Los 7 cambios que los estadounidenses están dispuestos a hacer para salvar el Seguro Social, según una consulta

El programa del Seguro Social es uno de los más queridos entre la comunidad estadounidense, por ello una encuesta reflejó lo que los trabajadores están dispuestos a hacer por mantener su existencia

El Seguro Social podría quedarse sin fondos en los próximos años; aquí las medidas que los votantes aceptarían para ayudar al programa.
El Seguro Social podría quedarse sin fondos en los próximos años; aquí las medidas que los votantes aceptarían para ayudar al programa.
Foto: Shutterstock

En los últimos años, se ha dicho que el Seguro Social se quedaría sin fondos en los próximos años. Las voces más fuertes estiman que en 2035 ya no tendría dinero para pagar los beneficios completos. Si bien evitar que eso suceda depende del Congreso, las iniciativas políticas buscarían aumentar los impuestos, reducir los beneficios o una combinación de ambos. Más allá de lo que los legisladores pudieran hacer, una consulta dio voz a los trabajadores, encontrando 7 cambios importantes que estarían dispuestos a hacer por mantener el programa más querido de Estados Unidos.

El Programa de Consulta Pública de la Universidad de Maryland realizó una encuesta con 2,545 votantes registrados entre el 11 de abril y el 15 de mayo. Según Steven Kull, director del Programa de Consulta Pública, las preguntas que se presentaron se hicieron como una simulación de formulación de políticas para saber qué tan de acuerdo y alineados están los votantes con ciertas propuestas legislativas.

Estos son los siete ajustes que los estadounidenses están dispuestos a hacer para mantener la sanidad del Seguro Social.

1. Aumentar el impuesto sobre la nómina del Seguro Social

Hay un apoyo del 81% de los votantes. 88% demócratas, 79% republicanos.

En 2022, los impuestos sobre la nómina del Seguro Social se aplican hasta $147,000 dólares en ingresos, un nivel que se ajusta cada año. Eso significa que las personas con altos ingresos pueden pagar impuestos sobre la nómina del Seguro Social solo una parte del año.

Una propuesta demócrata, la Social Security 2100: A Sacred Trust, presentada por el representante John Larson, demócrata por Connecticut, pide que se vuelvan a aplicar esos impuestos sobre la nómina para salarios de $400,000 dólares y más. Otro proyecto de ley propuesto por los senadores Bernie Sanders, independiente por Vermont, y Elizabeth Warren, demócrata por Massachusetts, exige un umbral de $250,000 dólares, más impuestos adicionales sobre las ganancias de capital y la inversión neta y los ingresos comerciales.

2. Reducir los beneficios para personas con altos ingresos

Hay un apoyo del 81% de los votantes. 86% demócratas, 79% republicanos.

Los jubilados más ricos generalmente reciben beneficios más grandes. Debido a que esto se debe a los créditos e ingresos recibidos durante 35 años de trabajo, este tipo de personas tienen mayores posibilidades de financiar su retiro con cuentas de jubilación como 401(k) e IRA, algo que el trabajador común no tiene. De efectuarse, se reduciría la cantidad de beneficios que recibe el 20% superior de los asalariados y reduciría el déficit del Seguro Social en un 11%.

3. Elevar gradualmente la edad de jubilación

Hay un apoyo del 75% de los votantes. 76% demócratas, 75% republicanos.

En una menor cantidad, la medida es apoyada por los votantes, aunque eso significa que 3 de 4 sí lo aprueban. El poco respaldo en comparación con las otras opciones es posible que se deba a que significaría que los beneficios de jubilación se entreguen a una edad mayor. Tal movimiento reduciría un 14% estimado del déficit.

Los aumentos a la edad de jubilación que se promulgaron en 1983 todavía se están implementando gradualmente en la actualidad. Para las personas nacidas en 1960 o después, la edad plena de jubilación es 67 años.

4. Aumentar el impuesto sobre la nómina

Hay un apoyo del 73% de los votantes. 78% demócratas, 70% republicanos.

En la actualidad, los empleadores y los empleados pagan cada uno un impuesto del 6.2% de los salarios, y aumentar esas tasas podría tener un gran impacto en la solvencia del programa. La simulación requería aumentar eso al 6.5%, lo que ayudaría a eliminar el 16% del déficit.

5. Subir el beneficio mínimo

Hay un apoyo del 64% de los votantes. 71% demócratas, 59% republicanos.

Debido a que hay personas que dependen únicamente de los beneficios del Seguro Social para obtener ingresos durante su jubilación, legisladores como Sanders y Warren han propuesto aumentar el beneficio mínimo. Sin embargo, la mala noticia es que si se sube el beneficio de $951 a $1,341 dólares, se aumentaría el déficit en un 7%.

6. Cambiar los cálculos del ajuste por costo de vida (COLA)

Hay un apoyo del 55% de los votantes. 59% demócratas, 55% republicanos.

Cada año, la Administración del Seguro Social recalcula los beneficios con base en el Índice de Precios al Consumidor del momento para que se ajuste a la inflación. Algunos expertos consideran que el CPI no es el mejor indicador de los costos que pagan los jubilados, por lo que sugieren que se reemplace la medida por el Índice de Precios al Consumidor para la Tercera Edad o CPI-E. Lo malo es que eso aumentaría el déficit en un 12%.

7. Aumento de los pagos para los beneficiarios mayores de 80 años

Hay un apoyo del 53% de los votantes. 56% demócratas, 53% republicanos.

Aumentar los beneficios para los beneficiarios mayores de 80 años en un 5% aumentaría el déficit en un 5%. Si bien los aumentos de beneficios no ayudarían a los problemas de financiación del programa, se espera que los jubilados puedan cubrir sus costos durante la duración de su jubilación.

También te puede interesar:

En la lucha porque no se agoten los fondos del Seguro Social: cuáles son las salidas
• Seguro Social: por qué la mayoría de los estadounidenses no alcanzarán los beneficios máximos al jubilarse
• Tres formas en las que un incremento del COLA del Seguro Social en el 2023 podría afectar a tu bolsillo en vez de ayudarlo