Los 6 movimientos de dinero que debes hacer ahora para estar mejor preparado financieramente para 2021

Tienes que aprovechar todos tus recursos al máximo para tener un año venidero más tranquilo

Los 6 movimientos de dinero que debes hacer ahora para estar mejor preparado financieramente para 2021
Tienes que pensar cómo mejorar tus finanzas para recibir el 2021 de la mejor manera.
Foto: Bruce Mars / Unsplash

2020 ha sido un año de desafíos para las finanzas de los estadounidenses y de todo el mundo. Pero si a pesar de las circunstancias impuestas por el COVID-19, quieres cerrar el año de la mejor manera, entonces te brindamos algunas propuestas de 6 movimientos de dinero que debes hacer desde ahora para estar mejor preparado financieramente para 2021.

1. Maximiza tus planes de ahorro para la jubilación

En 2020, puedes contribuir hasta $19,500 dólares en un 401(k), 403(b), un plan de ahorro federal u otro plan de jubilación proporcionado por el empleador, y $6,500 dólares más en contribuciones de recuperación si tienes 50 años o más.

Ahora que se acerca el cierre del 2020, pregunta a tu empleador si puedes contribuir parte de tus bonificaciones de fin de año a alguno de estos planes de ahorro para la jubilación. Tal vez con ese dinero logres alcanzar el límite máximo de contribución.

Si no tienes uno de los planes anterior, todavía estás a tiempo de optar por una cuenta de jubilación individual (IRA) del que puedes deducir hasta $6,000 dólares o $7,000 dólares si tienes 50 años o más. Aunque tienes hasta el 15 de abril de 2021 para contribuir a una IRA para 2020, entre más pronto mejor porque aventajas tiempo para hacer crecer tus ahorros.

2. Usa inmediatamente tus fondos de la cuenta de gastos flexibles (FSA)

La cuenta de gastos flexibles o FSA es aquella destinada para gastos de salud con ventajas fiscales, ya que ahorras impuestos sobre la nómina y con una característica primordial: úsalo o piérdelo. Tienes hasta cada 31 de diciembre para usar el saldo para gastos médicos calificados. En algunos casos, el empleador puede ofrecerte un periodo de gracia hasta el 15 de marzo o te puede permitir transferir hasta $550 dólares para el siguiente año.

Pero como cualquier programa que te permite ahorrar dinero, lo mejor es ocuparlo. Gracias a un cambio en la ley, los productos de higiene femenina y los medicamentos de venta libre comprados a partir del 1 de enero de 2020 son reembolsables de una cuenta FSA o de ahorros para la salud sin receta, por lo que podrías abastecerte de ciertos medicamentos que usualmente ocupas. Revisa la lista de artículos elegibles en FSA Store.

3. Gestiona tus contribuciones y retiros de tu cuenta de ahorros para la salud (HSA)

A pesar de que tienes hasta el 15 de abril de 2021 para hacer una contribución de 2020 a una cuenta de ahorros para la salud (HSA), como cualquier cuenta de ahorros, entre más pronto las abras y más tiempo de rendimiento vas a tener. La contribución máxima para 2020 es $3,550 dólares para aquellos con cobertura individual o $7,100 dólares para aquellos con cobertura familiar (más $1,000 adicionales si tienes 55 años o más para fines de 2020).

En comparación con los fondos de la FSA, los ahorros de la HSA son tuyos para usarlos en gastos médicos calificados en cualquier momento, sin preocuparte por alguna fecha de vencimiento.

4. Usa las recompensas de tu tarjeta de crédito

Hay algunas recompensas, como los puntos de viajes o millas aéreas, que pueden ser complicadas de usar; pero acercándote con tu emisor podrías descubrir las formas alternativas que tienes para canjearlos. Sin embargo, hay otro tipo de recompensas que podrías obtener sin tanta complicación y que podrían hacerte ahorrar dinero en algunas de tus compras.

5. Tener claros tus límites de crédito y tarifas anuales

Cerrar el año con lleva ciertos pagos que ahora más que nunca debes considerar para apartar tu dinero respectivo. Las tarjetas de crédito tienen tarifas anuales que en algunos casos puedes complementar con tus recompensas, pero que son inevitables que debas pagar.

Kiplinger señala que si el emisor de tu tarjeta ha reducido tu límite de crédito como medida de precaución durante la pandemia, considera solicitar que se restablezca un límite más alto. Eso ayudará a tu índice de utilización de crédito (el porcentaje de tu límite de crédito que has usado cada mes) y mejorarás tu puntaje de crédito.

6. Evita sorpresas tributarias en abril

Millones de estadounidenses solicitaron beneficios por desempleo este año. Si bien estos beneficios te pudieron ayudar en estos momentos, también podrían producir una factura tributaria inesperada.

Los beneficios de desempleo están sujetos a impuestos a nivel federal, y la mayoría de los estados también los gravan. La Ley CARES amplió los beneficios para incluir $600 dólares adicionales por desempleo a la semana hasta julio, y esos pagos también están sujeto a impuestos.

También te puede interesar: