Los 5 peores hábitos financieros que sangran tu cartera y que podrías evitar

Hay productos que prometen sacarte de un apuro, pero te meten en uno más grande

Los 5 peores hábitos financieros que sangran tu cartera y que podrías evitar
Tener estos pésimos hábitos financieros es casi lo mismo de lo que representa esta imagen: tirar el dinero al excusado.
Foto: Fran Hogan / Unsplash

Manejar dinero debe ser una de las acciones en las que más respeto y precavido debes ser. Para muchos estadounidenses, tarda más en llegar que en irse. Y si no tienes control de tus propios impulsos emocionales y tu forma de gastarlo, entonces el daño a tu bolsillo puede ser grave. Te decimos los 5 peores hábitos financieros que sangran tu cartera y que podrías evitar. Hacerlo, no sólo mejorará tus finanzas personales, sino que además te podría permitir librarte hasta de problemas legales por falta de pagos.

5. Juego

En 2013, The Wall Street Journal analizó una base de datos de 4,222 jugadores de Internet entre 2005 y 2007. Del 10% de los mejores apostadores, aproximadamente el 95% perdió dinero. No te queremos irte a divertir de vez en cuando, sentir la adrenalina de poder tener la posibilidad de ganar millones de dólares; pero no lo hagas un hábito, las probabilidades siempre estarán en tu contra.

4. Cargos por cuentas bancarias

Las tarifas por sobregiro de tu cuenta bancaria suelen ser altas. El grave problema es que caer en esto es que significa que hubo una irresponsabilidad previa por parte del propietario. Es decir, la perspectiva de dejar la cuenta muy por debajo de tu saldo permitido, te va a generar pagarle a la institución financiera tarifas por un manejo de tu dinero. Y si lo continúas disminuyendo, puedes caer en riesgo de un sobregiro (un préstamo) de un dinero que ya no es tuyo y por el cual tendrías una tasa porcentual extremadamente elevada.

3. Tardar en pagar o tener un alto saldo en tus tarjetas de crédito

Ambos son graves y serios problemas que pueden mantenerte en una espiral de deuda en caída de manera preocupante. Sin contar que esta situación te va a llevar a hundir tu puntaje de crédito y, con ello, montos más reducidos de crédito y préstamos con altas tasas de interés. Un error lo tiene cualquiera, a todos nos puede pasar que se nos olvide o no podamos pagar algún mes una factura, pero tener esta costumbre, sin duda alguna, te va a llevar al fondo de tu crédito y del cual podrías tener que pasar por varios años para reponerlo (si puedes).

2. Préstamos de día de pago

El 69% de los prestatarios por primera vez utilizan un préstamo de día de pago para financiar un gasto recurrente como la hipoteca o hasta la comida, en vez de utilizarlo para una emergencia inesperada, según The Pew Charitable Trusts. Si pedir un préstamo de estas características con altísimas tasas de interés ya es de por sí una mala idea, solicitarlo para realizar pagos regulares que deberían salir de tus propios ingresos lo convierte en una muy pésima.

1. Préstamos de título de automóvil

U.S. News lo califica como aterrador porque aprovecha tu automóvil para obtener efectivo rápido. Funciona de la siguiente manera: entregas el título de tu auto y todo lo que tienes que hacer es devolver el préstamo más los altos intereses, que a menudo rondan en 25%. El portal menciona que el riesgo de estos préstamos radica en que te mantienes en un callejón sin salida al pedir préstamo tras préstamo para salir del primero. Este hábito no sólo sangra tu cartera, sino que puede casi fulminarla hasta la muerte.

También te puede interesar: