Los 3 graves errores de dinero de cometen los recién graduados

Nadie termina la universidad sabiendo de finanzas personales, pero en Solo Dinero te damos un camino para prevenirte y que no sufras de problemas de dinero

La felicidad de los recién graduados es formidable, pero les esperan responsabilidades financieras por delante.
La felicidad de los recién graduados es formidable, pero les esperan responsabilidades financieras por delante.
Foto: MD Duran / Unsplash

A pesar de las circunstancias, con pandemia o sin ella, pronto habrá más graduados en todo Estados Unidos. Si eres uno de ellos, un amigo o pariente, es una excelente oportunidad para hacerte ver que las finanzas personales son cosa seria y que a partir del momento en el que te quites la toga y el birrete, muy probablemente tendrás que hacerte cargo de tus gastos. Te vamos a explicar 3 de los más graves errores de dinero que suelen cometer los recién graduados.

Más allá de cada uno de los puntos que expondremos, el mayor riesgo es que el recién egresado podría sentirse abrumado por la responsabilidad que va a adquirir y terminar por endeudarse. Para evitar que esto suceda, deberías prevenirte de los siguientes errores.

1. No estar preparado para tus gastos

Muchos de los estudiantes universitarios siguen teniendo el apoyo para cubrir sus gastos. Para ellos, egresar es el paso para independizarse financieramente. Sin embargo, no hay una plena consciencia de los costos de vida y la forma en que las deudas se pueden acumular sinfín.

Durante la universidad, estos jóvenes pudieron vivir precariamente. Al concluir sus estudios, podrían pensar que eso va a cambiar. Y sí, sin embargo, conforme tengan más ingresos, más responsabilidades financieras adquirirán, por lo que deben estar atentos y prevenidos.

Para empezar, deben librarse de su préstamo estudiantil. Pero así como mensualmente tendrás que pagarlo, nuevos gastos de este estilo tendrás. Para evitar desfalcarte, también añade a tu presupuesto una cierta cantidad para crear un fondo de emergencias. Te recomendamos iniciar el presupuesto 50/30/20 para tener control de tus finanzas.

2. No comprender tu salario neto

Por cada ingreso que tienes, no quiere decir que sea dinero que puedas gastar en su totalidad, entre otras cosas, te faltan los impuestos. Muchos jóvenes que comienzan su vida laboral después de la universidad, pueden caer en el error de pensar que todo lo que perciben lo pueden disponer, cuando también deben contemplar un dinero que vaya destinado a los impuestos y las deducciones de nómina para el seguro médico, el estacionamiento y otros beneficios que te pudiera brindar la compañía para la que trabajes.

Es importante que pongas especial atención a tu cheque de pago y comprendas lo que realmente vas a ganar, después de todas las deducciones de tu empresa. Recuerda que entre tus responsabilidades fiscales, no sólo está el que es de nivel federal, sino impuestos estatales y locales.

Si gastas más de lo que ganas, recorta tu presupuesto.

3. Comprar una casa antes de que puedas pagarla

En la actualidad, Estados Unidos cuenta con diversos programas para que las personas compren una casa con un pago inicial menor del 20%. Sin embargo, eso podría significar pagar más por una casa que realmente pudieras pagar entre seguros hipotecarios, intereses, impuestos a la propiedad, mantenimiento, gastos mensuales recurrentes y remodelaciones o renovaciones.

Lo más recomendable es esperar, afianzarse en un empleo, adquirir una normalidad entre tus ingresos y tus gastos y ahorrar lo suficiente, antes de que decidas comprar cualquier propiedad.

También te puede interesar:

• Los 7 mejores consejos sobre presupuesto para estudiantes universitarios
• ¿Qué es MOHELA para administrar tu préstamo estudiantil?
• Cumple tus metas financieras este 2021: todo lo que tienes que saber para crear un presupuesto efectivo