Los 5 hábitos que destruyen tus ahorros para la jubilación

Vivir el presente es primordial, pero debes planificar tu futuro. Hay muchos hábitos financieros que consideramos sin importancia y que restan la cantidad de dinero que puedes ahorrar para tu jubilación

Sin importar la edad que tengas, hay muchos errores que los trabajadores estadounidenses cometen con su dinero que afectan sus ahorros de jubilación.
Sin importar la edad que tengas, hay muchos errores que los trabajadores estadounidenses cometen con su dinero que afectan sus ahorros de jubilación.
Foto: Shutterstock

Nadie en el mundo se salva de realizar ciertas acciones que no sean las más favorables para sus finanzas, sin importar si las ejecutan por costumbre, inconsciencia o desconocimiento. Cuando hablamos de dinero, a pesar de que siempre tengamos que vivir en el presente, debemos planificar para el futuro. La jubilación es el perfecto ejemplo de ello: trabajas hoy para tener más dinero en tu retiro. Para que no te pase a ti, debes ser consciente de al menos de los 5 hábitos que tienes ahora y que destruyen tus ahorros para tus años dorados.

1. Gastar en lugar de ahorrar

Con esto, no queremos que vivas justo, en el límite de tus ingresos, ni que elimines por completo la compra de tus deseos; pero sí que seas un consumidor más inteligente. Nadie tiene dinero de sobra al final del mes para ahorrar, por eso es importante poner el ahorro al inicio de la lista de tus necesidades financieras. Te aseguramos que hacer un presupuesto te ayudará con tu objetivo de ahorro para la jubilación. De hecho, si realizas una estrategia presupuestaria, será más fácil para tener un control de tus gastos y que el dinero no se te escape en cuanto te llegue.

No es divertido sacrificar ciertos gastos, como suscripciones en plataformas de streaming, salidas a cenar, viajes en todas tus vacaciones y un largo etcétera; pero tener que trabajar toda tu vida y no poder jubilarte sería peor.

2. Creer que no necesitas tanto dinero para tu jubilación

Ahorrar no es suficiente, debes tener metas conscientemente claras. Muchos trabajadores creen que las personas adultas no requieren de tanto dinero. Grave error, porque subestiman la cantidad que necesitarían para jubilarse. Sólo por ponerte un ejemplo, debido a la inflación, juntar $1 millón de dólares para tu retiro podría tener un valor equiparable al actual de lo que serían poco más de $400,000 dólares.

Podrías pensar que aun así es una buena cantidad para tu retiro. Cuando te jubilas, tienes rubros en los que podrías gastar más dinero que ahora, como en servicios médicos. Además, dependiendo de la edad en la que decidas de trabajar y tu salud, podrías vivir alrededor de 30 años más, por lo que el dinero que hayas ahorrado e invertido, podría ser el ingreso que te ayude a solventar tus gastos durante ese plazo.

3. No saber cómo invertir

Gran número de trabajadores en Estados Unidos tienen una cuenta 401(k) de su empleador, quienes se confían en que se realizan aportaciones automáticas por cada cheque que recibe y se confían en que su dinero será bien invertido. No obstante, puedes agregar más efectivo en tus contribuciones y tener una participación más activa en cómo se invierte tu dinero. Los expertos recomiendan invertir en fondos que ya están diversificados con acciones, bonos y otras inversiones.

4. Retirar dinero

Por retirar dinero, nos referimos a dos aspectos principales: acortar tus aportaciones o restar dinero directamente de tu cuenta de jubilación.

Por acortar tus aportaciones, nos referimos a que estás excesivamente preocupado por la caída del mercado, que dejas de realizar tus contribuciones extra, sólo por temor.

En cuanto al retiro directo de tu cuenta, no sólo restas la cantidad que sacas, también debes pagar impuestos de ese dinero y una multa equivalente al 10% de lo que retiras, por lo que es menos dinero para tu jubilación.

5. Hacer compras muy grandes sin necesidad

Comprar un automóvil y una casa no es malo; lo malo es adquirir alguno que está por encima de tus posibilidades. Ahorita que tus ingresos son fuertes por tu trabajo, tal vez no tengas problema por obtener un carro de lujo o una casa enorme para tu gran familia. El problema es que seguramente ese presupuesto te impediría abonar más dinero para tu jubilación. El auto se devalúa a los pocos años, por muy estrafalario que sea, y los hijos se van.

Y hablando de los hijos, pagar la educación universitaria de tus vástagos puede no ser una idea tan buena como parece. Es bueno ahorrar para la educación de tus hijos, siempre que no sacrifiques los ahorros para tu jubilación. Sí, es innegable el lazo y la buena voluntad del caso; pero las universidades en Estados Unidos son muy caras y existen muchas opciones para solventar ese costo.

También te puede interesar:

• Por qué la edad promedio de jubilación en EE.UU. es un problema financiero
• Las 5 cosas que la Gran Recesión de 2008 nos enseñó para planificar la jubilación
• Cómo reducir impuestos de tus aportaciones a la jubilación para tener más dinero en tu retiro