estudiantil. Hay carreras que pueden costarte más estudiarlas que lo que vas ganar y si no te preparas financieramente, puedes sufrir desde joven.

2. Para un joven de 21 años

Cuando consigas tu primer trabajo, crea un fondo de emergencia en lugar de optar por los préstamos. Los trabajos pueden ser irregulares. Si tienes un trabajo en el que ganas bien, no pongas todo tu dinero en la deuda estudiantil, piensa en qué pasaría si perdieras el trabajo. Puede pasar que pierdas tu empleo y si no te previenes con un fondo de emergencia, puedes vivir de pagar las cosas con deudas al obtenidas por usar tarjetas de crédito.

3. Para un joven de 23 años

Hablando de tarjetas de crédito no abras tantos plásticos, menos si no tienes lo ingresos suficientes para respaldar ese estilo de vida. Un par de zapatos nuevos cada mes, salir de tres a cuatro veces a la semana. Define y prioriza cuáles son tus verdaderas necesidades y tus deseos.

4. Para un joven de 25 años

Ya tienes trabajo, lo has mantenido, qué bien, felicitaciones; pero ¿has ahorrado para tu jubilación? Estás perdiendo la oportunidad de obtener dinero gratis con el equivalente proporcionado de tu empresa que pudieras hacer crecer en una cuenta para el retiro 401(k). Si no, por lo menos, abre una cuenta de ahorros. Lo importante es que parte del dinero que ganes lo hagas crecer y obtengas rendimientos. Ahora, si puedes hacer ambas, excelente.

5. Para un joven que está convirtiéndose en adulto entre los 27 y 28 años

No te vayas con la idea de que financiar un automóvil te da estatus. Puede ser posible, pero no genera riqueza. En todo caso, comienza a financiar una vivienda, invertir en bienes raíces o iniciar tu propio negocio puede no hacerte ver como quisieras, pero te aventaja ante los demás para un mejor futuro.

6. Para un adulto joven de 37 años

Crea un plan financiero para conseguir tus sueños. Ahorrar puede no ser suficiente para lo que deseas en la vida. Si no tienes claras las formas, es posible que te estés perdiendo de inversiones rentables que pudieran acercarte a tus metas. Si no conoces al respecto sobre el tema, podrías contratar a un asesor financiero. No saber no debe limitarte para obtener conocimiento o buscar a alguien que lo tenga.

7. Para un adulto de 42 años

Tener responsabilidades propias de tu edad no debe estar peleada con tu juventud interna. Planifica bien tu presupuesto para darte momentos de diversión y, sobre todo, para planear tu entretenimiento futuro.

8. Para un adulto de 48 años

Invertir en el mercado nunca es tarde, está bien. Tal vez no lo empezaste desde antes, pero es posible que estés brincando de un lado a otro sin obtener ganancias, pensando que es lo mejor. Déjame decirte que ni los grandes inversionistas pueden cronometrar el mercado. La inversión es algo que debes pensar para plazos largos y ten por seguro que si lo dejas por lo menos 10 años, te puede dar muchos dividendos en el futuro, que ojo, ya está cerca.

9. Para una persona madura de 57 años

Sé más consciente de tus gastos. Quizás tus ganancias actuales te hagan pensar que los sacrificios del pasado son insoportables en el presente, pero ser adicto a las compras nunca te va a dejar nada bueno sin importar la edad que tengas. Y si tienes hijos, peor. Pensar darles todo de lo que careciste puede llevarte a un círculo vicio en el que te puedes hacer carecer ahorita o después.

10. Para una persona madura de 58 años

Llegaste a este tiempo y no me escuchaste antes. Perdónate y no te preocupes, nunca es tarde para ocuparse. Estás cerca de la jubilación, pero puedes invertir tu dinero en una cuenta de jubilación. Puedes hablar con tu empleador para encontrar el mejor tipo de ahorro para ti. Puedes contratar a un planificador financiero para que te asesore sobre lo que más convenga a tus intereses para tener un retiro digno.

También te puede interesar: